Breves
María Elena Furst falleció como consecuencia de un paro cardiorrespiratorio, que luego ocasionara el accidente.
María Elena Furst falleció como consecuencia de un paro cardiorrespiratorio, que luego ocasionara el accidente.

Conductora murió de ataque cardiaco y habría provocado el siniestro

La reconocida empresaria de la capital fueguina transitaba a bordo de una Renault Kangoo que chocó de manera frontal con un Nissan Note. En horas de la tarde de ayer, fuentes oficiales confirmaron que el deceso de la conductora se produjo a partir de un paro cardiorrespiratorio, y no como consecuencia del siniestro, como se pensó en los primeros momentos de ocurrida la fatalidad.

La víctima fatal fue identificada como María Elena Furst quien circulaba al volante de un rodado Renault Kangoo, transitando sobre la avenida Héroes de Malvinas en la parte alta de la ciudad de Ushuaia, la que estuvo cerrada al tránsito por varias horas, hasta tanto se culminó con la labor pericial por parte de la Policía de la Provincia.

Dicha unidad fue a impactar de frente con un Nissan Note, en el cual circulaba Julio Guerrero, automovilista que resultó con lesiones de menor consideración, pese a la violencia del accidente vial.

Más allá de la violencia del impacto entre las unidades involucradas, no se presumía que pudiera ocasionar la muerte de la conductora, por lo que finalmente, se logró establecer que la mujer sufrió un paro cardiorrespiratorio, lo cual ocasionó en principio el siniestro, y además le arrebató la vida.

Tras conocerse quien había sido la víctima del accidente, la comunidad de la ciudad de Ushuaia se conmocionó, ya que la mujer era una empresaria muy reconocida.