Breves
Tierra del Fuego cuenta con 7450 usuarios empadronados que reciben el subsidio al gas, al no contar con acceso a la red, lo que implica un desembolso para las arcas provinciales de 71 millones 907 mil pesos.
Tierra del Fuego cuenta con 7450 usuarios empadronados que reciben el subsidio al gas, al no contar con acceso a la red, lo que implica un desembolso para las arcas provinciales de 71 millones 907 mil pesos.

Vecinos de los Barrios

Cuestionan el aumento del gas envasado

Vecinos de distintos barrios de las tres ciudades de la provincia salieron al cruce del aumento en el precio del gas envasado. Manifestaron su rechazo a seguir “acompañando las políticas nacionales, con la excusa de la gobernabilidad. Así que hoy no podemos permitir que el sector más golpeado por esas políticas tenga que sacarle el pan de la boca a sus hijos, para mantener la rentabilidad de estas  empresas”.

 

 

En un comunicado conjunto, sectores barriales de las tres ciudades de la provincia expresaron el deseo de “manifestar nuestro rechazo y malestar por  el inminente incremento en el precio del gas envasado, manifestado por funcionarios del Gobierno en reuniones con vecinos de Río Grande, previsto para el mes de julio y septiembre respectivamente”.

 

Los dirigentes barriales señalaron que “tenemos el deber moral de denunciar este tipo de medidas, que lo único que profundiza es el deterioro en la calidad de vida de los trabajadores y los sectores más humildes de la provincia. Excluyendo así cada vez más a los barrios informales, política de fracaso que han llevado adelante el actual gobierno y quienes lo han precedido”.

 

El texto menciona luego que “no podemos hacer omisión al gran negocio de más de 600 millones de pesos anuales que el Gobierno le garantiza a las empresas distribuidoras de gas envasado, quedando así a las claras que la existencia de los barrios informales no es casualidad en Tierra del Fuego, aunque signifique el sufrimiento para muchos vecinos”.

 

Aseguran que “para unos pocos empresarios es un jugoso negocio” y manifiestan los dirigentes barriales que “por esto exigimos al Gobierno que retroceda en la intención de aplicar esta medida,  la cual va en contra de la voluntad popular manifestada en 2015”.

 

Dicen que si el reclamo no es atendido se les estaría dando la espalda y “acompañando las políticas nacionales, con la excusa de la gobernabilidad. Así que hoy no podemos permitir que el sector más golpeado por esas políticas tenga que sacarle el pan de la boca a sus hijos, para mantener la rentabilidad de estas  empresas”.

 

“También queremos dejar en claro, que sabemos la deuda que el gobierno ha contraído para obras millonarias. Dicha deuda bien podrían terminar este problema de raíz, ampliando las redes de gas y urbanizando los barrios”, concluye el texto.  El comunicado lo firman desde el Movimiento Barrios de Ushuaia y adhieren desde las barrios Los Leñadores, vecinos del Dos Banderas, vecinos del Barrio Obrero, Pasaje Peñiel, Andorra, vecinos del Martin Cisneros y los módulos por Ushuaia. También vecinos de los barrios Esperanza, Unidos, Los Fueguinos, Fuerza Unida, Mirador Argentino, Las Chacras, El Milagro, 10 de noviembre, Los Cisnes, Bicentenario, Punta Popper, Reconquista, Cabo Peña, Georgias del Sur (ex UOM), de Río Grande; y vecinos “autoconvocados de Tolhuin”.