Breves
borruto2

Preocupación en la justicia

Consumo de alcohol, violencia intrafamiliar y de género; datos de la cuarentena

La jueza federal de Río Grande señaló que las causas abiertas por violaciones al DNU dejan al descubierto que “tenemos un problema social muy importante”. En ese sentido indicó que “muchas de estas violaciones al DNU obedecen a temas de violencia familiar, de género, alcoholismo, adicciones; situaciones que escapan un poco a lo que es la Justicia Federal””. Destacó que se está trabajando en estos temas de manera coordinada con la Provincia y el Municipio. También advirtió que se puede caer en un cuello de botella, por la cantidad de casusas que se van acumulando.

 

 

 

“Tuvimos una reunión con todos los jueces de la Patagonia e hicimos un balance, y no tenemos tantos hechos en Tierra del Fuego. Pero tenemos un problema social muy importante acá, porque se sabe que muchas de estas violaciones al DNU obedecen a temas de violencia familiar, de género, alcoholismo, adicciones; situaciones que escapan un poco a lo que es la Justicia Federal”, comentó la Dra. Mariel Borruto, jueza federal de la ciudad de Río Grande, refiriéndose a las causas que se tramitan por diferentes violaciones al Decreto de Necesidad y Urgencia que se emitió, a raíz de las restricciones para la circulación por el COVID 19.

En declaraciones al programa radial “La Mañana en La Tecno”, que se emite por Radio Universidad, la jueza señaló que por estos temas se contactaron “con la Justicia Provincial, que ha trabajado a la par nuestra realmente –de una manera extraordinaria- igual que el Gobierno de la provincia. Hemos solicitado intervención a los ministerios correspondientes y hemos tratado de canalizar a esta gente por otra vía, hay mucho movimiento sobre todo de noche y el tema del alcohol es preocupante”, remarcó.

Advirtió que la situación involucra “sobre todo a jóvenes grandes, estamos hablando de mayores de 18 años. Si son menores es otra cosa, porque en esos casos uno tiene a la familia y la responsabilidad es diferente; pero cuando los jóvenes están solos se nos complica muchísimo”, alertó.

Para la magistrada, las violaciones al DNU evidencian esta problemática social “como medida primordial”. Mencionó que “después están los pícaros de siempre, hemos tenido distintas situaciones que se fueron dando, pero son los menos. La mayor cantidad de violaciones se han dado no porque no quieran obedecer el Decreto, porque no quieren cumplir por la normativa nacional; van por otra cuestión y es como que eso los supera”, insistió.

La Dra. Borruto dijo estar “muy agradecida, porque cada vez que levanto el teléfono me atienden y me dan una respuesta desde el Gobierno o desde el Municipio también. Pido ayuda, digo que hacemos con esta persona, porque hay que buscar la faz humana y tratar de dar una mano”, mencionó.

 

 

Los autos secuestrados y la atención con turnos

 

 

 

Al ser consultada específicamente sobre los automóviles que fueron secuestrados en los operativos, por estar circulando en violación a lo indicado en el DNU, mencionó que todavía no hay una definición general respecto de la definición de esas causas. Lo dijo comentando también que “los que estamos más avanzados en las causas somos los de Río Grande, tenemos un alto grado de litigiosidad en estas causas. Por ejemplo hay otras jurisdicciones donde apelan a una resolución de un conflicto pasivo, donde el defensor y el fiscal se ponen de acuerdo y se establece un monto determinado, una probation o algo así; porque son delitos que tienen una pena máxima de dos años”, explicó.

Aclaró que no se concretó la devolución de ningún vehículo de los que fueron secuestrados en Río Grande, solamente hubo una restitución “en Ushuaia, de una señora muy mayor que dependía del traslado para ir al hospital todos los días. Es la única concreción que hicimos, obviamente con la anuencia de la Fiscalía de Ushuaia”, aclaró.

Pero en el caso de Río Grande indicó que “se han abierto muchísimas causas a pedido de la Fiscalía con varios planteos que son los únicos en toda la Patagonia, donde perseguimos un poco más a las personas, pero eso lo vamos midiendo en cada caso. En el tema autos se tienen que presentar con un abogado, pedir la restitución automotor, hay que hacer la presentación de toda la documentación que acredite quien es el titular y demás, por eso requiere la presentación de un letrado”, mencionó.

En ese punto dijo que se corre vista al Fiscal “y veremos lo que opina en cada caso, hay casos en los que la Fiscalía se opone a la entrega y se han apelado, ahora están en la Cámara de Comodoro. La Cámara funciona también como está funcionando todo, con la única limitación de la atención al público que ya vamos a solucionar la semana que viene porque la Corte nos dio la posibilidad de establecer un sistema de turnos”, anticipó.

Comentó que para cuando comience esa instancia “el Juzgado está preparado, hemos tomado las medidas de seguridad, se han puesto vidrios o mamparas para la guardia, para la mesa de entradas, y la mayoría de los empleados están trabajando desde las casas”, destacó la Dra. Borruto.

 

 

Acumulación de causas y cuello de botella

 

 

Sobre las personas que cometieron violaciones al DNU indicó que “hay procesados por reiterarlo en varias oportunidades, que están en estado de apelación, sobre todo en casos donde se mezcla con el 239 por incumplimiento, algunos en los que se mezcla con agresión a los policías, hay situaciones distintas. Tenemos a una persona que está detenida desde hace una semana, porque se fue en una combi a Ushuaia, a la que se lo indagó allí y ahora se lo indagó en Río Grande por video conferencia”, ejemplificó, explicando que se trata de una persona que viajó oculta en una combi a la capital provincial.

La jueza explicitó que en cada caso se delimitan las causas que van al ámbito de la Justicia Federal de las que deben tramitarse en la Provincial por otro tipo de delito, que puede cometerse en el mismo momento, e incluso entre “lo que es la violación al Decreto Nacional, de la violación al Decreto Provincial. Nosotros con el tema de las patentes y los días de salida no intervenimos, porque eso es provincial”, precisó.

Sobre el volumen de causas que se van generando y la posibilidad de que los diferentes juzgados se vean desbordados, confirmó que en la Patagonia “ya hay tres jurisdicciones que piensan levantar la feria definitivamente, justamente por esto, porque hay tantos casos que hay que empezar a trabajar urgente para ver qué podemos hacer. Hay otras jurisdicciones dónde ya hay cierta anuencia entre los defensores y el fiscal, entonces se puede trabajar de otra manera”. “Nosotros proponemos seguir con los casos, moviéndolos por supuesto, pero es verdad que en algún momento vamos tener un cuello de botella dónde vamos a estar bastante asfixiados con el tema penal”, reconoció finalmente, respecto de la acumulación de casos en su juzgado.