Breves
“Esto es bueno porque empezamos a desmitificar cierta creencia generalizada respecto de que somos insoportablemente más caros, y segundo, comparamos no sólo con países que tienen industria sino también con otros que no la tienen y la comparación no es tan disparatada”, resaltó el presidente de AFARTE Federico Hellemeyer.
“Esto es bueno porque empezamos a desmitificar cierta creencia generalizada respecto de que somos insoportablemente más caros, y segundo, comparamos no sólo con países que tienen industria sino también con otros que no la tienen y la comparación no es tan disparatada”, resaltó el presidente de AFARTE Federico Hellemeyer.

Confirman baja de precios de los celulares

El presidente de AFARTE Federico Hellemeyer destacó la mejora de competitividad de los productos fabricados en Tierra del Fuego, en particular de los celulares. Todavía hay una brecha con los televisores de Chile pero se sigue avanzando entre las empresas, y analizando dentro de la estructura de costos qué compete a cada parte. “Hacer los deberes” a nivel local es “la mejor manera” de lograr la prórroga de la promoción, sostuvo.

El presidente de AFARTE Federico Hellemeyer fue consultado por FM Del Pueblo sobre la publicación del diario La Nación, en la que se habla de la baja de los precios de los celulares fabricados en Tierra del Fuego. Señaló que “La Nación se acercó a nosotros para consultarnos y efectivamente es así. La cuestión de los valores de los productos electrónicos siempre es un tema que a la prensa le interesa. Cada tanto se hacen esas notas donde se comparan los precios de los productos electrónicos, no sólo los celulares sino los televisores, con lo que valen en Chile, en función del fenómeno de la gente que va a comprar estos productos a los países extranjero”, dijo.

“Desde hace un tiempo tenemos intercambio con los periodistas y nos consultaban sobre la evolución de los precios de los electrodomésticos y cómo se comparan con el mercado chileno, el norteamericano y el brasilero. Más allá del tratamiento periodístico de la noticia, lo interesante es que empiezan a tener un poco de visibilidad ciertos esfuerzos que viene haciendo la cadena toda y, dentro de Tierra del Fuego, todos los sectores, las empresas, los trabajadores y demás, mostrando que los productos electrónicos pueden estar más cerca del consumidor, que es uno de los reclamos que el gobierno y el público nos formula continuamente”, manifestó.

Respecto de las variables para la reducción de precios, indicó que “hay muchos factores que contribuyen. A principios de este año, para todos los productos en general, se implementó una resolución de la Secretaría de Comercio que obligaba a los comercios a exteriorizar el costo de financiamiento de la compra en cuotas del producto. Esto fue muy polémico, y fue percibido como el fin de las cuotas sin interés, pero a nivel de percepción de los precios de los productos indudablemente contribuyó, porque no existía una cosa que se compre al mismo precio al contado que en 12 cuotas sin interés. Había un subsidio encubierto y la exteriorización de ese financiamiento permitió tener un precio contado más justo y transparente, por lo menos a los efectos comparativos, cuando se toma el mismo producto y se lo compara con lo que vale en Brasil, con lo que vale en Chile y con lo que vale en Estados Unidos”.

“Lo interesante también es ver que con un país como Brasil, que es similar al nuestro porque tiene industria manufacturera local, estamos prácticamente en un escenario de convergencia. En algunos ejemplos ellos están un poco más caros y en otros están un poquito más baratos. Después, estamos cerca de Chile que no tiene manufactura porque es importado al ciento por ciento, y no estamos tan cerca de Estados Unidos, que es importador e hiper competitivo”, detalló.

“Esto es bueno porque empezamos a desmitificar cierta creencia generalizada respecto de que somos insoportablemente más caros, y segundo, comparamos no sólo con países que tienen industria sino también con otros que no la tienen y la comparación no es tan disparatada”, resaltó.

 

Logística pendiente

 

Marcó como un factor a resolver en Argentina la cuestión de logística, además de la impositiva. “En el modelo chileno casi en todos los productos el nivel de arancel es cero o muy bajo; y logísticamente ellos han hecho un gran trabajo a lo largo de los años que hace que tengan un impacto de logística lo menor posible. Aparte, son hiper eficientes en logística. Con las particularidades geográficas y logísticas de Argentina nunca vamos a poder llegar a esos precios, y me parece maduro darse cuenta ya de eso, porque son dos modelos distintos, pero podemos estar más cerca”, confió.

