Breves
La situación de pandemia “nos deja en la incógnita de hasta dónde nos relajamos o hasta dónde dejamos de tener estas conductas preventivas y seguir en este camino”, confió el Dr. Javier Barrios, Secretario de Gestión de Sistemas Sanitarios de la provincia.
La situación de pandemia “nos deja en la incógnita de hasta dónde nos relajamos o hasta dónde dejamos de tener estas conductas preventivas y seguir en este camino”, confió el Dr. Javier Barrios, Secretario de Gestión de Sistemas Sanitarios de la provincia.

El Gobierno espera el pico de la pandemia

El Secretario de Gestión de Sistemas Sanitarios de la provincia, Dr. Javier Barrios, advirtió que “más allá de los buenos resultados que tenemos y el aliento que nos estamos dando entre nosotros, el Coronavirus no respeta límites y se propaga por las fronteras. Si bien hemos minimizado su impacto, podemos llegar a tener más contagiados. La idea es que si aparecen más infectados con COVID-19, nos de el tiempo necesario para que el sistema de salud reaccione”. Auguró que el sistema sanitario fueguino “responderá bien” y que “tarde o temprano se solucionará cuando se encuentre una vacuna efectiva”.

Río Grande.- El Secretario de Gestión de Sistemas Sanitarios del Ministerio de Salud de la Provincia de Tierra del Fuego, Dr. Javier Barrios, fue entrevistado por FM La Isla, donde fue consultado sobre la situación de la pandemia del COVID-19 en Tierra del Fuego.

“Lo que estamos viendo nosotros dentro de la pandemia, es que por ahí se refleja un pequeño éxito y es que podemos mitigar el efecto de ola que se vivió en otros países y en otros continentes como una enfermedad que arrasó con todo. Nosotros, la Argentina y particularmente Tierra del Fuego, pudimos controlar esto, en base a la conducta de la población”, introdujo.

Entendió que este tiempo, “nos permitió prepararnos desde el sistema de salud, que si bien no era el óptimo ni hoy tampoco, tratamos de mejorarlo lo más que se puede y estar preparados para ese famoso pico de la curva que hasta ahora no llegó porque lo llegamos a achatar bastante”.

Confió que “eso nos da una sensación de alegría entre comillas porque a pesar de que hay casos positivos en la provincia, casi la totalidad fue tratada en su domicilio con un cuadro leve a moderado y muy poca gente, contada con los dedos de la mano, han tenido gravedad con lo cual el sistema ha respondido y por suerte hoy están curados del Coronavirus y están reponiéndose de las secuelas que les dejó la enfermedad”.

Aseguró que “todo esto nos da cierta satisfacción, no solo al sistema de salud, sino a la sociedad en general, pero también nos deja en la incógnita de hasta dónde nos relajamos o hasta dónde dejamos de tener estas conductas preventivas y seguir en este camino”.

Admitió que “la sociedad está pidiendo flexibilización y abrir más actividades y uno piensa muchas veces hacia dónde nos movemos”.

El secretario de la cartera sanitaria destacó que el sistema de salud estuvo a la altura para afrontar a la pandemia y agradeció a todo el personal, además de a otras instituciones, como las fuerzas de seguridad, transporte, la industria alimentaria, entre otros actores. “Nos ayudaron a llevar esta contingencia del Coronavirus; todos entendieron el mensaje y fueron solidarios entre sí, para con nosotros y la comunidad”, dijo.

Asimismo resaltó al sector privado de salud y a los municipios “que tienen su aporte en materia de salud” y a otros sectores que aportan desde otro ámbito (logística, transporte, seguridad, recursos) “que nos ayudan desde un lugar secundario y nos permiten a nosotros dedicarnos de lleno a la salud”.

Sobre este punto añadió que “se han elaborado estrategias, se ha hecho un plan de contingencias que presentó el Gobernador y se han distribuido en etapas en caso que se produzca el pico con la ola de enfermos y se ha establecido –en estas etapas- cómo ir administrando los recursos, tanto estatales como públicos, y todos entendieron cuál era el mensaje”, sintetizó.

Destacó que el aislamiento entre ciudades contribuyó a evitar la propagación de la pandemia. “Fue un primer freno en la primera etapa que nos dio tiempo, como nos dio tiempo dentro del sistema de salud esperando ese pico que todavía no vino, pero que estamos preparados por si llega”.

Agregó que “en algún momento debemos nuevamente transitar por la provincia por cuestiones familiares, de amistades, de salud o propias del trabajo y el tema es mantener la higiene, la limpieza, guardar las distancias entre personas, no compartir el mate, no abrazarnos y así empezar a cambiar de hábitos. Si entendemos eso, creo que las otras actividades podemos llevarlas adelante sin ningún problema”.

