Breves
Celebran crecimiento del turismo antártico en un 44%
Celebran crecimiento del turismo antártico en un 44%

Celebran crecimiento del turismo antártico en un 44%

La industria de cruceros eleva el crecimiento del turismo antártico en un 44%. Entre los desafíos del sector aparece ahora la necesidad de generar nuevos destinos portuarios en el país (se mencionan como posibles Puerto Deseado en Santa Cruz o Puerto Camarones en Chubut) además de incrementar la conectividad aérea para que los visitantes puedan acceder a los cruceros en las diferentes escalas.

Ushuaia.- El interventor de la Administración General de Puertos Gonzalo Mórtola dijo que “los comercios de Ushuaia tienen que empezar a abrir en horario corrido para atender a los turistas que llegan” y advirtió que registran quejas entre los operadores por esta situación. “Tenemos que trabajar juntos porque precisamente lo que hay que darle al turista es una experiencia extraordinaria”, expresó.

Las declaraciones fueron publicadas ayer por medio fueguino (diario El Sureño), dentro de una entrevista en la cual el funcionario anuncia un crecimiento del 44% del turismo antártico, que requerirá de más y mejores servicios para atender a los turistas. En ese contexto, el funcionario de la AGP dijo haber comprobado por sus propios medios las desventajas del horario discontinuo del comercio local.

“A mí mismo me pasó que fui a almorzar y después, al recorrer los comercios queriendo comprar cosas que no se consiguen en Buenos Aires, estaba todo cerrado y eso hay que cambiarlo”, destacó el funcionario.

De acuerdo a las estimaciones de la Asociación Internacional de Operadores Turísticos Antárticos (IAATO por sus siglas en inglés) durante la próxima temporada 2019-2020, llegarán al continente blanco 80.553 visitantes, de los cuales el 90 %  partirán desde el Puerto de Ushuaia para experimentar la Península Antártica en cruceros. Durante la temporada que finalizó en abril de este año más de 50.000 cruceristas visitaron la ciudad del fin del mundo y se espera que aproximadamente 72.000 lo hagan durante la próxima temporada. Esto representa un aumento de pasajeros del 44% en tan sólo una temporada que impactará notablemente en toda la economía local.

“Hay una curva en ascenso que no para. Partimos de un negocio que estaba cayendo, con un descreimiento importante de parte de la industria de los cruceros de todo el mundo hacia nuestro país, nuestra política de cruceros, y nuestros puertos también. Costó mucho, escuchamos a todos, hicimos lo que había que hacer y empezamos a crecer”.

En esta línea, la empresa YPF redujo el valor del combustible en 120 USD/m3 a partir de la temporada 2017 y 2018, posibilitando que los buques que se abastecían en Chile comiencen a hacerlo en nuestro país. Esto generó un incremento del 30% en la venta de combustible a cruceros. En 2018 SENASA modificó la RESO 714/10 permitiendo el reciclaje de la basura de los cruceros, un pedido histórico de la industria.

“Con el Ministerio de Producción y la Aduana logramos la normativa para abastecer a los cruceros, no solo de combustible sino también de frutas, verduras, carne, vino, arroz, materias primas y todas esas cosas que consumen los turistas en estos hoteles flotantes”, informó Mórtola.

El funcionario señaló que “los turistas que viajan en cruceros gastan un promedio de 135 dólares por día” y que para atraer esos recursos, hay que estar a disposición de la demanda. En cuanto al posicionamiento del puerto de Ushuaia respecto de los puertos chilenos de la región, dijo: “Todo depende de lo que hagamos nosotros. Si seguimos haciendo las cosas bien y somos previsibles, vamos a ser el mejor país del mundo. Con lo cual, que Punta Arenas haga lo que quiera, que Puerto Williams haga lo que quiera”, opinó.

En cuanto a la ampliación del muelle, dijo que “se hará, pero en otras condiciones. La obra iniciada el año pasado dejó una enseñanza también. En lugar de los 251 metros que se iban a hacer, se comenzará con una primera etapa de 80 metros con un dolphin, para que puedan amarrar más barcos”. Para ello, la Dirección provincial de Puertos, la AGP y el gobierno provincial, firmaron un convenio en el cual la AGP sólo brindará apoyo técnico y la provincia aportará el dinero.  “La provincia decidió hacerse cargo de la obra, que es lo que debería haber pasado desde un principio”, concluyó el funcionario.