Breves
Desde el Concejo analizaron la situación de la extracción de áridos.
Desde el Concejo analizaron la situación de la extracción de áridos.

Concejales a favor de la preservación del ambiente

“Más allá de las cuestiones jurisdiccionales, las materias del derecho ambiental nos aquejan a todos”, afirmaron los concejales durante la reunión en la cual analizaron la extracción de áridos en el ejido Urbano. Si bien remarcaron que la “extracción de áridos ha dañado la costa, se debe realizar un trabajo amplio entre todos los actores para lograr que en un futuro no siga dañando el medio ambiente”. También indicaron que existen “otros lugares para poder extraerlos”. Desde el Municipio señalaron que en los últimos quince años hubo un retroceso de doce o trece metros lineales, con el consecuente deterioro de la costa.

En una nutrida reunida que se llevó adelante este martes con la unificación de las comisiones de Obras Públicas y Planeamiento Urbano que presiden las concejales Verónica González y Miriam Mora respectivamente, se analizó la situación de la extracción de áridos sobre el ejido urbano de la ciudad.

El encuentro que se realizó que en la sala de Comisiones contó con la presencia de los concejales María Eugenia Duré, Raúl von der Thusen y Alejandro Nogar, como así también estuvieron presentes la secretaria de la Producción Sonia Castiglione, representantes de las canteras, y ambientalistas.

Durante la reunión los presentes analizaron las consecuencias que trae aparejado sobre el medio ambiente la extracción de áridos sobre la costa marina urbana y la necesidad de generar un profundo trabajo entre todos los actores para modificar esta situación, teniendo en cuenta es un tema que va más allá de lo jurisdiccional.

Concluida la reunión, la concejal Mora señaló que “tenemos una gran preocupación por ver el estado en el que se encuentra la costa atlántica, y lo que produce la extracción de áridos en nuestra costa”, dijo.

Sobre la exposición de la secretaria de la Producción, Mora señaló que “nos mostró imágenes de lo que produce la extracción de áridos, donde se ha venido realizando mal la extracción, y no se ha hecho la reposición necesaria que se debe hacer justamente por la mala extracción, teniendo en cuenta que la misma debe de ser en forma perpendicular, y se hizo en forma paralela, entonces eso no deja que el mar pueda reponer el árido extraído como debería serlo normalmente”.

Asimismo indicó que estamos “esperando ahora cual sería la idea del gobierno de la provincia al haber retirado el proyecto de extracción de áridos, y mañana miércoles tenemos la reunión de Medio Ambiente en donde vamos a continuar conversando sobre este tema”.

Puntualizó que este es un “tema que va mucho más allá de lo jurisdiccional, todos somos parte, sea el Municipio, o la provincia, y tenemos que actuar en defensa respecto de lo que produzca algún daño al medio ambiente, todos tenemos el derecho de poner palabra, y en todo caso nosotros ocupando el lugar que ocupamos de tratar de informamos con los informes y diagnósticos que tienen los geólogos y demás, el proyecto del gobierno se baso en el informe de Segemar, pero que simplemente han utilizado algunos puntos sobre este informe, y no el diagnostico final donde dice, determina, y especifica que el uso y extracción de áridos en nuestra costa es lo que le ha dañado, y produce esta erosión mucho más grande y rápida de lo que fue anteriormente”.

Por último la edil remarcó que “tenemos que trabajar en esto porque la extracción de áridos no es que tiene que cesar del todo, si tiene que cesar en la costa, pero hay otros lugares donde pueden ir a obtener el árido porque de lo contrario dentro de poco no vamos a tener el árido ni siquiera para construir una vereda, ni para realizar pavimento, ni ningún tipo de obra”.

 

“Debemos escuchar todas las campanas”

 

En tanto la concejal González señaló que “el gobierno propone dos áreas, que son las áreas que deben ser analizadas a la hora de reubicar la extracción de áridos, y lo que nosotros debemos estar al  tanto hasta que punto impacta o no en la costa, teniendo en cuenta que todo el impacto natural que hacía la costa se vio absolutamente bloqueado por todo este impacto empresarial respecto de su utilización”.

