Breves
Pablo Villegas, Legislador del Movimiento Popular Fueguino.
Pablo Villegas, Legislador del Movimiento Popular Fueguino.

El MPF propone utilizar fondos del FOGADEF para créditos por fuera del sistema bancario

“Ya es momento de empezar a actuar si no hay iniciativas legislativas por parte del Poder Ejecutivo”, disparó el legislador del MPF Pablo Villegas, crítico de la inacción del gobierno en materia de presentación de proyectos para dar solución a sectores críticos. Estima que en esta semana se va a definir la actuación de la Legislatura, y en lo personal opinó que deben trabajar, así como lo están haciendo desde cajeras de supermercados, a enfermeros y policías. Ayer dio a conocer un proyecto para destinar unos 30 millones del FOGADEF a créditos por fuera del sistema bancario para asistir a las PyMEs, con una tasa simbólica del 12%.

Río Grande.- El bloque del MPF presentó ayer un proyecto que busca modificar la ley provincial N° 1.226, por la que se creó el Fondo de Garantía para el Desarrollo Fueguino (FOGADEF). La iniciativa pretende que el 60% de los recursos que integran este fondo de riesgo, sean afectados “al otorgamiento de préstamos por fuera del sistema”.

Por Radio Provincia, el presidente del bloque, Pablo Villegas dijo que “esta cuarentena provoca que los comercios tengan cerradas las puertas y genera consecuencias disvaliosas, poniendo a muchos comerciantes y empresas en la situación de no poder pagar salarios, ni alquileres, ni servicios, ni poder hacer frente a cheques ya girados para reponer mercadería o reponer insumos. Esta realidad tiene que ser abordada de la manera más inteligente posible por parte del Estado provincial, haciendo uso de distintas herramientas financieras ante este marco extraordinario que se da”.

“Desde el bloque del MPF entendemos que estas sumas millonarias que están afectadas al FOGADEF, que es el fondo de garantías de desarrollo fueguino, que están inmovilizadas, pueden llegar a ser utilizadas por el Estado provincial para el otorgamiento de préstamos por fuera del sistema bancario, con un plazo de gracia mínimo de 6 meses y a una tasa simbólica del 12% anual”, detalló de la propuesta.

Recordó que “la Constitución de la Provincia estableció un Estado moderno y un modelo económico donde sobresale el principio de subsidiariedad de la no intervención estatal en el ámbito privado, pero deja abiertas algunas puertas al Estado provincial para la promoción y fomento de la actividad económica. Un ejemplo claro es el artículo 72 de la Constitución Provincial, que determina que las utilidades del BTF, que le corresponden al Gobierno, en un 50% como mínimo deberán ser canalizadas al desarrollo económico genuino de la provincia, privilegiando las micro, pequeñas y medianas empresas”.

“La Legislatura en 2018 sancionó la ley 1226, que creó el FOGADEF, con el objetivo básico de otorgar garantías a las pymes, para que puedan acceder al crédito. La realidad indica, frente a esta situación extraordinaria, que las líneas de crédito ofrecidas por la banca privada y estatal no son accesibles en su mayoría a un amplio universo de comerciantes y pequeños empresarios”, manifestó.

Según datos de CAME, sólo el 3% ha podido acceder a las líneas de crédito bancarias. “Es un número que no representa una solución concreta a los problemas de la gente. Más allá de la predisposición de las autoridades del gobierno provincial y del BTF, es un número mínimo el que puede acceder a esas líneas de crédito, tienen que tener una carpeta ejemplar, y además tienen que ser afectados exclusivamente al pago de salarios, cuando hay necesidades de otras características, como pagar alquileres y reponer mercadería e insumos, pagar servicios y cheques que están devueltos. Este marco que obliga a los comercios a permanecer cerrados tiene que ser acompañado de manera adecuada y oportuna por parte del Estado provincial. Por eso hemos tomado la decisión de presentar este proyecto de ley, porque por información extraoficial que tengo, hay más de 50 millones afectados al FOGADEF para otorgar garantías a pymes para que puedan tener créditos, pero eso en la realidad se les hace imposible”, aseveró

“Hemos propuesto que un 60% de esa masa de recursos sea destinada al otorgamiento de préstamos por fuera del sistema bancario, para acompañar de manera efectiva a los comerciantes y pequeñas empresas que lo necesitan. Esos recursos no están en el sistema bancario y, en función del decreto reglamentario 2328 del año 2018, están afectados al FOGADEF como un fondo de riesgo, para otorgar garantías a las pymes. Esos fondos pertenecen al gobierno y tienen un destino. Hoy resulta un verdadero pecado tener inmovilizada semejante suma de dinero cuando en realidad el acceso al crédito no es posible para quienes pretendemos beneficiar”, planteó.

