Breves
“A nivel nacional tiene que empezar a mejorar Argentina rápidamente para recomponer el poder adquisitivo y recomponer el empleo”, planteó el ministro de Industria Ramiro Caballero.
“A nivel nacional tiene que empezar a mejorar Argentina rápidamente para recomponer el poder adquisitivo y recomponer el empleo”, planteó el ministro de Industria Ramiro Caballero.

El ministro Caballero reclamó hechos claros a Nación

El ministro de Industria Ramiro Caballero dio cuenta de las acciones de la provincia para generar empleo y diversificar producciones, pero lo condicionó a medidas claras que debe tomar la Nación, para mejorar el poder adquisitivo y recuperar puestos de trabajo perdidos. “En 2017 tiene que haber respuestas concretas”, sentenció, reconociendo el perjuicio de la apertura de importaciones. Una medida concreta que reclamó es que el gobierno nacional termine con el contrabando de celulares, que representa el 30% de la producción fueguina.

El ministro de Industria Ramiro Caballero fue consultado por FM del Pueblo sobre las expectativas para el 2017, y como principal condición puso una mejora en la economía del país, que depende de “hechos claros” de parte de Nación.

“A nivel nacional tiene que empezar a mejorar Argentina rápidamente para recomponer el poder adquisitivo y recomponer el empleo. Tiene que haber hechos claros no solamente de las provincias sino de la Nación misma, con una mejora de las condiciones laborales para todos los trabajadores actuales y para todos los que han quedado cesantes en 2016”, planteó.

“En el caso de la provincia, hemos tenido distintas situaciones que hemos batallado. Todos los meses tuvimos embates mediáticos, pero en el sector industrial promocionado, que incluye electrónica, textil y plásticos, el empleo rondó un promedio de 12.400 trabajadores. Sobre fin de año finalizaron contratos, hubo jubilaciones, IFSA finalizó la producción y no va a recomponerse en 2017, además los números empiezan a bajar en noviembre y diciembre por contratos que finalizan”, sintetizó del cierre del 2016.

De cara al nuevo año, “se tiene que notar un cambio –subrayó-. Las provincias mismas deben impulsar políticas y nosotros las estamos llevando adelante, viendo de qué forma diversificamos las producciones, pero en 2017 tiene que haber respuestas concretas. El estado nacional debe empezar a generar hechos concretos para mejorar la economía del país, para que se incorpore como premisa fundamental que el sector laboral empiece a crecer y mejorar”, insistió el funcionario.

Observó que “ya no solamente hay crisis industrial, sino también comercial y todos los sectores tienen que empezar a mejorar. Nosotros hemos hecho propuestas de mejoras y hemos conseguido algunos hechos concretos. Prevemos una mejora en los primeros tres meses en el tema de audio, que cayó mucho en los últimos años. Con el sector automotriz la expectativa nacional y la nuestra es que empiece a mejorar un poco Brasil y nosotros ser complementarios de ese sector; y vemos una mejora tal vez pequeña que nos va a impactar”, confió.

Espera “desarrollar nuevos productos en nuestra provincia, con proveedores propios u otros que vengan a radicarse” y ver “de qué manera pueden crecer las producciones ya existentes”.

 

El perjuicio de la importación

 

Reconoció el impacto negativo de la apertura de importaciones, dado que “hay empresas a nivel nacional que traen todo importado, inclusive sistemas de aire acondicionado, y queremos ver cómo incorporan bienes fueguinos. Sobre marzo vamos a presentar un proyecto y van a venir algunas empresas acá. Pero debe mejorar la política nacional, debe mejorar el país y que el argentino se incorpore al ámbito laboral y tenga poder adquisitivo”, volvió a reclamar.

El ministro aspira a “hacer una presentación conjunta en nuestra provincia y en Brasil de portales de información de industria en ambos lugares. Pretendemos que se resguarde la producción nacional y lo hemos hablado con distintos referentes del Ministerio nacional de la Producción. Personalmente he hablado todo el año para ver cómo mejoramos las condiciones. Sabemos lo que va a suceder con las computadoras y empezamos algunas negociaciones el año pasado para que las personas que pierden el empleo en ese sector puedan incorporarse en otros sectores inclusive comerciales de Río Grande, a través de un programa de Transformación Productiva que tiene el estado nacional, que subsidia y acompaña a los trabajadores”, informó.

No obstante señaló que “son paliativos del momento y queremos que rápidamente se pueda generar empleo”.

 

Las perspectivas

 

Caballero estimó que “en el primer trimestre de este año vamos a estar con un promedio de 10.500 trabajadores. La expectativa es recuperar rápidamente los puestos de trabajo, no solamente por la situación laboral industrial de nuestra provincia, sino para incorporar nuevas promociones y para que el empleo se empiece a equilibrar. Esto está sujeto a que no decaigan las condiciones económicas en el país”, remarcó.

 

No más contrabando

 

Aseguró que “de a poco está mejorando la producción de celulares” y anunció que “se va a abrir a fines de febrero alguna línea de producción en Río Grande. Es un producto que genera buen empleo y servicios, además hay recaudación provincial cuando mejoran las producciones”.

Igualmente reiteró que “no solamente el sector industrial promocionado tiene inconvenientes hoy sino todos los sectores de la provincia, por eso hay que trabajar con todos y tomar medidas concretas. Todavía no podemos lograr recuperar el empleo promedio del año pasado, que pretendo se logre en estos primeros tres meses. Y le he solicitado al estado nacional que resuelva rápidamente el ingreso ilegal de celulares a la Argentina, que afecta al fisco nacional y las producciones en la provincia”, enfatizó, ante el contrabando que no frena el estado nacional.

“El año pasado ingresaron en forma irregular tres millones de celulares y ronda el 30% de los celulares que se fabrican en la provincia. Es un pedido concreto que hemos hecho y esperamos que las medidas se tomen a partir de marzo”, manifestó.

“Debemos hacer los mayores esfuerzos para que vuelvan los niveles de empleo que tuvimos en algún momento y para que mejoren las condiciones de inversión para la provincia, de estabilidad para el trabajador y empiecen a equilibrarse las producciones”, sentenció.

 

IFSA y subsidios

 

Consultado sobre los subsidios a los trabajadores cesantes de IFSA, explicó que “sobre fines del año pasado hablamos con la compañía y con el estado nacional para compensar esta situación. El programa de Transformación Productiva estaba en su inicio y se estaba reglamentando, y logramos que la empresa IFSA se inscribiera en el programa, para contener a todos los trabajadores. Estando en ese programa, por seis meses se les da parte del salario que percibían y, si una nueva empresa necesita personal, puede tomar ese trabajador y tiene un beneficio la compañía, porque se le da parte del salario y los aportes patronales por nueve meses”.

“Trabajamos con algunos sectores de Río Grande y hay una estación de servicio que tomó trabajadores de IFSA. Inclusive algún trabajador que se iba de nuestra provincia se incorporó en una empresa de otro lugar del país. Esto ha sido muy de a poco y tiene que ser impulsado más fuertemente, pero hay que mejorar las condiciones de empleo, porque si no se genera empleo es muy difícil la aplicación del programa”, concluyó el funcionario.

 

Fuente: Diario Provincia 23.