Breves
Comienza la temporada alta de la campaña antártica 2018
Comienza la temporada alta de la campaña antártica 2018

Comienza la temporada alta de la campaña antártica 2018

Partirá un avión Hércules a la Antártida con 19 investigadores y técnicos, que se sumarán al lote de más de 30 científicos que llegó la semana pasada. Asimismo, ya arribó el rompehielos Irizar a la base Marambio con un contingente de 14 investigadores.

El director del Instituto Antártico Argentino (IAA) Rodolfo Sánchez comentó que “se está iniciando el momento cumbre de la campaña de verano 2018; en total, se desarrollarán más de 40 proyectos científicos en la Antártida hasta fines de marzo-comienzos de abril”.

“Si bien comienza la temporada alta en estos días, el inicio oficial de la campaña de verano fue el 18 de diciembre, con la partida de dos barcos de la Armada (ARA Canal de Beagle y ARA Estrecho de San Carlos),  en tanto que el 26 de diciembre fue la partida del rompehielos Irizar desde Buenos Aires”, especificó Rodolfo Sánchez a la Agencia CTyS-UNLaM.

Sánchez indicó que personal de diversos institutos de investigación nacionales y universidades participan de los proyectos del IAA (un 60 por ciento de los proyectos del IAA son conjuntos), en tanto que también existe cooperación internacional de distinta magnitud con más de 20 países.

“En 2018, alcanzamos la campaña a la Antártida número 114, que han sido continuas desde 1904, cuando se produjo el establecimiento de la base Orcadas, la más antigua del continente”, afirmó Sánchez. Y valoró: “Sin dudas, Argentina se encuentra en el lote de los países que más investigación desarrollan en la Antártida y es líder en Latinoamérica”.

“Más allá de las campañas de verano, un lote de técnicos permanece durante todo el año en la Antártida con el objetivo de mantener en funcionamiento una serie de laboratorios multidisciplinarios que remiten datos de forma continua al IAA”, contó Rodolfo Sánchez.

El director del Instituto Antártico Argentino comentó que, además, hay un proyecto del IAA que se desarrolla específicamente en invierno: “Ocurre que los pingüinos emperadores crían en invierno, por lo que, hacia el mes de agosto, monitoreamos a la colonia más septentrional de la Antártida (la que está más hacia el norte). Es muy importante monitorear esa colonia, porque queremos analizar cómo responde al contexto de cambio climático”.

Este año, el IAA volverá a un yacimiento geológico ubicado a 113 kilómetros al sudoeste de la Base Marambio, al cual solo se puede acceder en helicóptero. Al respecto, Sánchez aseveró que “hay lugares que son una fuente de producción científica permanente y también es bueno ir abriendo nuevos horizontes, expandirse hacia zonas que no han sido estudiadas y que pueden tener potencial científico importante”.

“Ir a sitios más alejados de las bases, requiere de un mayor desafío logístico y ahí es importante el trabajo conjunto entre el IAA, la Dirección Nacional del Antártico, ambos dependientes de Cancillería, y el ministerio de Defensa, el cual aporta los medios logísticos necesarios a través de las Fuerzas Armadas”, remarcó el director del IAA.

 

Fuente: Agencia CTyS-UNLaM.