Breves
RURALES

Detectan en Santiago del Estero a trabajadores con indicios de explotación laboral

Se trata de 23 trabajadores que estaban realizando la actividad de desmonte en la localidad de Las Salinas y permanecían hacinados en varias carpas montadas con palos o postes y lonas de plástico. Ninguno se encontraba registrado en los organismos de la seguridad social. También se detectó en situación de trabajo a un niño de 14 años.

 

La Delegación del RENATRE (Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores), en Santiago del Estero, realizó una fiscalización en conjunto con el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación y la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE) en la localidad de Las Salinas, donde se relevaron 23 trabajadores con indicios de explotación laboral, el pasado 21 de diciembre.

Durante la fiscalización se relevaron a 23 trabajadores realizando la actividad de desmonte en la localidad de Las Salinas. Asimismo, se detectó en situación de trabajo a un niño de 14 años. Todos ellos, superaban la jornada de trabajo semanal permitida.

“Una vez más, lamentablemente, detectamos trabajadores en situaciones donde se ven claramente vulnerados todos sus derechos. La fiscalización permite evidenciar, registrar y denunciar a lo que son sometidos los trabajadores rurales, como en este caso. Nuestro compromiso es colaborar en la lucha contra la explotación laboral, el trabajo infantil y el trabajo precarizado”, señaló el Delegado del RENATRE en Santiago del Estero, Walter Horacio Palumbo.

Los trabajadores permanecían hacinados en varias carpas montadas con palos o postes y lonas de plástico donde habitaban grupos de entre cinco y seis trabajadores en cada una. Contaban con situaciones habitacionales extremadamente precarias, algunos dormían sobre colchones en el suelo y otros no contaban con colchones para dormir. Tampoco disponían de energía eléctrica, cocina, heladera, instalaciones sanitarias, ni acceso al agua potable con las condiciones necesarias de salubridad e higiene.

Ninguno de los trabajadores rurales se encontraba registrado en los organismos de la seguridad social. La mayoría de los trabajadores relevados declararon que les pagaban aproximadamente entre 600 y 800 pesos por trabajador por jornada. Además, les descontaban del salario los gastos de comida.

Habiéndose detectado una presunta situación de explotación laboral se realizó la denuncia a la línea 145, dando además intervención a la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (PROTEX).

Ante cualquier denuncia por malas condiciones de trabajo, trabajo infantil y/o explotación laboral, el RENATRE cuenta con la página www.renatre.org.ar o la línea gratuita 0800-777-7366, donde podrán ser atendidos en forma anónima por profesionales capacitados en la materia.

Las políticas de fiscalización implementadas por el RENATRE tienen como finalidad comprobar que los trabajadores estén debidamente inscriptos al organismo y fortalecer las acciones que promuevan el trabajo decente y la lucha contra el trabajo informal.