Breves
Reyes contó cómo llegó a las termas, a comienzos de los ’80: “Hace muchos años se pensaba en el futuro de todos los que vivimos acá, y el gobernador Suárez del Cerro un día me tocó el vidrio del auto en el ’83, me invitó a ir a Kaikén y me pidió un acceso para llegar a las termas y saber lo que teníamos”.
Reyes contó cómo llegó a las termas, a comienzos de los ’80: “Hace muchos años se pensaba en el futuro de todos los que vivimos acá, y el gobernador Suárez del Cerro un día me tocó el vidrio del auto en el ’83, me invitó a ir a Kaikén y me pidió un acceso para llegar a las termas y saber lo que teníamos”.

Concesionario no quiere devolver Las Termas hasta ver resultado de impugnación

El concesionario de las Termas del Río Valdez, Rolando Reyes, aseguró que el intendente Harrington lo llamó “como veinte veces” pero no está dispuesto a negociar. Espera el resultado de la impugnación a la ampliación del ejido urbano de Tolhuin y desconoce que sean jurisdicción del centro de la isla. También se negó a negociar durante la gestión Bertone, porque “no era una persona honrada”, sostuvo, disparando críticas contra varios funcionarios y ex funcionarios por supuesta corrupción. Apeló a que el gobernador Melella dé una respuesta positiva a sus pretensiones.

Río Grande.- Rolando Reyes, representante de la empresa ROANMAT, concesionario de Las Termas del Río Valdez, visitó los estudios de Radio Universidad (93.5 MHZ) donde fue consultado sobre el conflicto que hace años no logra resolverse y mantiene a la provincia privada de un recurso turístico único.

Contó cómo llegó a las termas, a comienzos de los ’80: “Hace muchos años se pensaba en el futuro de todos los que vivimos acá, y el gobernador Suárez del Cerro un día me tocó el vidrio del auto en el ’83, me invitó a ir a Kaikén y me pidió un acceso para llegar a las termas y saber lo que teníamos. Yo hacía trabajos de mejoramiento de calles en Tolhuin, y de la ruta de la bajada del lago. Logré llegar a una laguna caliente, con temperatura, y le expliqué al gobernador que había dos formas de llegar, por una ruta que hicieron los dueños de la estancia Harberton para venir con los animales hacia el norte pero era una pena arruinarla; y le dije que teníamos que tratar de hacer lo que fue el futuro camino a las termas. Yo no tenía recursos para hacerlo y el gobernador me ayudó dándome trabajo en otro lado para que generara los recursos para llegar. Nadie sabía el gran recurso que hoy tenemos. Suárez del Cerro miró el futuro de esta gran provincia que tenemos, lo mismo que hizo el gobernador Campos, y eran delegados presidenciales, pero no fuimos capaces de cuidar lo que hizo esa gente hace 30 años. No tenemos Petrel, ni San Pablo, ni Yehuin, y lo que está pasando en Tierra del Fuego es fruto del abandono de los que vivimos acá”, expresó.

Admitió las críticas que despierta en la comunidad su disputa de décadas, que impide a la población acceder a este recurso. “Yo quedo ante la comunidad como un usurpador o alguien que se está aprovechando, y yo me voy a defender moralmente y legalmente. El primer acuerdo se firmó a principios de los ’80 entre el Ministro de Economía Iribarne y todos ayudaron. El gobernador Sciurano fue una persona noble, que ayudó a muchas cosas y era capaz de hacer un favor sin robar. El primer contrato fue un compromiso sin firmar, porque era más respetada la palabra. Yo abrí un camino de 17 kilómetros con recursos propios y sin ningún acuerdo firmado, y el gobierno no invirtió un centavo”, afirmó.

“En la gestión Manfredotti tuve un castigo cuando me sacaron la concesión, y después el gobernador Cóccaro me la devolvió, porque el juicio lo iban a tener que pagar los ciudadanos de la provincia. El juicio moral ya lo gané y tengo abogados orgullosos de haberme defendido, y yo estoy orgulloso de ellos”, subrayó Reyes.

“Cuando yo hago el camino me encuentro con que nadie sabía por qué lo había hecho. Había lagunas con agua caliente, pero eso no eran termas, y tuve que recurrir a nación, donde me abrieron la puerta mirando el futuro de este lugar, y valoraron lo que había hecho. Hice la infraestructura, puse la logística y hubo gente que se aprovechó”, sostuvo.

“En la gestión Bertone me negué a la negociación, porque no estaba negociando con una persona honrada, y el tiempo lo va a demostrar. Me atrevo a decir que, si no hubiera salido diputada, estaría presa, porque robó. Yo siento pena por la ex gobernadora Bertone y que siendo abogada haya cometido tanta maldad contra el pueblo de Tierra del Fuego”, manifestó.

También cargó contra el intendente Harrington por intentar recuperar las termas, al ser parte del ejido urbano de Tolhuin, a quien hizo responsable junto a Claudio Queno de la entrega irregular de tierras. “El señor Harrington habrá querido hablar veinte veces y va a querer seguir hablando, pero es un delincuente confeso. Yo no estoy en contra de que las termas sean de Tolhuin, pero no pueden ser nunca”, advirtió, desconociendo la ley de ampliación del ejido.

“El señor gobernador Cóccaro, con Longhitano que estaba en Legal y Técnica, me ponen la ley 597 en el contrato”, dijo de la inclusión dentro de la ley que establece el programa de zonificación, condiciones y restricciones de uso del área geográfica del sector sudoccidental de la provincia.

“Yo fui a la Corte impugnando el fallo del Superior Tribunal de Justicia, que es vergonzoso. Hoy tenemos un dios aparte, porque este gobernador también fue a la Corte cuando la ex gobernadora le quiso robar al pueblo de Río Grande con los impuestos. El estudio jurídico que me defiende impugnó la ley de ampliación del ejido urbano de Tolhuin para blanquear el robo que hicieron en todos estos años con los loteos. Al ampliar el ejido no les quedaba otra que incluir las termas, no tanto para robarme a mí, sino que entre el intendente actual, el intendente Queno y la ex gobernadora crearon la ley, y la Legislatura se prestó a todas estas barbaridades”, dijo.

Cifró expectativas en tener respuesta de Melella, que hasta el momento no ha cuestionado la ampliación del ejido. “Tenemos que mirar con mucho respeto el proceso del Corredor del Beagle y el gobernador logró que hasta la empresa contratista entienda que eso lo hicieron para robar. Se pudo frenar la ampliación del ejido urbano de Ushuaia y está impugnada la ampliación del ejido de Tolhuin”, remarcó.

Para Reyes la situación no se resuelve por “la corrupción” de sucesivos gobiernos, si bien no dio mayores detalles de estas acusaciones. “Si no hubiera corrupción en los gobiernos, las termas estarían funcionando, porque es el único recurso que tiene la zona centro y el turismo termal de la provincia de Tierra del Fuego, porque son las termas del fin del mundo”, concluyó.