Breves
Comerciantes fueguinos enojados por la falta de control en el ingreso de mercadería de Chile.
Comerciantes fueguinos enojados por la falta de control en el ingreso de mercadería de Chile.

Comerciantes fueguinos reclamaron más controles a la Aduana

Este fin de semana largo casi cinco mil fueguinos salieron de la Isla, la mayoría a comprar productos en Punta Arenas, lo que provocó la airada respuesta mediática de los comerciantes de Ushuaia y Río Grande.

La Cámara de Comercio de Ushuaia remitió por escrito un reclamo a la Administración de Aduana, ante el ingreso de camiones cargados de mercadería de la zona franca de Punta Arenas. Se trata de “un delivery internacional clandestino”, dijo Daniel Iriondo, y aseguró que la mayoría de los comercios chilenos ofrecen como opción la entrega de compras en Argentina. Lamentó que la respuesta del órgano de control fue que “no pueden investigar” estos hechos. Mientras paran a los autos privados en la frontera, “por el carril de al lado pasa un camión completo”, cuestionó.

En tanto el vicepresidente de la Cámara de Comercio de Río Grande, José Luis Iglesias, expuso que existe “una organización delictiva” dedicada al contrabando de productos provenientes de la zona franca de Punta Arenas, que se entregan en Tierra del Fuego y Santa Cruz. Planteó la existencia de “partícipes necesarios” y consideró que no sólo la Aduana debería intervenir, sino el resto de las autoridades. Respaldó a la Cámara de Comercio de Ushuaia, que realizó la denuncia pública y la presentación ante las autoridades aduaneras de la capital fueguina.

“La nota enviada a la Aduana reclama acciones concretas y recaudos ante el ingreso de camiones y camionetas, porque se traen televisores, muebles, artículos de construcción, que sacan de una zona franca de Chile y lo ingresan a Argentina”, dijo el empresario y, dado que también se ha detectado el delivery a Santa Cruz desde Chile, Iglesias reforzó la idea de que se trata de “una organización”.

Además sostuvo que la situación es peor que en la triple frontera, porque la mercadería que ingresa, por ejemplo a Misiones, no proviene de una zona franca. “En este caso se trata de una zona franca que tiene una legislación impositiva distinta de la ciudad de Punta Arenas, y desde esa zona franca se cargan vehículos hacia la ciudad de Río Grande. Evidentemente los costos son otros porque hay otra reglamentación y la Aduana tendría que encauzar esto. Si no se declara y se ingresa subrepticiamente, es mercadería de contrabando”, sentenció.

Agregó que “además de la Aduana, todos los funcionarios públicos están obligados a denunciar este tipo de situaciones, aun sabiéndolo en forma indirecta. No puede ser norma que todos lo hagan”, cuestionó, justificando la “indignación de la Cámara de Comercio de Ushuaia, porque abiertamente se ofrece la entrega en la provincia. Esto está tomando un cariz que hace insoportable ver la liviandad con que se ejercen los controles”, fustigó.

 

“Delivery internacional”

 

Por FM Del Sur, Iriondo mencionó que “la Cámara de Comercio envió una nota al administrador de la Aduana local, manifestando la preocupación por la entrega de mercadería proveniente de la zona franca de Punta Arenas, tanto a Tierra del Fuego como a Santa Cruz. Esto es fácil de comprobar, es un delivery internacional aparentemente clandestino, que ofrecen los comercios instalados en la zona franca chilena”, afirmó.

“Me ha pasado a mí mismo, como a muchas personas que concurren a Punta a Arenas a hacer compras, que he preguntado a los vendedores si se puede entregar el producto en Argentina y el vendedor con total libertad dice que no hay ningún problema, y da el precio del flete. Ofrecen entregarlo en Río Grande o Ushuaia, incluso han dicho que, si no tiene apuro el comprador, en determinada fecha va un camión exclusivo con destino a Río Grande o donde fuere. Es decir que hasta se pueden optimizar costos de flete si uno no tiene apuro”, manifestó.

A la oferta abierta en Chile de una entrega en Argentina, que implica contrabando de los bienes adquiridos, se suman los comentarios en la provincia, que dan cuenta de que “se puede convenir la entrega en Río Grande en el monumento a la trucha, o eventualmente en un domicilio”, dijo el empresario.

“No hablamos de pequeños elementos, sino de televisores de varias decenas de pulgadas, de muebles, materiales de construcción”, remarcó, explicando que esta competencia desleal derivó en el planteo a la Aduana, “porque somos un territorio argentino, tributamos impuestos, damos trabajo, y vemos que mercadería similar ingresa ilegalmente”.

“Yo he tenido experiencias en varios locales de varios rubros y ofrecen la entrega sin ningún inconveniente”, reiteró sobre la alternativa que dan los comerciantes de Punta Arenas.

 

El 70% de la gente que ingresó por San Sebastián excedió la franquicia de los 150 dólares

 

El fin de semana largo ingresaron 4730 personas por el paso San Sebastián y salieron 4718, mientras ingresaron 1698 vehículos, y salieron 1587 autos. La empleada de Aduana Silvia Gomis remarcó que la “gente sólo quiere pasar, pero no quiere ser controlada, además de presentar facturas truchas”. Puntualizó que alrededor de un 70% superó los “150 dólares de franquicia”.

Recordó que la franquicia es de “150 dólares por persona, mientras que no sea mercadería repetitiva para fines de lucro, con lo cual incluye ropa, electrónica, entonces cuando te pasas de esos 150 dólares, tenes que pagar el adicional, esto es lo que la gente no entiende”, explicó, al tiempo que sostuvo que “había gente presentaba un tickets, se lo sellaban, y al momento de revisarlo, tenían más cosas que no habían sido declaradas”.

Asimismo puntualizó que del total de las personas que viajó este fin de semana el “70% de la gente excedió la franquicia”.