Breves
El equipo de docentes de Inglés de la Escuela Austral de Enseñanza Bilingüe manifestó el descontento con la situación económica por la que está atravesando el sector.
El equipo de docentes de Inglés de la Escuela Austral de Enseñanza Bilingüe manifestó el descontento con la situación económica por la que está atravesando el sector.

Docentes de Inglés reclamaron medidas al Gobierno

El equipo de docentes de Inglés de la Escuela Austral de Enseñanza Bilingüe (EADEB) de Río Grande emitió un comunicado en el que manifiesta el descontento con la situación económica por la que está atravesando el sector. Remarcaron que es “este gobierno el mismo que desde marzo del año 2017 no ha concretado ningún aumento salarial que beneficie a nuestro sector”.

Río Grande.- En el comunicado los docentes expresaron el “descontento por el que está pasando el sector con relación a la pérdida del poder adquisitivo, por le cual pidieron a las autoridades provinciales alguna solución”, manifestaron los docentes.

 

Comunicado del equipo docente de inglés de la Escuela Austral de Enseñanza Bilingüe

 

Es de público conocimiento que todo sector de la sociedad argentina que depende para sus ingresos de un salario, en la actualidad se ve atravesado por una impactante crisis económica.

La inflación astronómica acaecida en los últimos meses, ha dejado extremadamente rezagado el poder adquisitivo en cuanto a cubrir las necesidades básicas se refiere. En el plano provincial hemos sostenido una espera paciente desde hace unos meses sin interrumpir nuestras actividades en el aula.

Como equipo docente de esta institución, pública de gestión privada, conocemos y entendemos que nuestro sueldo se rige por la escala salarial docente estatal, por esto mismo, nuestro reclamo es en forma directa al Gobierno provincial, dado que es este gobierno el mismo que desde marzo del año 2017 no ha concretado ningún aumento salarial que beneficie a nuestro sector.

Cabe destacar que nuestra vocación y profesionalidad nos guía hacia un trabajo permanente en el aula. Sin embargo, el tenor acuciante de la situación actual, deviene en una necesidad inmediata y urgente de hacer oír nuestro clamor, que trasciende la característica de un reclamo común.

Es así como en el día de la fecha, no interrumpimos las clases en su totalidad, sino más bien, hemos de utilizar una porción de este valioso tiempo en la vida de las aulas para constituir una instancia de reflexión: convencidos de que maestro que lucha no deja de enseñar.

Apelamos a la sensibilidad y capacidad de gestión de nuestra gobernadora, sin dudar que al tomar conocimiento de nuestra voz arbitrará los medios que han de redundar en una sustancial mejora en nuestra calidad de vida.