Breves
Las muestras serán cotejadas con las de las familias que accedieron a brindar sus propias muestras, que fueron unas 95.
Las muestras serán cotejadas con las de las familias que accedieron a brindar sus propias muestras, que fueron unas 95.

Comenzó este lunes la identificación de los soldados caídos en Malvinas

Con una mezcla de emociones, que van de la angustia a la esperanza, familiares de soldados caídos en la guerra de Malvinas aguardan con expectativa las tareas de identificación de 123 tumbas del cementerio de Darwin, desde esta semana a cargo de una misión del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), según lo acordado entre los gobiernos de Argentina y el Reino Unido. Las muestras serán cotejadas con las de las familias que accedieron a brindar sus propias muestras, que fueron unas 95.

Un grupo de especialistas liderados por el Comité Internacional de la Cruz Roja comenzó este lunes el proceso de identificación de los cuerpos de los 123 soldados argentinos caídos en combate y que permanecen, desde 1982, enterrados sin sus nombres bajo cruces blancas en el cementerio de Darwin, en las Islas Malvinas.

Según publicó un matutino porteño, se espera que se puedan extraer hasta tres cuerpos por día, que luego de ser analizados preliminarmente en un pequeño laboratorio instalado en el terreno volverán a enterrarse, pero no en bolsas, sino en féretros.

Las muestras serán cotejadas con las de las familias que accedieron a brindar sus propias muestras, que fueron unas 95. Luego, serán enviadas a Córdoba, donde funciona el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF).

Dos representantes de ese grupo, Mercedes Salado y Luis Fondebrider, trabajarán en las Islas Malvinas durante el próximo mes y luego serán reemplazados por otros profesionales.

También viajaron dos forenses desde el Reino Unido: el grupo, que en total está compuesto por 12 especialistas y está a cargo de Laurent Corbaz, que cuenta con más de 30 años de experiencia en trabajos humanitarios.

No todas las familias estuvieron de acuerdo con lo que se hará con los cuerpos y la Comisión de Familiares de Caídos presentó reparos acerca de cómo se llevó adelante el operativo. Se espera que la misión dure dos meses, aunque las condiciones climáticas pueden entorpecer y hacer más lento el proceso.