Breves
El Tribunal de Juicio Oral de la ciudad de Ushuaia, llevará a juicio a Carlos Gustavo López, el próximo 15 de julio. El hombre es el único imputado por el femicidio de Estela Suárez.
El Tribunal de Juicio Oral de la ciudad de Ushuaia, llevará a juicio a Carlos Gustavo López, el próximo 15 de julio. El hombre es el único imputado por el femicidio de Estela Suárez.

El 15 de julio se realizará el juicio oral por el femicidio de Estela Suárez

Estela Suárez, era una mujer de 51 años que fue asesinada a puñaladas en octubre del año pasado. Por el hecho está procesado y detenido quien en ese entonces, era su pareja, Carlos Gustavo López, de 36 años. La abogada querellante, Karina Echazú, dijo que la familia llega al juicio con la expectativa de que se le aplique al imputado la pena de prisión perpetua, el máximo de la escala penal. La víctima era madre de siete hijos.

Ushuaia.- La Justicia de Ushuaia juzgará desde el próximo 15 de julio a Carlos Gustavo López, de 36 años, el acusado de cometer el femicidio de su pareja Estela Noemí Suárez, de 51 años, durante un hecho que tuvo lugar en octubre del año pasado en la ciudad.

La abogada querellante del caso, Karina Echazú (representante de los siete hijos de la víctima) sostuvo que la familia llegará a la audiencia con la expectativa de que el Tribunal de Juicio en lo Criminal condene a López a la pena de prisión perpetua, la máxima establecida en el Código Penal.

“Cómo querella entendemos, igual que la Fiscalía, que se acreditó y se probará en la audiencia que el homicidio fue cometido en un evidente contexto de violencia de género y contra quien fue su pareja. Y esto es lo que prevé la figura del femicidio, en el artículo 80 incisos 1 y 11 del Código Penal, como homicidio doblemente agravado”, explicó Echazú en diálogo con El Diario del Fin del Mundo.

La abogada contó que junto a su colega Liliana Gavilán se presentaron como querellantes desde el primer momento de la causa, “impulsadas por la vocación de acudir como comunidad a la necesidad de asistencia legal de los 7 hijos que quedaron huérfanos a raíz de este hecho”, señaló.

En ese sentido, la letrada consideró que si bien el Estado tiene a su disposición medios y programas para asistir a las víctimas de delitos, “debe mejorar la coordinación de la respuestas para casos como este”.

Tierra del Fuego es una de las últimas provincias del país que “no tiene en su estructura estatal, una agencia dedicada a la atención a la víctima que priorice y coordine su asistencia”, sostuvo Echazú.

“Tampoco cuenta con un programa provincial o municipal -o aún dentro del Poder Judicial- que le brinde a víctimas como los hijos de Estela, la asistencia letrada necesaria para presentarse como querellantes. Esta figura, más allá de la propia acción del fiscal que tiene la obligación de su escucha permanente, le permite a la víctima seguir más de cerca la causa, pedir pruebas, hacerse oír, y en algunos casos apelar las decisiones que adoptan los jueces, aun cuando el fiscal que intervenga no tenga el mismo criterio”, explicó la abogada.

 

Varias puñaladas

 

El acusado, un hombre oriundo de la provincia de Corrientes, enfrenta una situación “muy complicada”, dijeron fuentes judiciales, porque hay testigos que lo vieron discutir con la mujer momentos antes de que ambos salieran al exterior de la vivienda ubicada sobre la calle Marcos Zar al 400, donde la víctima recibió varias puñaladas “en el tórax, rostro y cuello”, y falleció minutos después mientras la atendían en el Hospital Regional Ushuaia.

Además, López fue detenido a pocas cuadras del lugar, cuando todavía tenía entre sus pertenencias el cuchillo supuestamente utilizado para el ataque, y múltiples manchas de sangre en la ropa.

La supuesta ingesta excesiva de alcohol, que podría haber servido como elemento desincriminante, tampoco fue verificada, ya que la prueba pertinente habría arrojado una pequeña dosis de alcohol en sangre, insuficiente para que el imputado no haya tenido dominio de sus actos.

Hasta el momento se sabe que López y Suárez estuvieron juntos dentro de la casa, donde vive la hermana de la víctima y donde también estaba la pareja de la hermana.

Al parecer hubo una discusión que empezó en el interior de la vivienda y continuó afuera, donde se produjo el desenlace fatal.

Para tal accionar, el hombre habría utilizado un cuchillo, lesionando a la víctima “en el sector del cuello, rostro y tórax” y provocando heridas que más tarde derivaron en el deceso de la mujer.

El juez de instrucción 3 de Ushuaia, Federico Vidal, procesó a López por el delito de homicidio agravado por el vínculo y por haber sido cometido contra una mujer mediando violencia de género, y más tarde el fiscal Nicolás Arias firmó el requerimiento de elevación a juicio que fue aceptado por el magistrado.

Hasta el momento el acusado, que está preso, se negó a declarar y nunca dio su versión sobre lo sucedido.

Fuente: Diario Provincia 23.