Breves
Peralta recordó que hay distintas tasas, las del programa PROGRESO están entre un 23 y 24%, con nueve meses de gracia en algunas líneas y seis meses de gracia en otras.
Peralta recordó que hay distintas tasas, las del programa PROGRESO están entre un 23 y 24%, con nueve meses de gracia en algunas líneas y seis meses de gracia en otras.

“De marzo a agosto hemos colocado 671 millones”

El vicepresidente del Banco Tierra del Fuego, Daniel Peralta, detalló las operaciones realizadas desde el inicio de la pandemia, por un total de 671 millones de pesos, de los cuales 124 millones corresponden al programa PROGRESO. Destacó el esfuerzo del personal, que no sólo intenta agilizar respuestas sino que asesora tanto a particulares como a comerciantes y PyMEs. Las solicitudes de asistencia entre el Banco y el Ministerio de Producción llegan a 1.132 por la ley de emergencia, de las cuales 450 corresponden a la entidad crediticia. Sólo al banco se han elevado solicitudes por un total de 1.184 millones de pesos, pero el monto aprobado es de 169 millones hasta el momento, luego de analizar el perfil de quien requiere asistencia. Peralta afirmó que la documentación que se exige “es mínima” y que casi toda se puede bajar de Internet.

Río Grande.- El vicepresidente del Banco Tierra del Fuego, Daniel Peralta, dio detalles por Radio Universidad 93.5 de las operatorias realizadas desde el inicio de la pandemia, por un total de 671 millones de pesos, y destacó el trabajo que viene realizando el personal para agilizar los trámites y dar respuesta a la demanda.

“Desde el primer momento en que iniciamos la gestión comenzamos a trabajar con distintas líneas para llegar con herramientas financieras a los clientes y cubrir necesidades en todos los rubros. La situación es muy dinámica, la operatoria ahora está mucho más restringida en Río Grande que en Ushuaia, y estamos tratando de dar respuesta a cada una de las necesidades”, dijo.

“El gobernador lo primero que nos pidió fue que pongamos el banco al servicio de la gente, cuando iniciamos la gestión. Pasó muy poco tiempo, nos encontramos con la pandemia, y cambió totalmente el foco de la gestión. Tuvimos que cambiar la estrategia en función de las necesidades y armar las distintas líneas de crédito. Desde el 17 de marzo al 11 de agosto, en lo que sería la cartera comercial, hemos colocado 702 operaciones por 384 millones de pesos, con todas las líneas, contando las siete líneas del programa PROGRESO. En la cartera de consumo, que son las personas físicas que tienen tarjetas de crédito, desde el 17 de marzo al 11 de agosto colocamos 2.412 operaciones que suman 286 millones. Esto es un total de 671 millones que hemos colocado en este proceso. De este total, hay 107 operaciones de la línea PROGRESO, por un monto de 124 millones”, precisó.

“Nosotros cubrimos las necesidades en este contexto de pandemia, con restricciones y turnos, porque el banco no está ajeno a lo que le pasa al resto de la actividad comercial”, señaló y, ante el reclamo de las cámaras por falta de respuesta, prefirió “no polemizar porque no son momentos para eso, son momentos para sumar y ver cómo somos más eficientes. Estamos atentos a lo que cada uno plantea para ver cómo podemos agilizar”, aseguró.

 

Distribución del dinero prestado

 

Peralta recordó que hay distintas tasas, las del programa PROGRESO están entre un 23 y 24%, con nueve meses de gracia en algunas líneas y seis meses de gracia en otras. Luego está la otra variedad de líneas que tiene el banco, con diferentes tasas, que están por debajo de las tasas del mercado dentro de la línea comercial. Para consumo, cualquier cliente que accede al banco puede ver que tenemos préstamos para desendeudamiento, que está dentro de la cartera de consumo. Hemos sacado líneas para resolver el endeudamiento en el sistema financiero, destinadas a empleados públicos que tienen operaciones en otros bancos. También tenemos líneas para cancelar deudas con las financieras, también para empleados públicos. Se han entregado 38 millones de pesos en total, en 160 operaciones”, dijo.

