Breves
El senador Julio Catalán Magni dialogó con Radio Universidad 93.5 sobre la discusión que se está dando en el ámbito nacional del ajuste que se vería plasmado en el proyecto de presupuesto 2019. Prevé una falta de consenso de la oposición para avalar estos recortes, que sería utilizada como excusa por el gobierno central para avanzar con la reconducción del presupuesto.
El senador Julio Catalán Magni dialogó con Radio Universidad 93.5 sobre la discusión que se está dando en el ámbito nacional del ajuste que se vería plasmado en el proyecto de presupuesto 2019. Prevé una falta de consenso de la oposición para avalar estos recortes, que sería utilizada como excusa por el gobierno central para avanzar con la reconducción del presupuesto.

Catalán Magni advierte sobre la intención de reconducir el presupuesto

Para el senador justicialista, el gobierno nacional utilizará la falta de consenso como excusa para lograr reconducir el presupuesto en el próximo ejercicio. De avanzar en un ajuste, reclamó que sea “equitativo”, para que no lo soporte solamente el interior del país y en particular la Patagonia. Cuestionó que el desarrollo regional y de la industria nacional, incluida la fueguina, no esté en la agenda de la nación y aseguró que hay alerta y preocupación en la oposición por el rumbo económico. Luego del discurso “demagógico e irresponsable” de la alianza Cambiemos, consideró que se le está “cayendo el velo” al espacio, con denuncias de corrupción como los aportantes truchos y las sospechas sobre sus electos. Ansía para el 2019 un acuerdo de la oposición que apueste a renovar figuras y ofrecer a la sociedad una propuesta creíble. En la provincia, sostuvo que la gobernadora Bertone debe ir por su segundo mandato, como cabeza del proyecto político que triunfó en 2015.

Río Grande.- El senador Julio Catalán Magni dialogó con Radio Universidad 93.5 sobre la discusión que se está dando en el ámbito nacional del ajuste que se vería plasmado en el proyecto de presupuesto 2019. Prevé una falta de consenso de la oposición para avalar estos recortes, que sería utilizada como excusa por el gobierno central para avanzar con la reconducción del presupuesto.

El senador se refirió a la reunión de funcionarios nacionales con diferentes ministros de economía de las provincias luego del acuerdo con el FMI, con un ajuste anunciado de más de 1.100 millones para el caso de Tierra del Fuego. “La vuelta al FMI es un paso atrás enorme después de todo lo que se había logrado con la política económica de nuestro país, la autonomía y la independencia.El viernes recibieron a Lagarde en la quinta de Olivos y empezaron con los anuncios de la instalación del FMI en la Argentina. Nos hacen mucho ruido todas estas cosas porque nos traen muy malos recuerdos, y ahora vamos a empezar a discutir el presupuesto del próximo año anclado en el ajuste, porque es lo que pide el FMI. Esto claramente nos prende una luz amarilla”, dijo.

“Cada provincia va mirando su realidad y nosotros desde el momento en que asumimos la gestión, con Rosana Bertone a la cabeza, hicimos todo el trabajo necesario para poder equilibrar las cuentas, con las herramientas que teníamos. El gobierno nacional realmente con la mirada que tiene hacia la industria, hacia el sostenimiento de nuestra provincia, hacia Malvinas, no ha tenido gestos de acompañamiento a este equilibrio que hemos tratado de tener”, cuestionó.

“Este ajuste nos pone en una situación de alerta y muchísima preocupación. El 15 de septiembre el Ejecutivo debe enviar el presupuesto a la Cámara de Diputados y ojalá que a ese momento se haya llegado a algún consenso y equilibrio de dónde está parada cada provincia y qué realidad hay, para que el debate no termine al final del camino con un reconducido del presupuesto del año anterior, con el argumento de que no se llegó a un consenso. Sería muy triste y por lo menos la mirada del gobierno, desde lo que puedo ver, es generar un reconducido antes que la aprobación de un presupuesto real”, indicó.

