Breves
El candidato a rector de la Universidad de Tierra del Fuego, Daniel Fernández, además Director del Instituto de Ciencias Polares, Ambiente y Recursos Naturales, dialogó con Radio Provincia respecto de cómo se lleva adelante la tarea en la pandemia.
El candidato a rector de la Universidad de Tierra del Fuego, Daniel Fernández, además Director del Instituto de Ciencias Polares, Ambiente y Recursos Naturales, dialogó con Radio Provincia respecto de cómo se lleva adelante la tarea en la pandemia.

El ex fiscal Guillermo Massimi es el nuevo presidente de la junta electoral en la UNTDF

El candidato a rector Daniel Fernández lo consideró “una muy buena noticia”, por la trayectoria de Massimi y por ser externo a la casa de estudio, que le va a aportar “mayor transparencia” al proceso. Se espera la aprobación de los protocolos que fueron enviados hace dos meses para fijar la nueva fecha. Además planteó la dificultad del dictado de clases en modalidad virtual por el problema de conectividad.

Río Grande.- El candidato a rector de la Universidad de Tierra del Fuego, Daniel Fernández, además Director del Instituto de Ciencias Polares, Ambiente y Recursos Naturales, dialogó con Radio Provincia respecto de cómo se lleva adelante la tarea en la pandemia. “No estamos yendo a los edificios de la universidad, todo lo continuamos de forma virtual. Hicimos un esfuerzo muy importante para continuar con las asignaturas en el primer cuatrimestre y estamos haciendo lo mismo en el segundo. En las carreras nuestras tenemos una limitación bastante grande en el tema de las salidas y el trabajo de laboratorio. Son carreras muy relacionadas con el ambiente y tenemos que salir con los estudiantes y hacer trabajos de laboratorio que no podemos hacer. Si bien nos apoyábamos en herramientas virtuales, no estábamos acostumbrados y no era lo principal de la cursada”, manifestó.

“Nosotros tenemos una plataforma que utilizamos en la universidad e inclusive se pueden tomar exámenes a través de esa plataforma. El año no se pierde pero quedó postergada la finalización de algunas asignaturas que tenían laboratorio. Eso se va a terminar realizando cuando podamos acceder a los laboratorios. Se acredita la parte que se hizo y queda pendiente la que no se pudo hacer”, explicó.

“Lo más difícil es la conectividad de los estudiantes”, remarcó Fernández. “Es muy claro lo que pasó del segundo año al quinto, porque esos estudiantes ya los teníamos más registrados y con una relación más fluida. Fuimos viendo uno por uno qué pasaba y si tenían algún problema tratamos de solucionarlo, incluso dando computadoras o datos en los celulares para que pudieran conectarse”.

“El problema más grande es el primer año, porque hacen un curso de iniciación en febrero o marzo, y tuvimos una sola semana de interacción. Yo tuve dos clases presenciales y después comenzó la virtualidad. A esos chicos no los conocíamos y, si no aparecieron más, no sabemos si fue por una cuestión de conectividad o no. Bajó un poco el alumnado con respecto a años anteriores, pero en el primer cuatrimestre del primer año muchos estudiantes dejan y hay un desgranamiento aproximado del 30%, según la carrera. Eso se hizo más agudo este año y tenemos menos registro del porqué. Aproximadamente hay 2500 estudiantes actualmente”, dijo.

Respecto de qué va a pasar el año próximo, planteó que “todo es muy dinámico y hace dos meses mandamos los protocolos sanitarios para tener preparados los edificios. No hemos sido informados de que hayan sido aprobados esos protocolos, pero es un primer paso. Tenemos que tener los edificios preparados y los protocolos”, priorizó.

 

Elecciones con nueva junta

 

Por otra parte, se le consultó sobre el postergado proceso electoral en la casa de estudios y dio a conocer la designación de un nuevo presidente de la junta electoral. “En una de las últimas reuniones del consejo superior se trató el tema de la junta electoral, porque había tres renuncias, del presidente de la junta y de dos personas que la conformaban. Se volvieron a nombrar y ahora hay que hacer las resoluciones, porque el consejo terminó la semana pasada. En el caso de la junta hay una muy buena noticia, porque se votó un nuevo presidente por unanimidad, que va a ser Guillermo Massimi, quien fue Fiscal Mayor de Ushuaia por mucho tiempo. Está bueno que una persona con mucha experiencia sea el presidente, además es externa a la universidad y le puede dar más transparencia a los comicios”, confió.

La fecha no está definida pero podría ser pronto: “La primera fecha fue noviembre del año pasado, después pasó a abril de este año y con el tema de la pandemia se postergó. Nosotros propusimos que se hicieran en julio pero no estaban los edificios listos. Lo último que se decidió es que, cuando estén los protocolos que mandamos hace dos meses ya implementados, en un par de semanas se harían las elecciones. También hay que ver cómo está la situación epidemiológica. Los cargos fueron prorrogados y es lo que más me preocupa, si bien es legal, por la legitimidad que se va perdiendo con un cargo prorrogado. Por otro lado estar en elecciones permanentes erosiona mucho las relaciones hacia dentro de la universidad”, advirtió.

“En nuestro caso somos la oposición y claramente toda la administración de la universidad está manejada por la gestión actual, y eso plantea algunas cuestiones en el día a día. La administración está condicionada en todas las instituciones por la pandemia, y en este caso más todavía, porque es difícil agilizar procesos muy necesarios para el día a día. Por ejemplo, tenemos que fijar fechas de exámenes y hacen falta firmas para expedir los títulos. Tenemos tres estudiantes de Biología que se recibían en marzo y los títulos están tardando. Eso implica que no puedan acceder a las becas a las que se presentaron. El ambiente en general no es el más adecuado, por las discusiones que se dan y la diferencia de opiniones de cómo llevar adelante una gestión”, expresó.

“Nos falta bastante acceso a la información. Hay un grupo que está juntando firmas para que las convocatorias a nuevos cargos sean públicas, porque es la forma de transparentar el ingreso. En algunos casos no está pasando, y es mucho más difícil acceder a la información ahora que antes”, afirmó.

“Las cuestiones académicas las seguimos llevando adelante con las dificultades propias de la situación. Cuanto antes sucedan las elecciones, mejor, ya sea que sigamos nosotros o la actual gestión, porque da más potencialidad para hacer cosas”, concluyó.