Respecto del análisis de las solicitudes, diferenció entre lo que solicita la gente, los montos aprobados y los entregados. “Tenemos 450 solicitudes de los que son sujetos de crédito. El monto solicitado es por 1.184 millones de pesos, el monto aprobado son 169 millones, y 124 millones son los liquidados. Una vez que el cliente ingresa a la página, pone los datos y el importe a solicitar. Hay personas que ingresan a la página, tanto del banco como del Ministerio de Producción, que son pequeños productores, pymes, microemprendimientos, que en el monto a solicitar ponen 3 millones de pesos por ejemplo. Resulta que cuando lo analizamos y le informamos que es sujeto de crédito a través de un mail, les pedimos la documentación mínima para personas físicas con actividad comercial y empresas. Una vez que completa la documentación, calificamos al cliente que solicitó los 3 millones, y resulta que le podemos ofrecer 1 millón. Por eso tenemos esa diferencia entre el monto solicitado y el monto aprobado”, explicó.

“Tenemos 169 millones aprobados, 124 millones entregados, y estamos esperando que completen la documentación. Si esto se realiza, el trámite no lleva más de 72 horas. Cuando completa la documentación y firma el crédito, a las 72 horas como máximo se liquida”, sostuvo.

“Para declaraciones de ganancias y balances en el caso de empresas, se toman los resultados de 2019, porque la actividad comercial ha tenido facturación hasta marzo. Hay algunas actividades que nunca mermaron, como supermercados o mercados chicos, que no han notado diferencia. En algunos casos seguramente la facturación se ha incrementado en este rubro”, planteó como diferencia del resto.

“Hay cuestiones importantes que tienen que ver con el sistema simplificado de calificación que tiene el banco, con documentación mínima requerida para créditos de hasta 5 millones. Hasta ese tope hay un proceso simplificado y calificamos con un mínimo de documentación y de score. Los créditos mayores a 5 millones son para empresas más grandes, esto tiene reglamentaciones del Banco Central y un pedido de documentación adicional. La documentación de la mayoría de las empresas y personas físicas con actividad comercial se saca por internet, salvo la declaración de ganancias que tiene que hacer un contador”, indicó.

Haciendo un desglose de las solicitudes, dijo que “hasta 500 mil pesos tenemos 149 solicitudes; de 500 mil a un millón tenemos 87 solicitudes; de un millón a tres millones, tenemos 136 solicitudes; de tres millones a cinco millones, tenemos 43 solicitudes; y por más de cinco millones tenemos 35 solicitudes”.

“De la línea PROGRESO colocamos 107 operaciones, por 124 millones y tenemos 35 operaciones más por 40 millones de pesos que nos faltan por liquidar, porque falta alguna documentación”, por lo cual suman 164 millones entre los créditos ya entregados y los que se están por liquidar, de la capitalización de mil millones.

 

Los pedidos al Ministerio de Producción

 

En cuanto al universo de solicitudes entre el banco y el Ministerio de la Producción, dijo que son “1.132 en total. En Puerto Almanza tenemos 5 solicitudes, en Río Grande 529, en Tolhuin 99, y en Ushuaia 499”.

Respecto de las solicitudes por actividad en el BTF, “para servicios personales o comercio representan el 61%; para turismo y hotelería, el 19%; y para producción y servicios a la producción, el 20%. Estos no dejan de ser números fríos. La realidad es que la demanda existe y, dada la desinversión que tiene el sistema, hemos reforzado la banca empresa sumando más gente tanto en Ushuaia como en Río Grande para poder dar respuesta y ser más eficientes. La realidad la vive el empleado del banco, que trabaja hasta los feriados y los días sábado para poder dar respuesta”, resaltó.

“Hemos ido adaptando los sistemas para hacerlo más amigable y a la altura de la demanda, que en su gran mayoría la resuelve el recurso humano. De los 450 que son sujetos de crédito del banco, 437 ya fueron contactados y 77 se encuentran asistidos en las distintas líneas de crédito, con alrededor de 90 operaciones. Hay 183 solicitudes donde ya se estableció un tipo de comunicación. El personal del banco se comunica no sólo para pedir documentación sino también para asesorar. La gente del banco hace un gran esfuerzo y hay una realidad: hay 115 personas que aún no han respondido ni siquiera el primer contacto. Ante esta situación se los vuelve a llamar para ver si desistieron de la operación”, dijo.

“Yo conozco la realidad del comercio y me ha tocado acompañar muchos de estos procesos de crecimiento del banco. Hay mucha gente de la cámara de comercio que me ha planteado que quieren esperar, porque no saben si van a poder pagar el crédito. La realidad son las 1.132 solicitudes que hay, entre los sujetos de crédito del banco y los que pertenecen al Ministerio de la Producción. Hay gente que se va animando y permanentemente estamos aceitando los mecanismos. La documentación que se pide se puede sacar por internet y de acuerdo a los montos es básica. Los que no tienen esa documentación son los que no son sujetos de crédito y pasan directamente al Ministerio de la Producción”, manifestó.