“Nación dice que quiere llegar a un acuerdo con las provincias gobernadas por el PJ y nosotros siempre hemos tenido un espíritu claramente constructivo y responsable a la hora de debatir los proyectos en estos dos años y medio de gobierno de Cambiemos. Tenemos una enorme responsabilidad en la provincia, nos ha costado muchísimo lograr la pacificación y empezar a hacer funcionar la provincia con un cierto grado de autonomía, y queremos seguir consolidando ese camino. Sin duda el gobierno tiene una mirada diferente y no ven esa independencia que intentamos generar, no sobre las decisiones macro en las que tiene potestad el gobierno nacional, pero sí sobre cada una de las autonomías de las provincias a la hora de administrar los recursos que le corresponden”, planteó.

“Más allá de que haya que hacer un ajuste, tiene que ser equitativo, no podemos discutir cortar la quita de retenciones a la soja y que la Patagonia se quede sin subsidio de gas. Hay una mirada diferente hacia el interior y la realidad que vive cada provincia. La sensación que me da es que se está generando un clima para que los opositores seamos los malos, los que no damos consenso, y el Ejecutivo al no poder lograrlo inicie la gestión del próximo año con un presupuesto reconducido”, reiteró.

“El gobierno de Cambiemos ha trabajado más con encuestas que con una mirada responsable de gestión y por lo que uno puede percibir van en ese mismo camino.Nosotros estamos trabajando con un diálogo responsable desde la oposición, claramente se ha demostrado una armonía y un trabajo responsable, como pasó con el caso de las tarifas, que se acompañó por unanimidad en ambas Cámaras y el presidente lo vetó. Se logró poner un límite y es lo que hemos tratado en estos dos años, para que no terminemos siendo estigmatizados por la sociedad ni permitamos que el gobierno lleve adelante una política que no sea peronista. Hay una asignatura pendiente de vivir democráticamente los procesos y le hemos dado las herramientas al Ejecutivo para que pueda trabajar los cuatro años que le corresponde de su mandato, porque fue elegido por el pueblo. A la hora de la verdad estamos lejos de eso y, si uno no acompaña, termina siendo un destituyente, como pasó con las tarifas, porque la cadena nacional que hizo el presidente fue para maltratar a la oposición diciendo que era irresponsable, que no entendíamos el momento que se vive y lo que había que hacer. Nosotros lo que estábamos planteando era retrotraer las tarifas a noviembre del año pasado y que se vayan ajustando por la inflación y la negociación paritaria. No había nada extraño relacionado con la política energética, sino poner un freno a los aumentos desmedidos que la sociedad no puede pagar. La acción concreta que tuvo el gobierno está a la vista, porque terminó vetando y estigmatizándonos como que todos éramos destituyentes e irresponsables por acompañar una medida que iba en beneficio de los que menos tienen”, lamentó.

Consultado sobre la quita del subsidio a la Patagonia, que según la gobernadora Bertone por ahora son “trascendidos”, manifestó que “claramente el gobierno nacional no nos tiene en su agenda. En la última visita del jefe de gabinete le planteamos el tema de la industria y dijo que no está dentro de sus prioridades. El gobierno de Cambiemos claramente tiene una mirada diferente a la nuestra respecto del interior del país y sobre todo la Patagonia, aunque el norte también lo vive, porque todavía no tienen gas. En lugar de trabajar para darles el servicio, anuncian que van a exportar gas a Chile”, sostuvo.

“Ojalá la gente evalúe lo que intenta hacer nuestro espacio político desde que asumimos con la gobernadora. No somos gobierno nacional, no tenemos responsabilidad de las decisiones nacionales y tenemos una enorme responsabilidad con nuestros comprovincianos. Nuestra industria está en problemas y no estamos en la agenda. Para el gobierno nacional sostener la Patagonia es un problema”, aseveró.

“Nosotros intentamos modificar la matriz económica, generar trabajo genuino con la industria turística, poder potenciarla, generar productos para exportar con nuestros recursos naturales, como el caso de la madera o el agua. Pero es muy distinta nuestra mirada de la del estado nacional”, insistió, sin el debido acompañamiento que facilite el desarrollo.

