Breves
Daniel Omar Acevedo, exsacerdote imputado de abuso sexual hacia un joven menor, había sido suspendido en el 2016, ahora se le quitaron los “derechos propios del estado clerical”.
Daniel Omar Acevedo, exsacerdote imputado de abuso sexual hacia un joven menor, había sido suspendido en el 2016, ahora se le quitaron los “derechos propios del estado clerical”.

Cura imputado por abuso sexual fue expulsado de la Iglesia Católica

Tras un proceso canónico, pontífice excluyó del ejercicio del sacerdocio a Daniel Omar Acevedo, quien era párroco en Tierra del Fuego y ya había sido suspendido por el obispo local en 2016 a raíz de una denuncia y proceso por el delito de abuso sexual a un menor de edad.

Ushuaia.- El papa Francisco dispuso la dimisión por pena del sacerdote Daniel Omar Acevedo, informó el Consejo Pastoral para la Protección de Menores y Adultos Vulnerables de la Conferencia Episcopal Argentina, al compartir un comunicado firmado por el obispo de Río Gallegos, monseñor Jorge García Cuerva.

El decreto implica la pérdida de los derechos propios del estado clerical. Se lo ha dispensado de sus obligaciones sacerdotales y el celibato, y queda excluido del ejercicio del orden sagrado. Esta decisión es suprema e inapelable.“Por mi parte, ya me comuniqué con él y con los denunciantes para comunicarles la decisión del Santo Padre”, explicó monseñor García Cuerva en el comunicado.

En 2016, el entonces obispo de Río Gallegos, Miguel Ángel D´Annibale, hoy fallecido, suspendió preventivamente a Acevedo, tras tomar conocimiento de una denuncia por el delito de abuso sexual a un menor de edad presentada el 13 de noviembre contra el sacerdote en la Comisaría de Familia y Minoridad de la ciudad de Ushuaia.

“El obispo le ha quitado al sacerdote el ejercicio público del ministerio hasta que se esclarezcan los hechos, le ha pedido que quede a disposición de la justicia en todo lo que sea necesario y continúa con las acciones canónicas previstas por el derecho de la Iglesia para estos casos”, subrayó entonces en un comunicado.

La denuncia fue presentada por una persona de 23 años de edad que acusaba al sacerdote, quien desarrollaba su ministerio en la ciudad de Río Gallegos, de ese delito perpetrado cuando era menor de edad.

Según el denunciante, cuando tenía 15 años, el sacerdote acudió a unas vacaciones a su casa natal en la ciudad de Resistencia, Chaco, e intentó abusar de él.

Dijo que dos años después, cuando tenía 17 años, se repitió el hecho, y que al año siguiente el joven se mudó a Ushuaia donde volvió a ser contactado por Acevedo y se habría perpetrado el abuso.