Breves
Este domingo 19 de febrero en el Paseo de las Rosas de la ciudad de Ushuaia el IPRA junto a ARAF organizaron una gran ‘Caninata’ con el fin de crear conciencia sobre la tenencia responsable de mascotas.
Este domingo 19 de febrero en el Paseo de las Rosas de la ciudad de Ushuaia el IPRA junto a ARAF organizaron una gran ‘Caninata’ con el fin de crear conciencia sobre la tenencia responsable de mascotas.

El IPRA y ARAF organizaron una gran ‘Caninata’ en Ushuaia

El Instituto Provincial de Regulación de Apuestas y la asociación protectora ARAF llevaron adelante este domingo una importante movilización de vecinos y sus mascotas en la gran ‘Caninata’ para concientizar sobre la tenencia responsable y el bienestar animal. El titular del IPRA Abel Galeano resaltó que “cuidar a nuestra mascota, es cuidar a la familia” y recomendó que “hay que mantenerlas bien, se debe velar porque tenga una buena alimentación y mucho cariño”.

Este domingo 19 de febrero en el Paseo de las Rosas de la ciudad de Ushuaia el IPRA junto a ARAF organizaron una gran ‘Caninata’ con el fin de crear conciencia sobre la tenencia responsable de mascotas.

Se dio cita  gran cantidad de  personas que junto a sus mascotas disfrutaron de una linda tarde en ciudad capital.

El IPRA y su presidente Abel Galeano agradecieron la participación de los Bomberos Voluntarios de la ciudad de Ushuaia como así también a la Gendarmería Nacional, instituciones que brindaron una pequeña charla y también sumaron sus perros de rescate y prevención a la caminata.

 

“Cuidar a nuestra mascota, es cuidar a la familia”

 

Abel Galeano resaltó que “cuidar a nuestra mascota, es cuidar a la familia” y recomendó que “hay que mantenerlas bien, se debe velar porque tenga una buena alimentación, que no le falte el agua, hay que brindarles cariño y en el caso de los perros, no dejarlos sueltos en la vía pública; si se sale con ellos, tiene que ser con una correa y también llevar la bolsita para recoger sus excreciones, eso es responsabilidad social”, destacó el presidente del IPRA.

 

La adopción de mascotas es una responsabilidad

 

Cabe destacar que las entidades protectoras de animales resaltan que las mascotas merecen afecto, cuidados y la protección necesaria para su bienestar, el de su entorno familiar y el de la comunidad a la que pertenecen.

Tenencia responsable de animales “es la condición por la cual una persona tenedora de un animal, asume la obligación de procurarle una adecuada provisión de alimentos, vivienda, contención, atención de la salud y buen trato durante toda la vida, evitando asimismo el riesgo que pudiere generar como potencial agresor o transmisor de enfermedades a la población humana, animal y al medio ambiente”.

Vacunar anualmente y desparasitar cada 6 meses con antiparasitarios de amplio espectro, de esta manera se previenen enfermedades propias de las mascotas, así como las transmitidas a las personas (zoonosis). La vacunación antirrábica es obligatoria por ley.

Alimentación adecuada: el alimento balanceado es lo más recomendable ya que equilibra todos los nutrientes necesarios.

Es importante entregarle afecto y un espacio de desarrollo adecuado. Compartir espacios de juego, afectos y hábitos familiares. De esta manera se fomenta la confianza de las animales.

Mantener limpia a la mascota, tanto como el lugar donde habita y los recipientes que utiliza para alimentarse. Recoger sus deposiciones. No olvidar suministrarle agua en abundancia. Se deben higienizar como mucho una vez al mes, ya que su piel presenta secreciones necesarias para la salud de su cuerpo.

Llevarlo en forma periódica al veterinario para mantener un adecuado estado de salud.

Aplicar productos para la prevención de pulgas y garrapatas cada 30-45 días. No sólo evita éstas patologías sino también la transmisión de parásitos internos.

Los propietarios no deben permitir que sus mascotas deambulen sueltas. Éstas siempre deben estar acompañadas por su dueño y éste lo debe llevar sujeto con correa, y bozal en el caso de perros agresivos.

En el caso de las hembras en celo, se debe evitar que salgan de sus hogares.