 

La corrupción interna

 

Consultado sobre el escándalo generado por los aportes truchos de campaña, que están siendo investigados por la justicia y han puesto a Cambiemos en un escenario de corrupción, dijo que “a medida que va pasando el tiempo se va cayendo el velo de Cambiemos. Nosotros lo decíamos desde que asumieron, cuando hablaban de la lluvia de inversiones, de los brotes verdes, cuando decían que lo peor ya pasó y que no terminar con la inflación era una incapacidad de gestión. Fue un discurso realmente demagógico y muy poco responsable. Realmente asombra el desconocimiento, por lo que están haciendo y diciendo. Comenzaron con la designación de jueces de la Corte Suprema por decreto, y ahora pretenden quitar el subsidio de gas de la Patagonia sin entender el impacto que genera en un lugar como el nuestro. No tienen ninguna sensibilidad ni les interesa lo que pasa. Lo único que les interesa es mejorar sus cuentas personales. La vuelta al FMI es uno de los finales del camino, lo mismo las Lebacs con más del 45% ó 50% de interés, o la devaluación de más del 60% de la moneda. Es una suma de cosas claramente irresponsables, como haber quitado las retenciones al campo, a las mineras. Todas las decisiones que fueron tomando terminan quitándoles el velo. Ahora termina saliendo que Gladys González, que asumió con Bullrich, tiene un largo prontuario, desde los aportes de campaña hasta la malversación de fondos públicos y abuso de autoridad. Son causas importantes que estaban tras el velo de Cambiemos y nadie decía nada. Hay concejales del propio Cambiemos que dicen que no aportaron a la campaña, aunque figuran como aportantes. El presidente dice que van a ordenar el funcionamiento de los fondos de campaña a partir de ahora, pero hay que ir para atrás y ver cómo hicieron cada cosa”, reclamó.

La decepción de la gente frente a los que prometieron un cambio, “le hace un daño enorme a la política, a la credibilidad de las instituciones, de la justicia, del sindicalismo. La sociedad cada vez estigmatiza más toda la función pública porque ellos se han encargado de ponerlo en un lugar de desprestigio enorme, cuando una gran parte de esa responsabilidad es de ellos”, subrayó.

 

Deudas de nación

 

Respecto de la deuda que hizo pública el presidente del IPV, por 280 millones de pesos de obras nacionales que están en marcha y debe solventar la provincia, el senador destacó las medidas que se tomaron al inicio de la gestión y están permitiendo seguir adelante a pesar de estos contratiempos. “Cuando asumimos la gestión fuimos enormemente cuestionados por las decisiones que tomó el Ejecutivo para tratar de equilibrar las cuentas, pero eso nos permite hoy ayudar a sostener las inversiones en obra pública, pagar los sueldos en una sola cuota, los aguinaldos en fecha, y que funcione el Estado. Dentro de las condiciones que hemos tenido, la administración ha sido lo más responsable posible. Esa prevención nos permitió que, pese a las demoras del estado nacional con los fondos de las obras comprometidas con el IPV y otros atrasos que tiene con la provincia, no impacte en el día a día nuestro y podamos sostener la inversión en obra pública y seguir cumpliendo con los compromisos que se asumieron”, dijo.

Frente al pedido de desafuero de una diputada de Chaco de Cambiemos, mostró la misma postura que con el desafuero de Julio De Vido. “Nosotros repudiamos la decisión que se tomó con De Vido porque, para poder avanzar con el desafuero, debe haber una sentencia firme y la justicia debe avanzar como corresponde. Es la misma mirada la tenemos en la Cámara Alta con algunos integrantes que están cuestionados. Detener una persona, quitarle los fueros o apropiarse de sus bienes sin una sentencia firme, no es lo que uno entiende del rol de las instituciones”, expresó.

