Breves
Ya hay tres detenidos e incomunicados por el asesinato del jubilado municipal en Chacra II.
Ya hay tres detenidos e incomunicados por el asesinato del jubilado municipal en Chacra II.

Este jueves

Comienza el juicio por el asesinato de Juan Carlos Lucena

El Tribunal de Juicio en lo Criminal del Distrito Judicial Norte, dará inicio a partir de este jueves 26, a las 9, al debate oral y público, para determinar la responsabilidad penal de Facundo Oscar Mancilla y Eduardo Javier Acosta, quienes están procesados por el homicidio de Juan Carlos Lucena, ocurrido el 20 de enero de 2019, en el patio interno del barrio Textil de Río Grande.

 

A Facundo Oscar Mancilla (22) y Eduardo Javier Acosta (24), se les atribuye haber matado intencionalmente –de forma coordinada y mediante concreta división de tareas-, a Juan Carlos Lucena, en el horario comprendido entre las 18.20 y las 19, en el pasillo derivador de calle Aeroposta Argentina al 400, del barrio Textil de Chacra II.

De acuerdo a la descripción del hecho realizada por la fiscal Verónica Marchisio, la víctima Lucena venía transitando a pie por el pasillo, desde Cambaceres hacía Aeroposta, al tiempo que el imputado Acosta caminaba desde el playón del estacionamiento hacía el pasillo, en dirección opuesta a Lucena y el otro imputado Mancilla caminaba algunos metros atrás, en el mismo sentido que Acosta.

“Tras cruzarse con Lucena, Acosta lo sujetó por la espalda, a la altura del cuello, de forma intempestiva y violenta arrojándolo al suelo, logrando de esa manera colocarlo en un claro estado de indefensión”, detalló la Agente Fiscal, sobre el bloqueo que ejercieron sobre la víctima.

En ese ínterin, -continuó- “mientras Acosta lo sujetaba, Mancilla se acercó y le asestó múltiples puñaladas con un arma blanca, provocándole heridas cortantes y penetrantes en el cuerpo de Lucena, lo que derivó en su muerte”.

Según sostuvo la fiscal Marchisio, todo fue realizado con la finalidad de “apoderarse ilegítimamente de elementos que Lucena llevaba en su poder”, como asimismo “asegurar los resultados de dicho accionar, preservar los beneficios obtenidos y procurar la impunidad de ambos, apoderándose de una billetera que contenía documentación personal”, que más tarde fue hallada en una mochilla dentro del contenedor ubicado frente a la vivienda de Mancilla.

Acosta y Mancilla huyeron corriendo del lugar en dirección a Cambaceres, y “dejando a la víctima abandonada a su suerte y gravemente herida”, acentuó Marchisio.

Las conductas atribuidas a Acosta y Mancilla encuentran adecuación típica en el delito de homicidio doblemente agravado por alevosía y criminis cause (se agrava el homicidio cuando se comete para servir a la ejecución de otro delito), en virtud de lo cual deberán responder en calidad de coautores, ya que “obraron bajo un plan criminal común distribuyendo funciones indispensables para concretar el resultado buscado”, especificó. Está previsto que declaren 27 testigos.