Breves
Teresa Fernández detalló que una de las modificaciones contempló los casos de aquéllas personas que fueron beneficiadas con un lote, pero nunca pudieron ejercer la posesión del mismo.
Teresa Fernández detalló que una de las modificaciones contempló los casos de aquéllas personas que fueron beneficiadas con un lote, pero nunca pudieron ejercer la posesión del mismo.

Destacan que por un proyecto de Vuoto habrá mayor igualdad en acceso a la tierra

El jefe comunal Walter Vuoto celebró la aprobación por mayoría en el Concejo Deliberante de la modificación  efectuada a las condiciones para integrar el Registro de Demanda Habitacional porque “permiten poner a todos los vecinos en un pie de igualdad”. El proyecto aprobado habilita a los que nunca pudieron ejercer posesión de su lote y  a aquellos que están desvinculados de una antigua solución habitacional  desde hace más de 10 años y que ahora podrán  acceder bajo condiciones especiales.

Ushuaia.- Por un proyecto del intendente Vuoto habrá mayor igualdad en acceso a la tierra. En este sentido, la secretaria de Hábitat y Ordenamiento Territorial, Teresa Fernández, detalló que una de las modificaciones contempló los casos de aquéllas personas que fueron beneficiadas con un lote, pero nunca pudieron ejercer la posesión del mismo “porque el lote estaba ocupado, o porque se les prometió un cambio por un lote más adecuado y eso nunca se efectivizó, y esa persona seguía teniendo el antecedente como si hubiera accedido a un lote”.

“Los términos en los que estaba redactada la ordenanza, aunque comprendíamos que los derechos eran reales, nos impedían incluirlos en la demanda para poder acceder efectivamente a un lote porque figuraba un antecedente”, precisó.

Fernández destacó que las modificaciones de las condiciones del Registro de Demanda de Tierras que  impulsó el Ejecutivo municipal y que fue respaldada en el Legislativo de la Ciudad tienen como objetivo “poner en estado de igualdad a todos los vecinos” para el acceso a lotes para urbanizar.

Además, hizo hincapié en la planificación del desarrollo urbano que impulsa la Municipalidad, buscando un crecimiento ordenado de la ciudad y con una profunda visión de protección de los recursos ambientales.

El otro cambio permite que vecinos que recibieron una solución habitacional pero se encuentran desvinculadas de la misma desde hace más de 10 años, podrán acceder a una nueva pero esta vez mediante proyectos de gestión colectiva, siempre que la construcción sea realizada y ejecutada por el Instituto Provincial de Vivienda o con fondos del Gobierno nacional o entidades bancarias.

Al respecto, la secretaria de Hábitat detalló que “esta modificación es exclusivamente para aquéllas soluciones de carácter colectivo, es decir asociaciones, gremios y demás que proponen su listado de beneficiarios”.

Dijo que en ese marco “se generaban algunas incompatibilidades con algunas normas sobre todo del IPV” por lo que “buscamos compatibilizarlas porque los listados iban y venían de un área a otra, y entonces nos pusimos de acuerdo con el presidente del IPV para resolver estas dificultades”.

Fernández valoró que “estas correcciones surgen en la medida que vamos avanzando en nuestro trabajo de selección de preadjudicatarios y de regularizar los barrios” y a partir de allí “vamos encontrando dificultades e intentamos resolverlas siempre pensando en forma colectiva y no resolviendo casos individuales”.

En esa línea, enfatizó que “anteriormente se resolvían casos individuales por excepción, pero desde este Ejecutivo municipal no estamos de acuerdo con las excepciones”.

“Cuando una norma no sirve lo que se modifique debe tener carácter general para poner en un estado de igualdad a todos los vecinos. Se generaban desigualdades que no queremos que se produzcan”, sentenció.

Asimismo, manifestó que “estamos realizando un intenso trabajo porque queremos que después de la veda los adjudicatarios comiencen a construir, y que cada vez más vecinos puedan tener la posibilidad de acceder a la tierra porque sin tierra no hay vivienda”.

También apuntó que “si no hay planificación la ciudad crece en formas desordenada y nosotros buscamos calidad de vida y protección de los recursos ambientales que son necesarios para nosotros y para las generaciones futuras”.

Fernández recordó que en torno a la urbanización General San Martín “desde algunos sectores se habló mucho sobre que vendíamos espejitos de colores, pero las calles están abiertos y los lotes están marcados”, y por último expresó que “muchos buscan crear incertidumbre pero esto fue planificado, pensado y destinado a quienes tienen derecho a acceder a la tierra”.