Expuso el error de haberse adelantado al pronunciamiento de la justicia y citó como ejemplo el caso de Austral Construcciones. “El estado nacional ha hecho enormes movidas mediáticas a la hora de apropiarse de los bienes. Hay barcos que tienen pintadas que dicen ‘apropiados del narcotráfico’, o ‘apropiados de la corrupción’; hay vehículos, máquinas viales, aviones. Con un enorme show mediático se han distribuido en distintos lugares del país, pero la mayoría no tiene sentencia firme. Austral Construcciones hace poco menos de dos meses se presentó en quiebra, y los primeros acreedores son los que plantean la quiebra. Los bienes que ya no están para avalar esa deuda, los va a pagar el estado. Todo se está haciendo demagógicamente y lo termina pagando el estado. Por eso digo que de a poco se va cayendo el velo de Cambiemos. No soy vocero de De Vido ni de López ni de Lázaro Báez, y cada uno se va a defender como corresponde, si han cometido un ilícito también deberán pagar como corresponde, pero primero la justicia debe fallar sobre las demandas que se han planteado”, enfatizó.

 

Elecciones 2019

 

Respecto de los nombres que circulan como presidenciables dentro de las filas opositoras, desde Cristina Fernández de Kirchner, pasando por Urtubey o Sergio Massa, el senador priorizó la agenda del presente. “Estamos a poco más de un año de las elecciones y de saber si Cambiemos renueva o no, pero la preocupación pasa por discutir los temas de agenda hoy, como el caso del aborto, el FMI, el desfinanciamiento, la quita del subsidio de gas. Son temas no de la agenda política solamente sino de la agenda de todos los argentinos”, señaló.

De todos modos, reconoció que “claramente hay que discutir un proyecto y todo el que sienta que puede hacerlo debe participar. Todos tenemos un adversario común que es Mauricio Macri, no somos nosotros nuestros adversarios. Debemos trabajar para generar una propuesta responsable para que la gente la evalúe y la vea como una alternativa válida, entendiendo lo que nos ha pasado en las últimas elecciones a la hora de discutir nombres. La gente nos está pidiendo una renovación y va de la mano de nuevas figuras, de alguna figura emergente que la sociedad evalúe y nos permita ser una opción responsable en 2019. No debe haber derecho de admisión y todos deben poder participar, y capitalizar los errores cometidos en las últimas elecciones que nos llevaron a perder”.

Yendo al terreno provincial, se le preguntó sobre las declaraciones del legislador Ricardo Furlan, que sostuvo que lo único definido en la provincia es la reelección de Walter Vuoto, no así de Rosana Bertone, y marcó su disidencia. “Con Ricardo tengo un enorme respeto y una relación de muchos años, pero son sus expresiones y no sé por qué lo dice. Tal vez es su mirada y considera que tal o cual todavía no se expresó. Nosotros iniciamos en 2015 un proyecto muy responsable en la provincia con la figura de Rosana como gobernadora. Tuvimos un aval enorme de la ciudadanía, en los Ejecutivos, en la Legislatura, en los municipios. A partir de ahí se puso en marcha un proceso de reordenamiento, porque la única ciudad que estaba funcionando era Río Grande. Gustavo Melella había hecho una buena primera gestión y Jorge Martín había dejado una gran intendencia, con un municipio equilibrado, con recursos, funcionando, sin deudas. No es lo que heredó Walter Vuoto de Sciurano, que dejó la ciudad muy complicada. Creo que hoy hemos logrado un equilibrio muy importante de las cuentas públicas que nos permite mirar de manera diferente el futuro, por lo que Rosana debería continuar en la gestión provincial. De ahí para abajo todo está para discutir. Lo que no podemos cambiar es la persona a quien la mayoría decidió que conduzca nuestro espacio político”, remarcó.

“Yo debo ser la persona con más autoridad moral para decirlo porque fui el que más enfrenté a Rosana, previo a que arrancara ese proceso. Luego todos, Gustavo Melella, Claudio Queno, Martín Pérez, me dijeron que Rosana era la mejor candidata que teníamos, y fui la persona que más me verticalicé con esa decisión. Trabajé para que a la provincia le vaya bien en esta línea de construcción y yo no me muevo de se lugar. Creo que tenemos que seguir consolidando esto, y no ser funcionales por mezquindad o egoísmo a dilapidar lo que nos costó tanto construir”, concluyó.

Fuente: Diario Provincia 23.