Breves
El comercio “deberá comprometerse a mantener la dotación de personal. El punto es que se mantengan los puestos laborales”, subrayó el secretario de Finanzas del Municipio de Río Grande, Oscar Bahamonde.
El comercio “deberá comprometerse a mantener la dotación de personal. El punto es que se mantengan los puestos laborales”, subrayó el secretario de Finanzas del Municipio de Río Grande, Oscar Bahamonde.

Comercios deberán mantener la dotación de personal

El secretario de Finanzas del Municipio de Río Grande, Oscar Bahamonde, condicionó el beneficio de descuento impositivo al compromiso de los comerciantes de sostener la planta empleada. Espera un pronto tratamiento del Concejo Deliberante, y la rebaja del 50 por ciento alcanzará el impuesto inmobiliario, la tasa de publicidad y propaganda, de seguridad e higiene y el derecho de habilitación comercial.

El secretario de Finanzas del Municipio de Río Grande, Oscar Bahamonde, dio detalles de los alcances de la rebaja impositiva presentada al Concejo Deliberante, esperando que tenga un pronto tratamiento, por la cual podrán pagar la mitad del importe de impuestos y tasas los comercios que facturen hasta un millón y medio de pesos y cuyo personal no supere los siete trabajadores, que deberán sostener.

Por FM Del Pueblo, destacó que “queremos llegar a los pequeños comerciantes”, por lo cual se toma en cuenta “la facturación mensual y dotación de empleados”.

A cambio, el comercio “deberá comprometerse a mantener la dotación de personal. El punto es que se mantengan los puestos laborales”, subrayó.

Indicó que “constantemente una de las quejas son los altos impuestos. El municipio prevé ayudar con los impuestos que cobra”, mediante esta propuesta al Concejo, y apela a que se pongan en sintonía los demás niveles del estado, “para pasar este momento complicado en lo laboral, porque Tierra del Fuego se ha visto muy perjudicada con la pérdida de puestos laborales”, señaló.

Serán beneficiados “aquellos que no superen el millón y medio de facturación y que no superen los siete empleados, por eso hablamos de pequeños comercios e industrias. No se busca beneficiar a las grandes empresas. Lo hemos tratado con la Cámara de Comercio, tuvimos charlas con su presidente, también con el señor Rivarola, que representa a los empleados de comercio. Ellos vieron con buenos ojos este proyecto y que esto sea una ayuda para mantener el empleo en la ciudad”, dijo.

La reducción del 50 por ciento se aplicará “al impuesto inmobiliario, la tasa de publicidad y propaganda, la tasa de seguridad e higiene y derecho de habilitación comercial”, precisó.

“Tenemos alrededor de mil quinientos comercios que pagan publicidad y propaganda o seguridad e higiene, y habrá que ver de ese total cuáles cumplen con los requisitos de personal y facturación. Nosotros no cobramos impuestos relacionados con la facturación y no tenemos los datos de los empleados, por lo que no tenemos el número concreto al que podemos llegar”, aclaró el Secretario, razón por la cual los comerciantes que quieran recibir el beneficio deberán presentar la documentación pertinente.

Apuntó a la presión fiscal de la provincia, que podría bajar de la misma manera que lo está haciendo el Municipio. “De parte de la provincia se cobra el impuesto a los Ingresos Brutos, el adicional de Ingresos Brutos, y la carga más importante es la salarial. Quizás la provincia pueda colaborar con los pequeños comercios que tengan el régimen general y por ejemplo no aplicar el adicional de Ingresos Brutos. Cada uno verá cómo puede colaborar, también a nivel nacional, porque la Cámara de Comercio plantea un alto costo laboral que va en contra de la generación de empleo. A nivel nacional se podría mejorar esa situación y pensar en algún monotributo laboral, y hasta simplificar la forma de pago y los montos que abonan los comercios para tener sus empleados en blanco. Cada uno de los niveles puede colaborar para esta política de mejorar la carga tributaria de los comercios”, propuso.

Cuando se sancione la ordenanza, “será de aplicación en la ciudad a través de la Dirección de Rentas. Vamos a requerir de la presentación de los comercios, porque los requisitos son de facturación y cantidad de empleados, y no es información que tenga el municipio en forma mensual. Cuando esto sea aprobado, vamos a pedir una inscripción y que se cumpla el requisito de que no haya baja de personal”, concluyó.