Breves
En el mes de julio se realizó un autoculto en el que se respetaron todos los protocolos, y al solicitar nuevamente la autorización se le manifestó al Consejo Pastoral que por encontrarnos en A.S.P.O (Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio) no era posible realizarlo.
En el mes de julio se realizó un autoculto en el que se respetaron todos los protocolos, y al solicitar nuevamente la autorización se le manifestó al Consejo Pastoral que por encontrarnos en A.S.P.O (Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio) no era posible realizarlo.

Cristianos reclaman apertura de Iglesias con Protocolo

La cuarta auto convocatoria de cristianos que se realiza en Río Grande fue esta vez en un predio ubicado en Gianmarini y  Mazzarello en el Barrio Malvinas Argentinas. En ese lugar familias se hicieron presentes guardando los protocolos de bioseguridad, con tapabocas, y con el debido distanciamiento para celebrar a Dios. Con banderas, carteles, globos y mucha alegría se cantaron alabanzas a Dios y se oró y bendijo a la Ciudad.

Río Grande.- Hace ya casi 8 meses de que los templos se encuentran cerrados, a causa de la Cuarentena Obligatoria impuesta por la pandemia en el mes de marzo.

Durante todos estos meses las Iglesias Cristianas Evangélicas realizaron transmisiones por streaming y redes sociales para acompañar a los fieles.

Asimismo se realizaron gestiones ante el Ministerio de Salud, y el Comité Operativo de Emergencia, para presentar protocolos para la apertura de los templos.

Recibiendo siempre respuestas negativas. En el mes de julio se realizó un autoculto en el que se respetaron todos los protocolos, y al solicitar nuevamente la autorización se le manifestó al Consejo Pastoral que por encontrarnos en A.S.P.O (Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio) no era posible realizarlo.

Sin embargo como es de público conocimiento se anuncian actividades similares como una autopeña o un autocine para los próximos días con la organización y anuencia del mismo Gobierno que no autoriza a las Iglesias.

Por esa razón los cristianos una vez más se manifiestan públicamente por la necesidad de adorar a Dios juntos en nuestros Templos, con los protocolos necesarios.

Porque se nos discrimina y no se nos permite ejercer nuestro derecho a profesar libremente nuestra fe y no se nos permite realizar ni siquiera un autoculto, es que una vez más hacemos público nuestro reclamo tan atendible como cualquier otro.