“En el caso de los teléfonos es muy interesante el valor que refleja el diario, porque realmente no estamos tan alejados. Hay productos que estamos monitoreando, como los televisores, donde la brecha es un poco mayor y estamos tratando de entender qué pasa ahí. Hay que ver cosas de nuestro lado, pero también del lado de ellos”, planteó.

La posibilidad de implementar el transporte marítimo impactaría favorablemente en la estructura de costos: “Tanto el viaje de ida de los insumos hasta Tierra del Fuego, sea Río Grande o Ushuaia, y la vuelta por vía marítima es una de las alternativas que está dentro de un paquete de cuestiones, porque cuando hablamos de logística, hablamos en sentido amplio, no solamente del transporte de carga terrestre sino de la operación aduanera, el movimiento marítimo, etc. Este es uno de los aspectos y hace dos o tres semanas atrás entregamos un memo al ministro Cabrera, bastante conceptuoso y largo, con todos los aspectos críticos con incidencia en la estructura de costos. En buen criollo, son las cosas que debiéramos cambiar para reducir el impacto y ser todavía más competitivos. Hay algunas cosas que tienen que ver con nosotros, y otras con la Aduana, con el cabotaje marítimo y muchas cuestiones, que podrán ser solucionables o no. Le estamos dando seguimiento con el gobierno y a fin de mes vamos a tener una reunión importante con todos los responsables del proyecto del gobierno, de la ventanilla única de comercio exterior, la VUCE, que es un formato a través del cual el gobierno trata de resolver estas cuestiones. La idea es trabajar para reducir el impacto lo máximo posible”, subrayó.

“Chile es un país que tiene optimizado esto hace tiempo, y estamos a muchos años de trabajo. Esto toma tiempo porque son muchos los actores involucrados. Yo sé que hay mucha ansiedad por resultados y definiciones, pero nosotros creemos que en este marco lo que tenemos que hacer es mantener todas las gestiones y progresar de manera constante, porque en una estructura de costos hay cosas que no son competitivas y tienen que ver con las empresas, con otros sectores o con el gobierno en sus distintos niveles. Si nosotros vamos avanzando y manteniendo la gestión, lo que hacemos es lentamente también ir identificando aquellas cosas que no se nos pueden pedir a nosotros. Si nosotros tenemos bien hechos los deberes, ya empezamos a tocar los temas que tienen que ver con las generales de la ley, no solamente para los productos electrónicos sino para los bienes en general, porque es el costo argentino”, deslindó.

 

El mundial

 

Respecto de la clasificación de Argentina en el mundial y su impacto en la producción, dijo que “por supuesto es una excelentísima noticia a nivel de hincha y a nivel comercial. La realidad es que hay un poco de mito con el comportamiento de la demanda en un año de mundial, porque no es que se venda mayor cantidad de unidades, sino que ocurren dos fenómenos: la demanda se concentra más en el primer semestre del año, los primeros cuatro o cinco meses, y después se desploma en la segunda mitad del año. Por ahí se da la misma cantidad de unidades, pero con un poco más de valor, porque la gente compra el televisor más grande posible y con la mayor definición. Es una oportunidad para que haya un poco de recambio tecnológico”.

“Estimamos que en el año se va a vender la misma cantidad de televisores, alrededor de tres millones o tres millones cien mil. La programación que habían hecho las empresas para los primeros cuatro meses del año tenía que ver con esta especulación de que Argentina estuviera en el mundial y la gente saliera a hacer recambios tecnológicos y comprarse equipos de mayor valor. En ese sentido es muy positivo para el mercado”, señaló.

“Ya por lo menos se han pedido los insumos correspondientes para tener equipos de mayor cantidad de pulgadas y mayor definición”, confirmó el empresario.

 

Prórroga del régimen

 

Con respecto a la prórroga de la promoción fueguina, dijo que “seguimos esperando esas definiciones, el gobierno provincial está trabajando intensamente y entiendo que hay cursos de diálogo y negociación con el gobierno nacional. Para nosotros es importante seguir demostrando resultados. Es la mejor manera de peticionar a las autoridades la prórroga”, concluyó.