Breves
El intendente Melella había adelantado este nuevo pago la semana pasada, subrayando que “aunque todavía falta que nos envíen fondos anteriores, la decisión es nuestra, de la ciudad, y gracias a la sólida situación financiera que tiene el Municipio hemos podido cancelar certificados de obra para evitar nuevas demoras”.
El intendente Melella había adelantado este nuevo pago la semana pasada, subrayando que “aunque todavía falta que nos envíen fondos anteriores, la decisión es nuestra, de la ciudad, y gracias a la sólida situación financiera que tiene el Municipio hemos podido cancelar certificados de obra para evitar nuevas demoras”.

El Municipio depositó 13 millones de pesos más para planta potabilizadora

El Municipio de Río Grande a través de la Secretaría de Finanzas realizó un nuevo desembolso de $13.175.728,72 a la empresa Proalsa S.A. correspondientes a los trabajos del mes de marzo en la nueva planta potabilizadora de agua. El intendente Melella había adelantado este nuevo pago la semana pasada, subrayando que “aunque todavía falta que nos envíen fondos anteriores desde el Fideicomiso”.

Río Grande.- De esta manera, se continúa evitando la paralización de la obra tan fundamental para la ciudad, esperando el desembolso de los pagos por parte del Fideicomiso Austral.

Cabe recordar que en abril del año pasado, el Municipio de Río Grande, por decisión del intendente de la ciudad Gustavo Melella, logró la reactivación de la obra con recursos propios de la ciudad, como los 35 millones de pesos necesarios para la continuidad de los trabajos, fondos que luego fueron recuperados por el Municipio.

Desde entonces, la ciudad desembolsó un monto cercano a los 70 millones de pesos para garantizar el cumplimiento del cronograma y permitir los avances de la obra en los tiempos estipulados.

La planta se compone de las instalaciones donde se va a realizar el proceso de potabilización además de una cisterna ya finalizada de 5 millones de litros, la más grande que hay en la ciudad casi triplicando la capacidad de las existentes. Cuenta con un sistema de cañerías subterráneas de grandes dimensiones de casi el doble de tamaño de las que cuenta la planta actual y aportará el caudal necesario de agua potable para los próximos 30 años.

El intendente Melella había adelantado este nuevo pago la semana pasada, subrayando que “aunque todavía falta que nos envíen fondos anteriores, la decisión es nuestra, de la ciudad, y gracias a la sólida situación financiera que tiene el Municipio hemos podido cancelar certificados de obra para evitar nuevas demoras”.