Breves
Cerró el II Congreso Mundial de diálogo intercultural e interreligioso
Cerró el II Congreso Mundial de diálogo intercultural e interreligioso

Cerró el II Congreso Mundial de diálogo intercultural e interreligioso

Con una agenda de expositores y tópicos de diverso anclaje e interés, cerró hoy el II Congreso Mundial de diálogo intercultural e interreligioso – Una senda hacia la paz. 11 mesas donde diversos disertantes abordaron la religión; la búsqueda de la paz; terrorismo; historia; medioambiente y MERCOSUR y Justicia, entre otros tópicos. Bertone refirió a su profunda fe y su creencia. “Mi Vicegobernador Juan Carlos Arcando –dijo- también es muy creyente y eso hace posible que podamos encarar una mesa como esta”, dijo la mandataria al cierre del encuentro.

El presidente del Parlamento fueguino, vicegobernador Juan Carlos Arcando, moderó la mesa referida al MERCOSUR y su papel en el nuevo orden mundial. Mesa, que compartió con el expresidente de la Nación, Dr. Eduardo Duhalde y diversos referentes religiosos. Al tema se sumó, mediante video streaming, el expresidente de Uruguay, Dr. Luis Alberto Lacalle. Durante la disertación, centrada en la génesis de la conformación e integración física de los países de la región, Duhalde detalló “la misión de unir los 12 países sudamericanos”, dijo.

La última mesa del II Congreso Mundial, fue moderada por la Dra. Rosana Bertone, gobernadora de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur. De la mesa, participaron monseñor José María Arancedo; monseñor Tarasios; el rabino Abraham Skorka y el Dr. Sumer Noufouri.

Entre las diversas consultas que realizó la Gobernadora, se destacaron la necesidad de la paz en variados escenarios como la necesidad y la inequidad. Cada uno de los referentes apostólicos y religiosos, dieron su particular visión sobre la consulta de la Dra. Rosana Bertone. También, sobre cómo la religión puede contribuir a la paz y como los Estados pueden contribuir a esa senda.

En otro orden, la primera mandataria refirió a su profunda fe y su creencia. “Mi Vicegobernador –dijo- también es muy creyente y eso hace posible que podamos encarar una mesa como esta”, dijo al cierre del encuentro.

Entre la ronda de consultas, el expresidente Eduardo Duhalde, refirió al nombre de Pueblo de la Paz –municipio de Lomas de Zamora- y recordó a monseñor Arancedo sobre la elección a ese nombre.

“En el momento en que comprendamos que el amor; el goce de la familia y el ambiente no se pueden comprar ni negociar, va a ser el momento donde podremos progresar”, fue el mensaje de Melina Cárdenas del colegio EPEIM de Río Grande.

Como reflexión, la Gobernadora señaló que “es un orgullo para nosotros, conjuntamente con el Vicegobernador, haber sido anfitriones del II Congreso Mundial. Estoy convencida que solo mediante la palabra y el encuentro fraterno entre todos, podremos avanzar como sociedad”. Expresó además las condolencias de las víctimas de Nueva York, “mi respeto y solidaridad” dijo en el cierre.

“Una senda hacia la paz, no significa ausencia de problemas”, dijo. La paz significa tranquilidad en el orden. Es en ese sentido, que hay que caminar a la realización de la misma. “Nuestra Provincia ha transitado muchos años con conflictividad social. El mayor índice de la Patagonia” y recordó que “de apoco hemos logrado el diálogo y el desarrollo de un proyecto que nos contiene a todos”, sostuvo.

También refirió a las propuestas ministeriales de orden nacional “que afectan nuestra economía y nuestros puestos de trabajo”, sin embargo, refirió a que “no hay paz sin trabajo. Al mismo tiempo, toda defensa del trabajo debe ser en paz”. Y continuó en que la convocatoria de todos los sectores es en paz. “Las familias fueguinas necesitan estabilidad, paz y trabajo, como todas las familias del mundo entero”.

Al finalizar, dijo que “nunca las convicciones nos tienen que anular la mirada o la escucha. No se defienden las propias negando las ajenas. Deben ser guías, pero nunca herramientas de imposición”. Pidió liberarse de todos fundamentalismos ya que es “contrario a lo fundamental”, cerró.

 

Bertone: “No hay paz sin trabajo”

 

La gobernadora Rosana Bertone participó este jueves del cierre del II Congreso Mundial de Diálogo Intercultural e Interreligioso “Una Senda Hacia la Paz”, en el Hotel Arakur de la ciudad de Ushuaia. Durante su exposición, Bertone valoró la paz social y consideró que “ha sido un gran logro que es base y condición de todas nuestras políticas públicas”.

También se refirió a la situación planteada con los anuncios realizados por el ministro de Hacienda de Nación Nicolás Dujovne: “estamos transitando horas difíciles en nuestra Provincia a partir de una propuesta del Gobierno nacional de nuestro país que afecta nuestra economía y nuestros puestos de trabajo. Quiero expresar entonces en este momento tan especial que atravesamos una convicción profunda que tengo y que guía toda mi vida privada y mi vida política, y es que no hay paz sin trabajo”.

La mandataria llamó a defender el trabajo y la industria “con firmeza, pero en paz”.

En otro tramo de su discurso, la mandataria criticó el fundamentalismo y anotó que “no se defienden las convicciones propias negando las ajenas”.

“Todos los seres humanos somos distintos y la diversidad enriquece al mundo, porque ante todo somos seres humanos y este es nuestro común patrimonio: lo humano. Y esta humanidad nos fue dada como un don que debemos desarrollar y cuidar: nunca ofender ni destruir”, precisó Bertone.

También destacó que la fe es importante más allá de la religión que profese cada uno, porque “todos necesitamos creer en el otro, hacer el bien, sentirnos parte de algo más importante, darle a nuestras vidas un sentido trascendental, construir, dejar huellas y amar a los que nos rodean”.

Por último, dio un mensaje para los jóvenes, llamándolos a “cruzar el umbral de lo políticamente correcto, para jugarse y dar todo de sí” por el otro.

El II Congreso Mundial de Diálogo Intercultural e Interreligioso “Una senda hacia la Paz” se llevó a cabo los días 1 y 2 de noviembre en el Salón Magallanes del Hotel Arakur. Fue un encuentro académico, diplomático, social y político con el objetivo de configurar una agenda de diálogo con eje en la Argentina, donde se abordaron las principales temáticas socialmente problematizadas.