Breves
Un joven de 29 años resultó con una fractura de cadera y golpes en la zona de la cabeza, tras ser embestido por un automóvil que era conducido por un Inspector de Tránsito Municipal, que intentó darse a la fuga y se encontraba en estado de ebriedad.
Un joven de 29 años resultó con una fractura de cadera y golpes en la zona de la cabeza, tras ser embestido por un automóvil que era conducido por un Inspector de Tránsito Municipal, que intentó darse a la fuga y se encontraba en estado de ebriedad.

Conductor resultó con fractura de cadera tras ser colisionado por otro automóvil

Pablo Maldonado, inspector de Tránsito de la Municipalidad de Río Grande, se encontraba al mando de un Citroën C4. Este sujeto se encontraba en estado de ebriedad y ocasionó el choque frontal que puso en riesgo la vida del conductor del otro automóvil involucrado, quien permanece hospitalizado con una fractura de cadera aguardando una intervención quirúrgica.

Río Grande.- El grave accidente de tránsito tuvo lugar en la madrugada de este lunes, cuando un joven trasladaba a sus padres hacia el Aeropuerto de la ciudad de Río Grande y fue embestido por un auto Citroën C4, que estaba al mando de Pablo Maldonado, un Inspector de Tránsito de la Municipalidad, que además, se encontraba alcoholizado. Este hombre, luego del accidente, intentó darse a la fuga pero fue detenido por la Policía a cien metros de ocurrido el siniestro.

El automóvil embestido fue un Peugeot 206, que era guiado por Walter Pérez, de 29 años de edad. El joven sufrió fractura de cadera y fuertes golpes en la cabeza que lo dejaron inconsciente.

Respecto de Maldonado, el mismo, ya habría protagonizado incidentes similares en agosto del año pasado.

Mientras tanto, Pérez aguardaba en la tarde de ayer, a que le practicaran una intervención quirúrgica, a partir de las serias lesiones que presenta.

Fuente: Diario Provincia 23.