Breves
El responsable de Aeropuertos Argentina 2000 Alberto Luna se refirió al problema de la laguna Seca y a las dificultades que en muchas situaciones le está generando al aeropuerto para poder operar.
El responsable de Aeropuertos Argentina 2000 Alberto Luna se refirió al problema de la laguna Seca y a las dificultades que en muchas situaciones le está generando al aeropuerto para poder operar.

“El jueves pasado tuvimos que cerrar el aeropuerto”

Así lo aseveró el representante de Aeropuertos Argentina 2000 en Río Grande, Alberto Luna, señalando la grave problemática que genera la laguna Seca a distintos sectores de la ciudad. Indicó que por el “polvo suspendido en el aire se tuvo que cerrar el aeropuerto el pasado jueves y desviar un avión sanitario a la ciudad de Ushuaia”. Reveló que desde el “año 1999 hay estudios de este tema, y aún seguimos dando vueltas, lo cual es una tomada de pelo”.

Río Grande.- El responsable de Aeropuertos Argentina 2000 Alberto Luna se refirió al problema de la laguna Seca y a las dificultades que en muchas situaciones le está generando al aeropuerto para poder operar.

En tal sentido señaló que “este es un tema que en muchas situaciones nos complica bastante, sin ir más lejos el último jueves tuvimos que cerrar el aeropuerto por el polvo que estaba en suspensión, y eso obligó a un Lear Jet sanitario que venía a Río Grande desde aeroparque a irse a la ciudad de Ushuaia, es decir venía a buscar a una persona que necesitaba ser evacuada, por lo cual el aeropuerto no pudo operar”.

Puntualizó que el “polvo perjudica a las turbinas de los aviones, es un polvo abrasivo que a la larga termina perjudicando a las turbinas, y las compañías aéreas van a poner sus ‘peros’ y no van a querer operar”.

Luna resaltó que es “un tema que viene desde tanto años que nadie hasta el momento pone la plata que se necesita para solucionar el tema, solo son promesas, o buscar una solución inmediata, pero como esto ocurre solamente muy pocos días al año, después se olvidan, se hacen reuniones en esta época del año, pero después continua el año y no sucede nada, yo vengo con reuniones desde el 1999, hay estudios desde esa época, y seguimos dando vueltas, lo cual es una tomada de pelo”.

Respecto a cuanto se perjudica al aeropuerto con este tipo de situaciones, dijo que “no pasa con la pérdida monetaria del aeropuerto en si, pasa porque es necesario como puede ser el aterrizaje de un avión sanitario, o los aviones comerciales que deben de trasladar a los pasajeros, teniendo en cuenta que todos sabemos que somos aerodependientes”.

Por tal motivo dijo que “perder un avión significa un trastorno grande para el pasajero, teniendo en cuenta que puede tener turnos médicos, o conexiones con otros aviones, entonces es una problemática que debemos de tomarla en serio, y no podemos seguir paveando con estas cosas”.

El representante de Aeropuertos Argentina 2000 remarcó que “nosotros venimos a buscar soluciones, no a aportar soluciones, la solución no pasa por nosotros, somos uno de los afectados, como todos aquellos barrios que reciben el polvo en su casa, la gente que tiene asma, la gente que tiene problemas respiratorios, todo eso es perjudicial para el pueblo, debemos pensar en la gente, y dentro de todo el aeropuerto es un servicio que la gente no puede tener por culpa de este polvo”, concluyó Luna.