El proyecto prevé modificar una cláusula transitoria hasta el 31 de diciembre para atender estas situaciones. “Por información de pequeños comerciantes y medianas empresas, el FOGADEF no les resulta útil porque no tienen posibilidad de acceder a los créditos. Son recursos de afectación específica que no pueden ser destinados al pago de salarios, de servicios u otro gasto y tienen que destinarse a promover la actividad económica. El decreto reglamentario destina la totalidad del 50% de las utilidades del banco a constituir este fondo de riesgo. Quien trabaja en la actividad privada y expone su capital, genera el pago de tributos, genera puestos laborales y una mayor circulación de riqueza, que de una u otra manera se vuelca en la vida diaria de todos nosotros, por eso estamos planteando este proyecto con carácter extraordinario, hasta el 31 de diciembre de este año, con la posibilidad de destinar hasta un 60% para no anular del todo el FOGADEF”, expuso Villegas.

 

Ejecutivo sin propuestas

 

Serían alrededor de 30 millones para otorgar préstamos por fuera del sistema bancario, a tasa preferencial y la iniciativa no fue previamente consensuada con el Ejecutivo: “Este es un trabajo netamente legislativo, porque uno habla con distintos actores sociales, con comerciantes, y no queremos ser ciegos, sordos y mudos ante una realidad que nos golpea todos los días. Personalmente he tenido paciencia y una gran prudencia para esperar que el Poder Ejecutivo Provincial presente una batería de iniciativas legislativas y al día de la fecha eso no ha ocurrido. De hecho no hay ninguna iniciativa”, cuestionó.

“Hemos trabajado dos proyectos de ley más con legisladores de otros bloques que fueron puestos en conocimiento de las autoridades del Ministerio de Economía de la provincia, uno es la prórroga de la emergencia comercial para frenar ejecuciones por deudas tributarias, otro tiene que ver con la ley 1210, que es la prórroga de la moratoria que se sancionó en diciembre pasado. No lo presentamos formalmente nosotros, a la espera de que la iniciativa fuera del gobierno provincial, porque ya lo había anunciado. Soy un actor con responsabilidad política y he sido prudente todo este tiempo, esperando iniciativas de quienes tienen que conducir esto, que es el Poder Ejecutivo, pero no las ha tenido”, reiteró.

“Yo transmití hace un tiempo esta idea a la vicegobernadora, que a su vez la ha transmitido al equipo económico, pero la realidad es que al día de la fecha no hay nada. Hay mucha gente en una situación muy complicada y tenemos que actuar en consecuencia, con medidas extraordinarias como la que estamos proponiendo”, subrayó.

Frente a este cuestionamiento al gobierno, siendo parte de la alianza, manifestó que “en una coalición de gobierno no necesariamente tenemos que pensar todos del mismo modo. Por ahí hay alguno que está convencido que no es necesario que los legisladores sesionemos en estos tiempos, y yo opino todo lo contrario. Si estamos obligando a trabajar y exponerse a una cajera de un supermercado, a un policía o a un enfermero, creo que los legisladores también lo tenemos que hacer. El Poder Ejecutivo ha tenido un tiempo prudente para presentar proyectos de ley con trámite de urgencia para que, si no es necesaria una sesión, puedan ser sancionados de hecho, pero no ha habido nada de eso. En consecuencia, uno ya tiene que salir a la luz para empezar a proponer ideas que pueden ser mejorables, porque uno no se cree el dueño de la verdad, pero hay que proponer algo de manera concreta. En lo personal estoy convencido de que este proyecto puede favorecer de manera adecuada a quienes todos los días exponen su capital en una situación de riesgo”, sentenció.

Aseguró que “entre los legisladores estamos en contacto permanente y muchos proponen distintas alternativas de manera informal a distintos funcionarios del gobierno. Todavía no está definida la actuación del Poder Legislativo frente al proyecto presentado por la UCR, que es interesante y es una propuesta más tendiente a intervenir de manera positiva en esta realidad que nos golpea a todos. Yo hablé sobre esto con distintos legisladores y esperamos que en el transcurso de esta semana podamos tener novedades, sobre todo porque el Presidente ha informado que no hay fecha cierta para que esta situación se empiece a regularizar y se deje sin efecto el aislamiento social obligatorio”, dijo.

“Yo estoy hablando con legisladores de los distintos partidos para ver cómo vamos a actuar en el corto plazo, porque se requieren acciones para colaborar con los más vulnerables del sector privado. Seguramente esta semana vamos a definir cuál va a ser la actuación del Poder Legislativo en el corto plazo. Todos los legisladores han acompañado todo este tiempo con prudencia pero creo que ya es momento de empezar a actuar, si no hay iniciativas legislativas por parte del Poder Ejecutivo”, concluyó.