Breves
Tras una persecución de 7 kilómetros, la policía detuvo a una persona en Kuanip al 1.800 de Ushuaia. (Foto gentileza Julio Alday Curioni).
Tras una persecución de 7 kilómetros, la policía detuvo a una persona en Kuanip al 1.800 de Ushuaia. (Foto gentileza Julio Alday Curioni).

Disparos y cinematográfica persecución en Ushuaia

Hubo disparos y persecución en una causa de tráfico de drogas en Ushuaia cuando la Policía, tras perseguir un auto durante siete kilómetros, logró detener a una persona en Kuanip al 1.800. El sujeto es sospechoso de estar vinculado a un cargamento de drogas que venía en una empresa de transporte y al ir a recogerlo se encontró que estaba siendo vigilado por la policía. Actúa el Juzgado Federal de la capital provincial.

El procedimiento se llevó a cabo el martes por la tarde cuando un sujeto intentó retirar dos encomiendas de la empresa Cruz del Sur. Se dio cuenta que había policías de civil y huyó en un automóvil. Fue una peligrosa persecución que terminó cuando el delincuente de 33 años fue detenido al intentar ingresar a una casa ubicada en calle Kuanip al 1800. En dos oportunidades el conductor del rodado evadió la voz de alto de la policía por lo que los agentes del orden dispararon al sujeto en tres oportunidades.

El operativo sorpresa fue llevado a cabo por personal de la División Narcocriminalidad y Delitos Federales de la policía de la provincia en una Empresa de Transporte de la ciudad, ubicada en cercanías de la rotonda de indio a la salida de la ciudad, publicó El Diario del Fin del Mundo.

Hasta ese lugar arribaron los investigadores con un can de la División llamado “Ciclón” que al revisar el cargamento se posicionó sobre dos cajas del tamaño de un horno eléctrico. Luego que el can marcara las cajas que contenían droga la policía montó una discreta vigilancia en las inmediaciones, hasta que arribó al lugar el individuo.

Este sujeto al intentar retirar el cargamento, se percató de la presencia del personal policial, por lo que se subió al vehículo e intentó huir raudamente del lugar.

De inmediato comenzó una impresionante persecución por más de 8 kilómetros. En el recorrido -el ahora detenido- evadió la voz de alto en dos oportunidades y por poco atropella a un policía.

Para finalmente localizar al individuo colaboró personal policial de la Comisaría Primera, Segunda y Cuarta, quien fue detenido al intentar ingresar a una propiedad ubicada en la calle Kuanip al 1800.

Lo cierto es que la policía disparó en tres oportunidades contra el rodado, dos impactos fueron realizados por el personal policial en cercanías al transporte ante la huida del sujeto y el último en cercanías a la vivienda.

Mientras tanto la Justicia Federal ordenó requisar las cajas, las cuales fueron enviadas a la aduana donde fueron observadas por un escáner que confirmó la presencia de sustancia vegetal.

En la primera caja se encontraron unos diez ladrillos de marihuana y en el segundo cuatro más, contabilizándose un total de 14 kilogramos de marihuana.

Paralelamente la justicia ordenó la detención en carácter de incomunicado del individuo y al cierre de esta edición la policía aguardaba órdenes de allanamiento sobre uno o más domicilios del por ahora único sujeto involucrado.