Breves
El concejal de FORJA Juan Manuel Romano dialogó con Radio Universidad 93.5 sobre la importancia de trabajar en conjunto en la pandemia, y cuestionó las “chicanas” entre un sector y otro, cuando se debe priorizar el consenso y acordar medidas para responder a demandas urgentes de todos los sectores.
El concejal de FORJA Juan Manuel Romano dialogó con Radio Universidad 93.5 sobre la importancia de trabajar en conjunto en la pandemia, y cuestionó las “chicanas” entre un sector y otro, cuando se debe priorizar el consenso y acordar medidas para responder a demandas urgentes de todos los sectores.

“El camino no es ver quién reparte más bolsas”

El concejal de FORJA Juan Manuel Romano instó a una mesa de consenso para trabajar en conjunto en la pandemia y priorizar el bien general en lugar de ver “quién reparte más”. Hará un pedido de informes al Ejecutivo sobre el dinero ingresado y el destino que se le dio, ante la autorización de cambiar partidas. En caso de que haya sido salud, quiere saber si hubo un pedido del comité de emergencia, entendiendo que no tiene sentido avanzar con medidas si no fueron previamente acordadas. También reclama el cumplimiento de la ordenanza que dispone que el Concejo Deliberante cuente con una clave de acceso al sistema de administración, para poder ejercer la función de control.

Río Grande.- El concejal de FORJA Juan Manuel Romano dialogó con Radio Universidad 93.5 sobre la importancia de trabajar en conjunto en la pandemia, y cuestionó las “chicanas” entre un sector y otro, cuando se debe priorizar el consenso y acordar medidas para responder a demandas urgentes de todos los sectores.

Desde el concejo están llevando adelante sesiones presenciales, y fueron tres  las extraordinarias durante la cuarentena, “más las reuniones de comisión virtuales que hacemos todas las semanas. Las sesiones especiales se hicieron para dar tratamiento urgente a las herramientas que necesita el Ejecutivo, para seguir con su plan de trabajo”, dijo.

“Lo más importante es que el Ejecutivo pueda hacer modificaciones presupuestarias en las distintas partidas, para tener mayores gastos corrientes por sobre gastos de capital, porque la coyuntura va cambiando día a día. También se habilitó la circulación sin tener la RTO actualizada por 25 días, se declaró como servicio esencial la atención de casos de violencia de género. Nosotros no trabajamos con una bandera política y vamos acompañando, porque se trabaja para la gente en un momento complicado para todos. No podemos darnos el lujo de salir de esta situación de una manera desordenada y aislada, por eso siempre reclamo el trabajo en conjunto”, subrayó.

Instó a “legislar en forma consensuada la ciudad y la provincia. La salud y la economía son dos cuestiones esenciales y la economía se está desmoronando. Por eso en lugar de discusiones superfluas hay que buscar herramientas que le sirvan al Ejecutivo para poder ayudar a las pequeñas y grandes empresas, para que sigan pagando sueldos, impuestos y tasas”.

 

Sin datos económicos

 

Consultado sobre la ejecución del presupuesto, que ronda los 5 mil millones, aseguró que no hay información, como tampoco de los fondos extraordinarios recibidos en la gestión Bertone. “La gestión anterior remitió al Municipio de Ushuaia 800 millones de pesos no reintegrables, en forma discriminatoria, porque no los recibió la ciudad de Río Grande. Deberían estar en un plan de obras pero todavía no hemos recibido la información al respecto. Tampoco tenemos el plan de obras que se reactualizó, debido a la situación en la que nos encontramos. Al aprobar la modificación de partidas tenemos que ver qué vamos a poder hacer y qué no, pero al día de hoy no tenemos esa información”, expresó.

Cuestionó la falta de respuesta “a los pedidos de informe que hacemos, porque no son contestados en tiempo y en forma. Desde el bloque de FORJA presentamos la posibilidad de contar con una clave de consulta del sistema de administración del municipio. Esta iniciativa se convirtió en ordenanza pero no se está cumpliendo. De esa manera nos estaríamos ahorrando una cantidad de papeleo y tramiterío, pero esa clave todavía no la tenemos. Podríamos evitar hacer pedidos de informe o citar a los funcionarios a las comisiones. De hecho, la Sindicatura municipal tiene esa clave, y es un órgano de control del municipio. Nosotros como parlamento local también la deberíamos tener, y esto es a modo de consulta, porque no se puede tocar nada”, manifestó.

