Breves
Carlos Romero 2

SUPeTax

Choferes de taxis con baja actividad esperan asistencia

Desde el sindicato que representa a los choferes de taxis aseguran que no se incrementó el trabajo, a pesar de la apertura de distintas actividades y la vuelta del trabajo a las fábricas. Un chofer cobra entre 20 y 25 mil pesos mensuales “en los mejores casos”, aseguró el secretario Adjunto del SUPeTax, Carlos Romero. Esperan que haya algún tipo de asistencia desde el Estado y dicen que la recaudación está “un 40% por debajo” de lo habitual para esta época del año.

 

 

“Estamos con una facturación baja, con respecto al año pasado. Realmente para nosotros fueron muy difíciles los primeros meses de pandemia, porque taxistas y remiseros hicimos la cuarentena como había que hacerla. Pero después tuvimos que salir a la calle a pelearla y nos encontramos con un panorama bastante desolador, porque nosotros vivimos de la gente que circula en las calles y prácticamente no hay casi circulación, inclusive hasta el día de hoy”, relató Carlos Romero, secretario Adjunto del SUPeTax, el sindicato que representa a los choferes de taxis en Río Grande.

Dijo que con los últimos feriados el trabajo “levantó un poco, pero no lo que nosotros esperábamos. Realmente estamos casi en un 40% por debajo de la facturación que deberíamos tener y la situación es bastante complicada”, remarcó Romero. El representante de los peones de taxis aseguró que la vuelta a la actividad industrial “no compensó la baja que tuvimos. Y para enero tenemos un panorama bastante desolador, debido a que muchas fábricas le dan vacaciones al personal de planta permanente”, remarcó.

Romero señaló que entonces ven “con preocupación lo que va a pasar, teniendo en cuenta que todavía bajará más el trabajo, respecto de lo que fue el mes de diciembre”. El secretario Adjunto del SUPeTax, consultado sobre la apertura de distintas actividades y la disminución de las restricciones para circular, dijo que ese panorama “no reactivó mucho” el trabajo para los taxistas.

Reconoció que “creció un poco, en comparación con lo que veníamos trabajando desde marzo, pero tampoco fue tanta la diferencia”, indicó. Manifestando que dicha situación puede estar relacionada “con la suba de los precios en general, porque la gente cuida mucho más la plata y la reserva para comer. Pero a nosotros tampoco nos dejan respirar los aumentos, porque están a la orden del día. Incluso tuvimos un aumento por estos días en el combustible, que también nos complica la recaudación”, alertó.

Recordó que los choferes de taxis viven “del día a día” y comentó que el ingreso promedio de un taxista es de “20 a 25 mil pesos, por mes, en los mejores casos”. Advirtió que “con eso es imposible sostener a una familia y, con la cantidad de horas que nosotros trabajamos y el nivel de recaudación, tenemos que hacer malabares para poder solventar los gastos diarios de una familia tipo”.

Confirmó el representante de los taxistas que muchos de ellos “se han dedicado a hacer otra cosa, para conseguir un ingreso extra, o sus esposas tuvieron que salir a trabajar. En algunos casos como empleadas domésticas o con distintas actividades, como la venta de pan casero o diferentes cosas. Porque la verdad es que con la recaudación del taxi, como choferes, estamos muy lejos de la canasta básica”, insistió.

Finalmente, Carlos Romero dijo que esperan que “para marzo o abril, cuando se retomen las actividades y que supuestamente salga la vacuna de Covid – 19, el panorama cambie algo. Pero mientras tanto, el panorama no es para nada alentador”, sentenció. Por último dijo que esperan recibir alguna asistencia estatal, ya sea de la Nación, Provincia o Municipio, “por lo menos para los choferes”, concluyó.