Breves
“La tendencia es creciente y la preocupación abarca a las marcas, los fabricantes y las telefónicas”, resume Federico Hellemeyer, presidente de la AFARTE.
“La tendencia es creciente y la preocupación abarca a las marcas, los fabricantes y las telefónicas”, resume Federico Hellemeyer, presidente de la AFARTE.

El contrabando de celulares jaquea a la industria electrónica

El ingreso ilegal de smartphones bate récords: más de 3 millones de unidades al año.

Las estadísticas vinculadas al negocio de los celulares (ventas, importaciones y ensamblado) están muy distorsionadas por el contrabando. Según coinciden fuentes del sector, el ingreso ilegal de smartphones y teléfonos móviles ya representa el 25% del mercado y se perfila para marcar un nuevo récord: más de 3 millones de unidades. “La tendencia es creciente y la preocupación abarca a las marcas, los fabricantes y las telefónicas”, resume Federico Hellemeyer, presidente de la AFARTE, la cámara de los fabricantes fueguinos.

La aclaración es clave ya que entre enero y mayo de este año, los informes de ventas (-5%) e importaciones (-15%) van a contramano del resto de las categorías de electrónica y electrodomésticos. Sobre este punto, en la industria vienen manteniendo reuniones para resolver el tema. Hellemeyer remarca que existen tres puntos de coincidencia para actuar: “Pedir mayores controles aduaneros, la posibilidad de hacer controles tecnológicos (listas blancas o negras) y controles sobre la comercialización”, enumeró.

Ninguna de estas opciones, reconoce Hellemeyer, “resultan fáciles de implementar”. Lo curioso es que las cifras del contrabando son bastante precisas. Ocurre que cada celular tiene un EMAI (un código único) que se emite por las redes una vez que se activa. Así, cada marca sabe cuántos equipos están en uso en un país, el lugar de fabricación y dónde se vendieron legalmente. En este sentido, Samsung, la marca líder, formalizó más de 30 denuncias penales contra personas que operan en el mercado negro.

Hecha la aclaración, por lo menos en el ámbito formal, una estadística elaborada en exclusiva para el Económico por la consultora MRT (Market, Research & Technology) indica que entre enero y mayo de este año ingresaron al mercado (principalmente desde Tierra del Fuego) poco más de 3,8 millones de celulares, lo que representa una caída del 14,78% con respecto al mismo período de 2016. De este modo, en la industria estiman que las ventas formales rondarán los 9 millones de unidades.

Salvo Samsung, que creció 31,3% en su participación de mercado (casi 2,4 millones de equipos), el resto de las marcas bajaron considerablemente, según indica el estudio de MRT. Detrás de Samsung se ubica LG, otra empresa coreana, cuyas importaciones cayeron 30%. Más atrás aparecen Motorola (43% de caída con respecto a 2016), la china Huawei (-22%) y Alcatel (-77%). El retorno de los iPhones generó más publicidad y expectativa que hechos concretos. Lanzado el 7 de abril pasado, en lo que va del año se importaron apenas 10.499 unidades de los célebres teléfonos de Apple, cuyo modelo de mayor capacidad (256 gigas) cuesta casi $38.000. Esto es más del doble que en los Estados Unidos.

Al igual que el resto de las categorías de electrónicos, la suba de precios en la categoría fue mucho menor que la inflación, lo que representa una baja relativa.Con respecto a esto, Gastón García, gerente comercial de MRT, detalla que “los celulares de gama baja entre enero y mayo de este año se ubicaban en un precio promedio de $1.310, esto es una suba del 16%. Los de gama media (los más vendidos), bajaron un 3%. Y los premium, con un precio promedio de $18.400, aumentaron un 8%”.

La dinámica del mercado de los smartphones se mantiene. Con índices de penetración que superan el 140%(lo que significa que muchos usuarios tienen más de un equipo en uso), los plazos de renovación se acortaron. “El plazo de recambio por modelos más modernos hoy está entre 12 y 18 meses”, dice Francisco Bianchi, analista de GfK. Este entendido proyecta un crecimiento en las ventas para este año del 5% y que el segmento “tiene buenas perspectivas”.

En el sector sostienen que la principal demanda de los consumidores apunta a las pantallas más grandes. Y que en el país, tal como dice Fabio Rozenblum, del grupo Mirgor, “Samsung lidera porque es una marca aspiracional muy reconocida, con un catálogo muy amplio que abarca todos los segmentos de público y que tiene precios muy competitivos, sobre todo con el S8”.

Fuente: Diario Clarín.