 

Costumbres argentinas

 

“Estamos andando sobre una nueva línea donde tenemos que ver dónde nos relajamos y dónde ajustamos más. Esta es una nueva enfermedad nueva, hace unos cuatro meses que está y así como en otros lugares explotó y lo explotó mal y no lo pudieron contener, a nosotros nos dio tiempo de ver esa película y ordenarnos un poco y tener otro impasse diferente y también esto nos deja fuera de contexto en decir hacía dónde vamos, porque en realidad no sabemos si estamos prolongando más esta situación para más adelante o verdaderamente la enfermedad empezó a mermar un poco y estamos en otra etapa de la enfermedad o de la virulencia de esto y si realmente va a ser menos caóticos que en otros lugares”, reconoció Barrios.

Agregó que “eso no quita que las costumbres argentinas, especialmente las fueguinas, van a tener que cambiar porque esto es un click”.

Justamente este lunes el funcionario visitó una de las industrias “para ver esto, en cuanto al aggiornamiento para ver cómo podemos empezar a aplicar la flexibilización; y hablamos con los operarios, con los delegados y la gente de recursos humanos porque uno tiene la visión de que tiene que ver una autoridad diciéndole a la persona ‘no te toques la cara, lavate las manos, estornudá acá’, pero cuando salen de la fábrica vuelven a la casa, tiene que seguir con esta conducta y no esperar a que una autoridad superior, el Ministerio de Salud se lo tenga que estar recomendando, sino que tiene que incorporarlo como medida de autoprotección y cuidado de las otras personas del entorno”.

Asimismo, recordó que hay que evitar compartir mates, los abrazos o besos. “Son cuestiones que vamos a tener que empezar a cambiar y el hecho de que no abracemos no significa que no queramos a una persona, al contrario, le estamos diciendo que te quiero más y es para cuidarnos”, volvió a recomendar.

 

Sistema de salud a prueba

 

Para el funcionario provincial “lo que vimos previo a la pandemia dentro del sistema de salud, fue poder ver la realidad del mismo de antemano; tener tres meses antes de asumir el gobernador Gustavo Melella, poder ver, interiorizarnos y tratar de reordenarnos para encarar una nueva gestión; en cuanto a los recursos que existían, tratar de efectivizarlos y mover algunas piezas como para que sea lo más práctica su función y cuando quisimos aplicar esa esquemática que teníamos delineada, nos sobrevino la pandemia y obviamente nos tuvimos que rearmar nuevamente ”.

Barrios elogió que “todos los actores lo entendieron porque justo en el momento en que empezó el Coronavirus, nosotros habíamos llegado a algo importantísimo que fue el cierre de las paritarias, que fue un logro muy grande, ya que tras muchas charlas y conversaciones se llegó al punto de inicio de muchas cuestiones más, en cuanto al mejoramiento del sistema de salud y cuanto mejor ande el sistema, mejor respuesta va a tener la comunidad”.

 

“El sistema de salud es uno solo”

 

El Dr. Barrios observó que “tenemos recursos muy buenos, tanto humanos como científicos y esta pandemia sin dudas nos permite afianzar esa visión que tiene el gobernador Gustavo Melella de que la salud es pública, una sola y la integra el sector público como el privado. La idea es no competir uno con otros sino complementarnos en un sistema, no competir si uno tiene el mejor instrumento científico o el mejor profesional, sino actuar articuladamente en beneficio de la comunidad”.

Agregó que “obviamente los recursos económicos son importantes. Hoy nosotros tenemos dos polos bien definidos en lo que es salud: Río Grande y Ushuaia y tenemos una ciudad que está en pleno crecimiento que es Tolhuin donde también tenemos que brindar una respuesta que deje de ser un centro de salud y empiece a tener su propia identidad también”.

 

Escasez de profesionales médicos

 

El Secretario de Gestión de Sistemas Sanitarios admitió que “dada esta situación de pandemia es muy difícil conseguir profesionales, nos estamos manejando con los que tenemos en la provincia. Nosotros estamos en plena actividad como en los otros lugares del país por lo que el recurso humano no se va a mover y es bastante complicado”.

Agregó Barrios que “fuera de lo que es el Coronavirus, nosotros ya teníamos una estrategia en cuanto a la incorporación del recurso humano en función de las necesidades que tiene la población, eso ya estaba más o menos planificado en el Ministerio –hay otra Secretaría que se encarga de eso-; pero tendríamos que ver después qué nos deja el COVID-19 para seguir”.