 

Reclamo de gastronómicos

 

Con respecto a las quejas de los gastronómicos autoconvocados, a través de Walter Agra, por la falta de asistencia y los requisitos que se piden, dijo que “a Walter lo conozco, lo respeto, es un gran emprendedor y ocupa mucha mano de obra local. Yo entiendo la realidad y la incertidumbre que hay y nosotros nos esforzamos todo el tiempo para poder dar respuesta y ser eficientes. Es una gran responsabilidad, no para este Directorio, y si no fuese por el gran compromiso de la gente del banco, difícilmente podríamos estar logrando estos resultados. Estamos trabajando para que sean mejores, porque el banco se ha capitalizado y la intención es prestar y acompañar este proceso tan difícil”, subrayó.

“Cada una de las líneas que tenemos vigentes han sido analizadas por equipos de trabajo. Tenemos nueve meses de gracia en algunas líneas, para lo que es turismo, porque entendimos que este proceso podía durar y es un sector muy castigado. Tanto las grandes empresas de turismo como las chicas tienen su problemática, porque no hay turistas”, planteó.

 

Asistencia a Castiglione

 

También se le consultó sobre el cuello de botella que se produce en el Ministerio de Producción  y si el banco está ayudando a la cartera, dado que solamente han entregado 48 millones de los mil disponibles. “Ellos están atendiendo las necesidades inmediatas de todas las personas físicas a las que están dando subsidios, en su mayoría empresas chicas, porque no tienen la documentación para acceder al crédito. Nosotros tenemos dos personas afectadas al Ministerio, que se ocupan de dar respuesta y hacer el seguimiento para empezar a liquidar las operaciones, facilitar y agilizar. Estamos acompañando ese proceso. Tenemos dos personas, en Ushuaia y en Río Grande, exclusivamente para el Ministerio”, informó.

Respecto de las declaraciones de Mónica Urquiza, que habló de la posibilidad de una ayuda de la Legislatura a través de sus asesores para agilizar respuestas, señaló que “el gerente de créditos del banco y estas dos personas que hemos sumado van en línea de lo que dijo la vicegobernadora. Estamos trabajando codo a codo para agilizar la documentación y la instrumentación de los créditos. Estamos trabajando en forma conjunta y hemos reforzado con recurso humano”.

Por otra parte, se le consultó si hubo pedidos de asistencia de la industria: “Por ahora estamos atendiendo los sectores que mencioné, y atendemos a todo el que requiere el acompañamiento del banco, tratando de ver cómo ayudamos. La gente asesora y ayuda a los clientes en el armado de su legajo y en el armado de la solicitud. En el caso de las grandes empresas, que solicitan más de 5 millones, las estamos asesorando en muchas situaciones para poder acortar los tiempos”.

 

Mora acotada

 

Con respecto a la cartera de morosos, dijo que es “acotada”. “El plan nacional que sacaron sobre todos los saldos de las tarjetas fuera del mínimo vencía en agosto y ahora que deben empezar a pagar veremos cómo es el comportamiento de la cartera. Seguramente nos vamos a encontrar con gente que no ha cambiado su situación y que no puede pagar después de que cayera el saldo que había acumulado en este período de tres meses”, advirtió.

 

Créditos automáticos

 

A las operaciones mencionadas, agregó que “hay gente que accede a créditos automáticos por cajeros automáticos o por homebanking, y en este caso tenemos más de 1.535 operaciones por canales electrónicos. Esto habla de que la gente está empezando a utilizar los canales alternativos, como cajeros y página web. En este grupo seguramente hay parte que sacó créditos para cancelar operaciones en otros bancos”.

Las cuotas sin interés con las tarjetas del banco se siguen manteniendo, “haciendo un gran esfuerzo. Este beneficio hoy no lo tiene ningún banco. Ningún otro banco tiene estas tasas tampoco, pero hay que sostener un banco equilibrado, porque alguien tiene que poner la diferencia de tasa. El Estado subsidia una parte, otra el banco, y el equilibrio se debe mantener. Las utilidades las estamos invirtiendo en servicios, porque las tasas subsidiadas alguien las tiene que pagar”, concluyó.