Breves
metalurgicos

Industria

“Después de las elecciones la situación se agravará”

“La discusión a nivel nacional viene bastante complicada, atento a que el sector empresarial se niega a atender las demandas y los reclamos que se han manifestado desde nuestra organización, y desde un periodo extenso”, comento el diputado nacional y secretario General de la UOM Río Grande, Oscar Martínez, recordando además que se debe tener en cuenta que “el acuerdo salarial venció el último día de marzo”.

 

Mencionó que “se han llevado adelante diferentes medidas y en este momento estamos en un periodo de conciliación obligatoria, que vence en el día de hoy (por ayer), con lo cual hay una convocatoria en la sede del Ministerio de Trabajo de la Nación de calle Callao en Buenos Aires, donde van a estar acompañando a los representantes de la organización los diferentes cuerpos de delegados, que se van a movilizar para intentar lograr algún resultado favorable”, comentó Martínez.

En el caso de las negociaciones a nivel local, señaló que hay reuniones con las empresas “de cuyos resultados vamos a estar informando a la organización en su conjunto, como es habitual a través de un Congreso de Delegados y de la Comisión Directiva, para después ser trasladado a las asambleas de fábrica”.

El dirigente metalúrgico, consultado sobre la actualidad del sector, confirmó que se encuentran “con una situación bastante complicada, con retracción en los puestos de trabajo; suspensiones y con retiros voluntarios que traen como consecuencia la pérdida de un nivel importante de ocupación”.

Advirtiendo que los niveles de ocupación que se pierden son “muy difíciles de recuperar, atento a la difìcil situación que existe en el país, con la caída del poder adquisitivo y como consecuencia de ello la menor posibilidad de consumo. A eso hay que agregar la apertura indiscriminada de las importaciones, que hace que los empresarios prefieran traer los productos del exterior antes que fabricarlos en el país, con las consecuencias terribles que esto tiene para el movimiento obrero”, sentenció.

En el mismo sentido manifestó que “no se ven para nada los brotes verdes, no se ve ninguna luz al final de ningún tunel; en realidad lo que se ve es una mayor complicación que, seguramente traspuestas las instancias electorales previstas para este año, tendrá una gravedad mayor; para los trabajadores y el conjunto de la sociedad”, remarcó el titular de la UOM riograndense.

Consultado sobre la posibilidad de conseguir alguna respuesta por parte del Gobierno, Oscar Martínez respondió que no se consiguió más que “una foto y algún discurso importante hacia fines del año pasado, en la segunda quincena del mes de diciembre; pero que no tuvo ninguna continuidad, a pesar de los compromisos que se asumieron por parte del Ministerio de la Producción, con funcionarios de la provincia de distintos nivel, con representantes de nuestra organización e incluso con el secretario General, Antonio Caló”.

Pero reiteró que ese único encuentro “lamentablemente no tuvo ningún tipo de continuidad y vino a ser uno más de los actos del gobierno de desprecio para con los habitantes de Tierra del Fuego, a los que pretenden -como alguna vez lo hicieron saber- reducir considerablemente, en cuanto al número de quienes residen en la provincia”.

Para salir al cruce de la situación, dijo que siguen planteado avanzar por un camino de unidad con otros sectores de trabajadores “por que es un desafío permanente de nuestra organización. Históricamente hemos planteado la necesidad de que el movimiento obrero se unifique, como única alternativa para que sus reclamos y demandas tengan algún resultado favorable. La experiencia nos indica que la unidad de los trabajadores es la única alternativa para poder resolver cada uno de los reclamos que, constantemente, nos llevan a la búsqueda de nuestros derechos”, concluyó el secretario General de la UOM riograndense.