Breves
El Comisario Germán Guerrero.
El Comisario Germán Guerrero.

El Comisario ‘WhatsApp’ fue invitado a Salta

Con vecinos de 6 barrios, puso en marcha un inédito sistema de prevención del delito y logró que en 90 días no se denuncien ilícitos entre una población de 20 mil habitantes. Con el paso de los días, el nombre de Marcelo Guerrero se hace más conocido en el territorio nacional e, incluso, fuera de él. Tiene 40 años, es policía y desde enero está a cargo de la comisaría quinta de la ciudad de Río Grande, ubicada en la costa noreste de la isla Grande de Tierra del Fuego.

 

Salta.- ¿Por qué la popularidad? Porque imaginó y puso en marcha con llamativo éxito un sistema de prevención del delito a través de WhatsApp. Por eso, lo llaman ‘el Comisario WhatsApp’, o ‘el Comisario 2.0’.

Hace 100 días que en su jurisdicción no se denuncian delitos, hecho que de inmediato trascendió las fronteras de la provincia más austral del país y subió en la geografía nacional, pasando por la Policía Federal y la Metropolitana. Tal fue el impacto de la iniciativa que, si los superiores lo autorizan, Guerrero comenzará una especie de gira nacional que alcanzará a esta capital. Ayer, en diálogo telefónico con El Tribuno, el jefe policial adelantó que entre tantas invitaciones recibidas, figura una desde Salta, adonde vendrá en los próximos días, conforme lo organice Protocolo Policial.

Guerrero se hizo cargo de la comisaría quinta en enero; tiene jurisdicción sobre 6 barrios y una población estimada en 20 mil personas.

En la reunión de presentación ante los vecinos, los reclamos por la falta de seguridad arreciaron. Fue una voz unísona que le reclamó acciones urgentes. “Yo siempre tuve mucha familiaridad con Facebook y WhatsApp, y luego de la primera reunión con los vecinos, pensé en generar algún sistema de comunicaciones a través de las redes sociales y, de ese modo, trabajar en la prevención del delito”, contó el policía, quien reconoció que al principio, a la gente “no le entusiasmó mucho la idea, les sonaba rara”, pero el hecho de tener contacto directo con el comisario fue un detalle que ayudó a que empiecen a sumarse al proyecto.

El resultado fue que no solo disminuyeron los delitos, sino también los problemas de convivencia entre vecinos, como la música alta o la ingesta abusiva de alcohol, destacó Guerrero.

La comisaría maneja actualmente seis grupos de mensajería instantánea referidos a seguridad, uno por cada barrio y de cien personas cada uno, aunque el número creciente de participantes los obligará pronto a sectorizar cada zona y crear nuevos grupos.

“La idea prendió tanto que tuvimos que dividir los grupos de seguridad con los de información, porque la gente necesitaba comunicar noticias y usaba el foro para múltiples propósitos”, contó. Y también hay un grupo abierto de Facebook donde se reciben denuncias y la Policía carga novedades sobre sucesos de interés.

Cada vecino interesado en participar de un grupo debe enviar fotocopia del DNI con domicilio actualizado o una factura que acredite que es vecino de ese sector, más el número de teléfono. Con esos datos, el comisario evalúa si el oferente tiene o no antecedentes. “Yo evalúo esos aspectos y decido si el vecino entra o no a la red” , dijo.

Después está disponible la página web de la comisaría, con otro número de teléfono, también incluido en este grupo. Por ejemplo, un vecino está en su casa y ve alguna actitud sospechosa afuera. Se comunica por audio, foto o mensaje con la novedad; el encargado de guardia recibe el mensaje y reacciona en consecuencia, tras lo cual enseguida llega el agradecimiento del denunciante. “Por eso yo digo que es una ida y vuelta entre los pobladores de la zona y la Policía”, resaltó.

“Me reuní con el intendente de Río Grande y con parte del Gobierno provincial, con quienes también se formó una red de WhatsApp, a la que se sumaron entidades privadas y organizaciones. Es interesante porque al tener acceso a áreas del Gobierno, además de los asuntos relacionados con la seguridad, los vecinos avisan cortes de luz, cortes de ruta, recolección de residuos, informaciones que son de interés del conjunto”, continuó Guerrero.

Es obvio que la vida del oficial cambió. La de los vecinos a su cargo también.

El comisario tiene claro que sin el acuerdo y la colaboración barrial, la iniciativa no hubiera podido prosperar.

 

Ni siquiera van a la comisaría

 

Los vecinos postean desde fotos con autos mal estacionados hasta personas en actitud sospechosa o situaciones extrañas que merezcan ser investigadas y, además, crearon un grupo cerrado de Facebook por cada barrio donde comparten información específica, muchas veces ajena a la seguridad y más cercanas a reclamos o necesidades en materia de obras públicas y salud.

Guerrero señaló que como la idea es evitar la burocracia, la gente ni siquiera tiene que ir a la comisaría: con el mismo celular sacan una foto al documento y la mandan al grupo, hay un efectivo de guardia que recibe todas las comunicaciones. “Yo, desde mi propio celular controlo las respuestas que se dan en cada caso”, advirtió.

Guerrero indicó que una vez iniciado el vínculo con los vecinos, las alternativas se van multiplicando hasta abarcar aspectos más profundos. Un ejemplo es el grupo de WhatsApp “Todos por Chacra XIII”, al que se incorporaron legisladores, concejales y funcionarios del municipio y la Provincia y donde debaten problemáticas afines.