La edil considero importante poder escuchar a “todas las campanas, hoy estuvieron representantes de las canteras, de hecho fueron nuevamente convocadas las canteras para la reunión de mañana miércoles para dar su opinión, y su opinión respecto del retiro del proyecto porque hay que redefinir algunas cuestiones”.

También González celebró que “prime la cuestión ambiental por cuestiones personalistas de siete u ocho empresarios de la ciudad, nosotros queremos evitar que se siga dañando la costa, y se está avanzando muchísimo en reparar nuestro río, y en cuestiones residuales”.

Finalmente dijo que nosotros tenemos que “observar el costo ambiental y el costo fiscal que nos generó haber perdido tanta cantidad de metros de tierra costera en nuestros bordes costeros, y más allá de esto sabemos que el proyecto que tenía gobierno tenía  poco sustento técnico, y desoía los conceptos científicos volcados en los estudios que generó el geólogo Codignotto”, dijo, al tiempo que subrayó que “más allá de las cuestiones jurisdiccionales, las cuestiones del derecho ambiental nos aquejan absolutamente a todos, y nosotros somos actores políticos de esta ciudad, somos concejales y vamos a poner palabra en todo momento respecto de estas cuestiones, pero siempre analizado esta situación con todos los actores, sin dejar a nadie de lado”.

 

“En ambiente las acciones tienen un efecto retardado”

 

Finalmente, la secretaria de la Producción Sonia Castiglione señaló que fui “citada por el tema de la modificación de los límites de la reserva Costa Atlántica en función de la extracción de áridos por parte del gobierno de la provincia, donde acerque una mirada técnica, y la preocupación del Ejecutivo en cuanto a las consecuencias que hoy se están viviendo, y las posibles consecuencias a futuro que puede llegar a estar sufriendo la costa marítima de la ciudad, acerque material, y algunos conceptos a la Comisión para que tengan en cuenta al momento de si tienen que tomar algún tipo de decisión, y ponerme a disposición para seguir sumando trabajo para resolver este tema”.

Respecto de las consecuencias a futuro, dijo que hay “un corrimiento de las líneas costeras, precisamente el gobierno de la provincia a través del informe del geólogo Codignotto, contratado por el gobierno provincial a fin de establecer algunos parámetros y algunos estudios técnicos respecto de donde se encontrarían áridos adecuados para la construcción y además la situación de la costa en estos momentos, por lo cual si uno hace una conjunción de la realidad con ese informe es más que preocupante, dado que en ambiente las acciones tienen un efecto retardado, entonces lo que se hace hoy, quizás el efecto se verá recién en diez o veinte años, pero es irreversible”.

Puntualizó que lo que “viene pasando con la extracción de áridos, las formas en que se viene extrayendo, y la falta de sustentabilidad de la actividad por las razones que sean, la verdad nos hacen tener que generar acciones de mitigación sobre la costa urbana en situaciones de riesgos como las mareas, entonces este es un componente básico y que nos preocupa”.

Por otro lado manifestó que “pusimos en conocimiento de los concejales el retroceso que ha vivido la costa urbana en los últimos catorce o quince años, por ejemplo si hacemos un promedio desde la zona que va desde el área de circunvalación hasta el Cristo aproximadamente, alrededor de cuatro Km., hay lugares que en promedio hay un retroceso de doce o trece metros lineales, con el consecuente deterioro de la costa, pero son metros cuadrados de tierras fiscales provinciales y municipales que son de todos los riograndenses que ya no están”.

Finalmente Castiglione indicó que es un “costo ambiental sumamente importante, también tiene un costo fiscal para todos los ciudadanos, por lo cual hay que trabajar sobre la extracción de áridos, no se puede parar el desarrollo,  no se puede parar la actividad de construcción y mejoramiento de las condiciones de vida de los vecinos, pero lo que si se puede parar es la forma en la que hacemos las cosas, hacer sustentable la actividad, y tratar de que el impacto sea el menor posible, pero para esto tenemos que estar todos sentados, trabajando y pensando en poder solucionar el tema”, concluyó.