Breves
El ingeniero Cristian Pereyra planteó que “nos debemos una discusión seria respecto de todos los servicios. Para gastos corrientes de la DPOSS hoy tenemos un déficit mensual de 15 millones de pesos”.
El ingeniero Cristian Pereyra planteó que “nos debemos una discusión seria respecto de todos los servicios. Para gastos corrientes de la DPOSS hoy tenemos un déficit mensual de 15 millones de pesos”.

El déficit de la DPOSS es de 15 millones mensuales

El presidente de la DPOSS, ingeniero Cristian Pereyra, aseguró que el déficit mensual asciende a 15 millones de pesos y consideró que debe discutirse con seriedad una nueva tarifaria. Planteó que la tarifa plana implica subsidios para gente que no lo necesita, mientras otros requerirían de un subsidio mayor. Dio a conocer las obras en marcha y el avance en las plantas depuradoras, como también proyectos para San Sebastián, Almanza y Lago Escondido. Además destacó que esta semana “la empresa Cóccaro realizó 630 metros cúbicos de hormigonado en un día, que es el más grande de la historia, en la planta de tratamiento de la Margen Sur”.

Río Grande.- El ingeniero Cristian Pereyra, presidente de la DPOSS, dialogó con Radio Universidad 93.5 situación del área, que presenta un déficit mensual de 15 millones de pesos, por lo que propone “una discusión seria” de una nueva tarifaria.

“Nos encontramos con más dificultades de las que creíamos, nadie podía imaginar esta pandemia mundial, y desde la gestión de gobierno la intención es llegar con más servicios, como se ha realizado en la ciudad de Río Grande. Intentamos replicarlo en la ciudad de Ushuaia, en Tolhuin, en San Sebastián, tenemos previsto Almanza, Lago Escondido, que son lugares que no han sido tenidos en cuenta”, dijo.

“En la ciudad de Tolhuin hay muchos vecinos que tienen las redes de agua y cloacas por el frente de sus viviendas pero no están vinculados a esas redes. Muchas veces lo que le exigimos al vecino para iniciar la conexión es muy costoso y estamos en un momento en que pedir los materiales, una cámara séptica, una inspección, es complejo. Los vecinos tienen la intención de colaborar y el tema es la forma, en eso estamos trabajando”, aseguró.

Asimismo, planteó que “nos debemos una discusión seria respecto de todos los servicios. Para gastos corrientes de la DPOSS hoy tenemos un déficit mensual de 15 millones de pesos. Eso alguien lo paga, lo paga el Estado, la provincia, y tenemos que analizar una tarifaria y una segmentación. Cuando se piensa en una tarifa plana, uno está subsidiando a todo el mundo y hay gente que no necesita ese subsidio, como también hay gente que necesitaría un subsidio todavía mayor. Esa es la discusión que tenemos que dar con sinceridad y con los números justos, porque es plata de todos”, subrayó.

Consultado sobre la cantidad de medidores instalados, aclaró que “en Río Grande es obligatorio instalar un medidor de agua por cada conexión. Hablamos de 30 mil partidas en la ciudad, porque a veces por una conexión hay varias viviendas y es difícil saber cuántas son las casas conectadas, por eso se habla de partidas. Tenemos un poco menos en Ushuaia y en Tolhuin es donde más conexiones queremos realizar, porque las redes están. En Río Grande quedan las últimas urbanizaciones, en margen sur, barrio Arraigo y barrio Esperanza”, dijo.

 

Plantas depuradoras de Ushuaia

 

Respecto de las dos plantas depuradoras en ejecución en la capital fueguina, adelantó que pronto se pondrá en marcha Bahía Golondrina. En esta obra trabajó la empresa Gancedo, “ya está con recepción provisoria y en un período de garantía, que es de un año. A la brevedad queremos comenzar a operarla. Estamos hablando con una empresa que tiene un contrato vigente con la DPOSS, se va a ampliar ese contrato para poder comenzar a operar lo antes posible. La planta de Arroyo Grande está en un 70% de avance y la está haciendo la empresa Dos Arroyos. En los dos casos han sido financiadas a través de Recursos Hídricos y de la provincia, en un 70 y 30% respectivamente”, recordó.

“Con todas las obras hemos tenido que hacer muchas gestiones por certificados que estaban retrasados ante nación, y también nos encontró el cambio de gestión nacional, que dilata un poco los tiempos. Nos interesa retomar las obras con Arroyo Grande, que está en período de veda invernal. A la salida de la veda invernal queremos tener todo al día para darle a la empresa la posibilidad de culminar con el escaso porcentaje que está faltando. Esa obra contempla no solamente la ejecución sino la operación de la planta”, apuntó.

 

Hormigonado en Margen Sur

 

En cuanto a la planta de tratamiento de margen sur, celebró que “la semana pasada se aprobó una ley muy importante para la gestión y uno de los puntos es garantizar con recursos de los bonos la culminación de obras. Una de las que está mencionada en la ley es la planta de tratamiento de la margen sur. No estaba garantizada la totalidad de esta obra, que tenía un mutuo del FFFIR de 300 millones, y hoy con las redeterminaciones está costando 700 millones, es decir que había necesidad de garantizar los 400 millones que faltan para que la empresa pudiera continuar con la obra”.

Destacó que esta semana “la empresa realizó 630 metros cúbicos de hormigonado, que es el más grande de la historia. Ayer arrancamos a las 8 de la mañana y todavía se está haciendo el hormigonado. Hoy hay 50 personas trabajando en forma directa en esa obra. Vamos a insistir para buscar financiamiento de otro lugar, pero ya tenemos la posibilidad de los bonos”.

Agregó que “a través de Andrés Dachary se está buscando financiamiento de la comunidad europea, se están preparando proyectos y estamos muy activos, buscando ser lo más eficientes posible y conseguir fondos que están en el mundo para este tipo de obras. Desde el principio planteamos que la planta era chica para la cantidad de personas que hay en la margen sur. Cuando retomamos el proyecto, decidimos prever la ampliación de esa planta depuradora”, informó.

“Tenemos una deuda no solamente con las ciudades, en Tolhuin no se terminó de ejecutar la planta que está prevista hace muchos años, en San Sebastián no existe una planta, tampoco existe en Lago Escondido. Las necesidades son muchas pero hay que hacer los proyectos y comenzar las gestiones”, manifestó.

“Con la inflación que tenemos en el país, los montos de las obras se van modificando, además tenemos insumos que están dolarizados, como los productos químicos para la potabilización, los repuestos de bombas. Hasta se modifican los precios en dólares muchas veces y a uno le cuesta entender esto. Realmente es complejo tener la previsión necesaria cuando los ingresos son en pesos y los gastos son en dólares”, expresó el funcionario.

“El tema más doloroso que estamos encontrando es la falta de acompañamiento que hubo hacia la gente. Nos hemos encontrado con personal con muchas ganas de mejorar, nos gustaría mejorar los salarios, equipar a la DPOSS con lo que le hace falta, pero a uno lo frustra la coyuntura, así que vamos paso a paso”, sostuvo.

Respecto de la posibilidad de traspasar la DPOSS o parte de los servicios al municipio, indicó que “nosotros nos encontramos con una causa judicial abierta, donde se establece una serie de responsabilidades al municipio y al gobierno y se está avanzando. Son temas a tratar seriamente. Lo que nos pide el gobernador es el mejor servicio posible y, si eso implica que algunas tareas las realice el municipio porque está mejor preparado, no va a haber objeciones de parte nuestra. También vamos a defender lo que podemos hacer mejor porque estamos mejor preparados”, concluyó.