Breves
Romero explicó que el “Ministerio debe tener injerencia y un poder de veto en los certificados de aprobación de los productos que se fabrican en Tierra del Fuego, ya que se ve dificultoso lograr que las empresas cumplan con sus trabajadores antes de exportar los productos”.
Romero explicó que el “Ministerio debe tener injerencia y un poder de veto en los certificados de aprobación de los productos que se fabrican en Tierra del Fuego, ya que se ve dificultoso lograr que las empresas cumplan con sus trabajadores antes de exportar los productos”.

“El Ministerio de Trabajo de la provincia debería tener poder de veto en el Área Aduanera Especial”

En reiteradas ocasiones los trabajadores han manifestado su angustia o incertidumbre respecto de la continuidad productiva y laboral de las empresas amparadas bajo el subrégimen de la Ley 19.640, tales los casos de las empresas industriales como Textil Río Grande S.A. y Ambassador Fueguina. El ministro de Trabajo Marcelo Romero explicó que el “Ministerio debe tener injerencia y un poder de veto en los certificados de aprobación de los productos que se fabrican en Tierra del Fuego, ya que se ve dificultoso lograr que las empresas cumplan con sus trabajadores antes de exportar los productos”.

Río Grande.- El Ministro de Trabajo y Empleo de la Provincia Marcelo Romero, refiriéndose a la empresa textil explicó que “lo que manifiestan los trabajadores es así. No hay certidumbre respecto del futuro de la empresa; no hay nadie en la ciudad de Río Grande, de parte de la empresa, con poder decisorio que determine qué es lo que pueda pasar con la misma; y las condiciones que se establecen con los retiros voluntarios con temas legales poco claros, y el abono de las cuotas que no dan garantía de que se completen en el tiempo. Y esto genera malestar en los empleados ya que cuentan con mucha antigüedad en la empresa. Tampoco quieren renunciar porque se sienten que les corresponde una indemnización por ley. No obstante, pretenden saber a ciencia cierta qué es lo que les deparará el futuro.”.

“Textil Río Grande viene desde hace tres años y medio a esta parte con conflicto. Desde el concurso de acreedores, con distintas situaciones económicas. Ha perdido licencias para la confección de los géneros que algunas marcas deportivas de reconocimiento mundial que le habían otorgado en su momento. Ha ido incumpliendo sus responsabilidades laborales. También fue asistida por el Gobierno Nacional proveyéndosele los ATP; El Gobierno Provincial también acudió a dar respaldo para no llegar al desempleo de los trabajadores; La Legislatura en su conjunto y la Diputada Nacional (Mabel) Caparrós contribuyeron para este fin. Pero la empresa no cuenta con futuro cierto”, agregó Romero.

En este sentido, el ministro comentó que se está esperando algún tipo de desenlace respecto del reclamo de los trabajadores. “Cada vez que los trabajadores deciden acudir a la justicia, esto se ve interrumpido porque aparecen soluciones extraordinarias de manera sorpresiva por parte de la textil, generando demoras al trabajador que no encuentra solución alguna al abono de su salario y de la continuidad laboral, por no contar con datos claros y precisos de la situación”.

Por otro lado, referente al conflicto con Ambassador Fueguina S.A. de Ushuaia, que se encuentra en similar situación que Textil Río Grande, en cuanto a la situación de sus 60 trabajadores el Ministro comentó: “La situación de esta empresa es similar a la Textil Río Grande en cuanto a la incertidumbre laboral. La misma no cuenta con autoridades locales que decidan.”. Al respecto el Ministro de Trabajo y Empleo de la provincia remarcó que “también se inmiscuyen asuntos gremiales poco claros de parte de la UOM Ushuaia con sus representados”.

El Gobierno Provincial a través del Ministerio de Producción autorizó al grupo  NewSan a asignar trabajo mediante el sistema de fasón para que Ambassador pudiera contener a la totalidad de sus trabajadores que asignará trabajo a dicha fabrica a fin de contener la situación de los trabajadores, y destacó: “que siendo la idea primigenia dar este fasón en el que también interviene el sindicato, para darle trabajo a todos los trabajadores, sólo llamó a reintegrarse a 40, no entendemos por qué y quién tomó la decisión de quiénes no prestarán servicio, dando perjuicio a lo acordado y solicitado”.

A raíz de estos conflictos de difícil solución, el Ministro expresó que “el Ministerio de Trabajo y Empleo de la Provincia debiera, independientemente de quién esté como titular de dicha cartera, tener poder de veto en el área aduanera especial, todo lo que sea en materia laboral y salarial. Mi experiencia en esta cartera junto a mis 36 años de residencia en Tierra del Fuego, me indican que es la única forma de dar certidumbre a los trabajadores y respaldarlos. Ya que las empresas exportan los productos y hacen negocio aún cuando tienen deudas con los trabajadores” enfatizó Romero.

En ese contexto, Romero explicó que el “Ministerio debe tener injerencia y un poder de veto en los certificados de aprobación de los productos que se fabrican en Tierra del Fuego, ya que se ve dificultoso lograr que las empresas cumplan con sus trabajadores antes de exportar los productos”.