Breves
“En estos días varias empresas de Río Grande han decidido comunicarse con sus empleados de manera directa, como es completamente natural en el vínculo entre el empleador y el empleado. Han enviado cartas explicando la situación actual de la industria y los desafíos del presente y las posibilidades de sobrevivir en el futuro”, explicó el presidente de AFARTE Federico Hellemeyer.
“En estos días varias empresas de Río Grande han decidido comunicarse con sus empleados de manera directa, como es completamente natural en el vínculo entre el empleador y el empleado. Han enviado cartas explicando la situación actual de la industria y los desafíos del presente y las posibilidades de sobrevivir en el futuro”, explicó el presidente de AFARTE Federico Hellemeyer.

Industria

El año comenzó con 5800 operarios y termina con 10135

Los datos dicen que, pandemia mediante, a pesar de los dos meses y medio sin producir por las medidas de prevención y de la posterior reducción de la jornada; los niveles de producción en 2020 fueron similares a los del año anterior cuando no se tuvieron esos inconvenientes.  Además se prevén “condiciones favorables en el mercado, con un muy probable incremento en las ventas” en los meses que vienen. Enero comenzó con 5800 puestos de trabajo y en octubre se registraron 10135.

 

 

Los datos, respecto del empleo en el sector electrónico y autopartista de la provincia, dicen que en enero se comenzó el año con 5800 trabajadores. Vale indicar que desprende que esos trabajadores son todos efectivos, porque habitualmente “en el mes de enero no hay casi niveles de contratación”.

Luego, durante el pasado mes de octubre cuando fue la última declaración jurada de las empresas, se llegó a 10135 puestos de trabajo. Para tomar un punto de comparación, se puede decir que, en el mes de octubre de 2015, había 14 mil puestos de trabajo ocupados en las plantas fabriles de la provincia.

La situación actual es evidentemente la mejor, en cuanto a cantidad de empleo relacionado a ésta rama de la industria, desde el año 2015 hasta la actualidad. El crecimiento en los niveles de contratación, entienden algunos analistas, tiene directa relación con los “dos meses y medio que estuvo parado el sector a raíz de la cuarentena”.

Además recordaron que pasaron “un mes y medio con una jornada reducida de 7 horas, eso fue lo que en definitiva generó este pico de contratación para una reposición de stock”.  En ese mismo sentido, fuentes del sector consultadas, indicaron que “entre los principales productos que se elaboran, que serían los aires acondicionado, celulares y televisores; en el primer caso hay una merma de stock respecto del año anterior del 35%, en 2019 fabricamos 784.000 equipos de aire mientras en este año estamos 510.000”.

Por otra parte se sabe que en el caso de los teléfonos celulares, hubo “una caída del 30%, siempre entendiendo que lo que se evalúa es el periodo de enero a octubre”, aclararon desde el sector industrial. Dando mayores precisiones se puede decir que los teléfonos producidos en 2019 fueron “6.480.000, pasando a 4.558.000 en lo que va de 2020”. Sin embargo, en el caso de los televisores, la producción “prácticamente no tuvo caída, porque la variación fue solamente del 4%”.

Los registros indican que en 2019 se fabricaron 1.700.000 televisores, mientras en el corriente se produjeron –teniendo en cuenta la parálisis de la actividad durante dos meses y medios- 1.655.000 televisores. De dicha situación, los mismos analistas desprenden que “la demanda de mano de obra y este pico de contratación, está logrando finalmente recuperar las mismas producciones que hubo en 2019”, destacaron, al comparar la producción de este año con la del anterior cuando no hubo parate por la pandemia, ni reducción de la jornada por el mismo motivo.

Desde el sector sindical remarcan que “a pesar de la circunstancia especial que atravesamos, y con las medidas que planteamos desde un primer momento entendiendo que había que privilegiar la salud por sobre la producción, de todas formas estamos muy cerca de lo que fue 2019 dónde no tuvimos esta pandemia”.

Además se prevén “condiciones favorables en el mercado, con un muy probable incremento en las ventas”, pronosticando un buen comienzo del próximo año con el mantenimiento y tal vez incremento, de estos índices con los cuales se cierra 2020.