“Nosotros tendríamos que poder acceder a esa información para decirle al vecino adónde fueron destinados los gastos, y que no se van a realizar determinadas obras porque esos fondos se están ocupando en atender una situación de emergencia por la pandemia, por ejemplo”, argumentó el edil.

 

Acciones superpuestas

 

Además cargó contra “las acciones que está realizando el municipio porque no sabemos si fueron autorizadas por el Comité Operativo de Emergencia de la provincia, que es el órgano máximo en este tema. Hay que trabajar en conjunto, porque tenemos que construir. No puede trabajar uno por un sector y otro por otro. Debe haber un contacto fluido, aceitado, que los Ejecutivos municipales se junten con la provincia para ver qué se necesita, en qué es mejor invertir”.

Romano priorizó la economía de recursos porque hay que dar respuestas a “pymes que ya están fundidas”, alerto, frente a datos de un 46,52% de reducción de haberes en el pago de abril, por los 15 días de cuarentena de marzo, con una perspectiva es peor para mayo. El Ministro de Economía estimó en mil millones mensuales el déficit provincial por la baja de ingresos y la situación tiende a agudizarse en lugar de mejorar.

“Yo acompañé el pedido de que se envíen todos los fondos correspondientes al Municipio de Ushuaia, porque yo acompaño todas las herramientas que necesite la ciudad para encontrar un equilibrio en la salud financiera, pero ahora vamos a presentar un pedido al Ejecutivo para que remita en el menor tiempo posible los recursos ingresados, por fecha, por rubro, la afectación que tuvieron, los gastos por objeto, período, finalidad, fuente de financiamiento, la planta de personal permanente, el personal no permanente, las transferencias. Necesitamos los números concretos en la mesa para ver si, por ejemplo, dejamos de asfaltar calles de la ciudad para destinar fondos a salud, y si esto lo pidió el comité de emergencia; porque si no lo pidió, no sé por qué lo hicimos. Si lo pidió el comité, perfecto, porque hay que trabajar de esa manera”, planteó.

“Me parece que ese es el camino que debemos buscar en lugar de ver quién reparte más bolsas –fustigó-. Cuando hablamos con el gobernador, con el jefe de gabinete, los ministros, los legisladores provinciales y los concejales de Río Grande, lo único que entendemos todos es que de esto se sale juntos. De los laberintos no se sale por arriba, hay que atravesarlos y encontrar los caminos correctos para llegar a la salida. Por eso hay que trabajar en conjunto para llevarle tranquilidad a la gente y poner la espalda del Estado municipal y provincial para salir adelante”, subrayó.

Reiteró la importancia de no dispersar esfuerzos porque “es muy difícil la situación en la que se encuentran las empresas, los comercios, el turismo”.

Pese a estos cuestionamientos, afirmó que tiene “diálogo con todos, y una amistad con Walter Vuoto que está por fuera de nuestro trabajo, y me pongo a disposición para tratar de construir. No es momento de ponernos enfrente de nadie, sino de trabajar en conjunto y poner la espalda donde hay que ponerla”.

“Hemos hablado de lo que sucede con la coparticipación desde el 17 de diciembre. El gobierno mandó 1.238 millones a Ushuaia, de los 2.500 remitidos en total a los municipios de Ushuaia y Río Grande. Hay 1.205 millones en concepto de coparticipación de impuestos nacionales y provinciales, y 33 millones de cancelación de un convenio de noviembre del año pasado. Después quedan poco menos de 100 millones de pesos de deuda de impuestos y tasas municipales, pero tenemos que tener en cuenta el contexto en que nos encontramos”, pidió ante el reclamo de deudas tributarias.

“Hace falta cordura, responsabilidad, trabajo y consenso, pero no solamente entre los Ejecutivos sino con las cámaras de comercio, de turismo, la cámara hotelera, los gastronómicos. Hay que armar una gran mesa de discusión y definir cuatro o cinco puntos para llevar adelante entre todos. No nos podemos dar el lujo de salir en forma desordenada de esta cuarentena”, concluyó.