Breves
El gerente de operaciones de Diarco, Diego Malgesini, informó por Radio Nacional Ushuaia que el mayorista decidió aumentar un 5% algunos productos y sostener el precio de otros, pero ya tienen un aviso de aumento de entre el 15 y 20% en todos.
El gerente de operaciones de Diarco, Diego Malgesini, informó por Radio Nacional Ushuaia que el mayorista decidió aumentar un 5% algunos productos y sostener el precio de otros, pero ya tienen un aviso de aumento de entre el 15 y 20% en todos.

Crece el riesgo de desabastecimiento y el aumento en los productos ronda el 20 por ciento

El gerente de operaciones de Diarco, Diego Malgesini, expuso la incertidumbre de la empresa ante una situación que no saben hasta dónde podrán sostener si la corrida cambiaria no frena. Por ahora están decidiendo vender casi sin remarcar precios, pero las listas vienen con un incremento de entre el 15 y el 20 por ciento en todos los productos. El problema radica en que los proveedores no les venden y crece el riesgo de desabastecimiento, además de descapitalización. Desde la Cámara de Comercio de Ushuaia informaron que algunos comercios decidieron no vender y otros ya remarcaron un 20 por ciento. Aun con este ajuste, la espiral inflacionaria todavía no registra el impacto en los precios de los combustibles y tarifas, que están dolarizados.

Río Grande.- La corrida cambiaria que comenzó el lunes y hasta ahora no tiene freno comenzó a poner el riesgo el abastecimiento, ante la decisión de varios proveedores de no vender hasta que aclare el panorama.

El gerente de operaciones de Diarco, Diego Malgesini, informó por Radio Nacional Ushuaia que el mayorista decidió aumentar un 5% algunos productos y sostener el precio de otros, pero ya tienen un aviso de aumento de entre el 15 y 20% en todos. Por ahora siguen vendiendo al público pero no están pudiendo comprar porque los distribuidores no les quieren vender, indicó.

La corrida cambiaria recién empieza a provocar efectos, dado que resta el impacto en el valor de combustibles y tarifas, que están dolarizadas. “A nosotros los proveedores no nos están tomando pedidos. Están hablando de un aumento del 15 y el 20% sobre los precios de lista. El aumento es sobre todos los productos en general”, señaló Malgesini, y observó que “en cualquier momento de la cadena, el producto está tocado por el dólar. Con el solo hecho de que toque el ítem nafta, ya se dispara”.

“Nosotros estamos intentando sostener la situación, hubo unos productos muy taquilleros de primera que los subimos un 5% nadas más, como para no descapitalizarnos, y estamos con las puertas abiertas atendiendo a nuestros clientes, para respetar nuestro negocio y el del comerciante, que es nuestro cliente. La verdad es difícil porque estamos vendiendo y no estamos pudiendo comprar”, planteó.

Consultado acerca de hasta cuándo se puede sostener esta situación, no lo pudo predecir. “El lunes se juntó la cúpula de Diarco y se decidió hacer esto, el martes ocurrió lo mismo y esto va a ser un día a día, porque no sabemos con qué nos encontramos”, sostuvo.

“Los productos que vende Diarco en un 95% son nacionales, pero hay productos importados, electrodomésticos de afuera y hay un pequeño grupo que viene del exterior”, señaló, si bien el impacto de la corrida cambiaria es sobre todos los productos, incluidos los nacionales.

“La situación se complica para cualquier comerciante cuando no hay un panorama cierto hacia adelante. Todo el mundo en su negocio tiene el cálculo de los gastos de mano de obra, de inversión, de servicios, de alquileres, y todos estos ítems, cuando no hay un precio fijo del dólar, van variando constantemente. Es difícil proyectar un negocio hacia adelante con todo esto”, alertó el gerente.

Hasta ahora para el mayorista las ventas venían bien, siendo productos de primera necesidad en general. “Teniendo en cuenta la inflación, estamos sobre la línea de flotación en lo que es empresa. Estamos en las mismas unidades que el año pasado, es decir que en ventas seguimos bastante bien. Lo que cambiaron son los productos que se venden, porque quizás se dejaron de vender primeras marcas y se venden segundas o terceras marcas, por lo tanto el valor de estas unidades es diferente”, explicó.

Consultado sobre la venta con tarjeta y si se va a poder seguir sosteniendo, dijo que “seguimos recibiendo tarjetas y creo que el hecho de no recibir tarjetas sería un mito en la economía de hoy a nivel mundial. Está todo bancarizado y la gente cada vez lleva menos dinero en efectivo encima. Hoy todo se debería mover con tarjeta”, consideró.

“De última, si suben los intereses, se tendrán que aggiornar las tarjetas y los bancos, no el comerciante y el consumidor”, sentenció.

Fuentes: Radio Nacional Ushuaia y Diario Provincia 23.