Breves
“Gracias a la previsibilidad se pudo cambiar la bomba en cuestión de horas, garantizando el servicio de agua en la ciudad”, dijo la secretaria Gabriela Castillo.
“Gracias a la previsibilidad se pudo cambiar la bomba en cuestión de horas, garantizando el servicio de agua en la ciudad”, dijo la secretaria Gabriela Castillo.

Castillo valoró el compromiso y el esfuerzo de Obras Sanitarias

Luego de un arduo operativo por parte del personal de Obras Sanitarias de la Secretaría de Obras y Servicios Públicos, que se extendió hasta la madrugada, se logró reemplazar la bomba de agua que se había roto y comenzó a funcionar la nueva bomba en la Toma para permitir que el sistema se retome. “Gracias a la previsibilidad se pudo cambiar la bomba en cuestión de horas, garantizando el servicio de agua en la ciudad”, dijo la funcionaria municipal.

La secretaria Gabriela Castillo explicó que “ayer cerca de las 20 horas se rompió una de las tres bombas que toman agua del río y la llevan a la planta para su tratamiento. Esto género que durante ochos horas el caudal de agua que ingresa a la planta -y luego se distribuye a la ciudad- disminuyera un tercio de lo normal”.

En este sentido, debido montarse un intenso operativo de reemplazo de dicha bomba. “El problema pudo ser resuelto rápidamente, gracias a que por una cuestión de previsibilidad contábamos con una bomba de repuesto, con colocación de una nueva bomba”.

“Queremos aclarar que la bomba que se cambió tenía un año de uso, no era que estaba con problemas por falta de mantenimiento, era prácticamente nueva y se rompió. Esta bomba fue la que se cambió y se colocó otra bomba que también es nueva”, insistió.

“Este tipo de trabajos lleva su tiempo, porque son bombas de grandes dimensiones, -explicó Castillo- este tipo de trabajos tienen un proyección de 5 o 6 horas de demora, y en este caso por se demoró una dos horas más, sin embargo estuvo dentro del rango de tiempo estimado, y por eso se pudo reestablecer el servicio de agua en la ciudad en cuestión de horas”.

Castillo señaló que “ahora la bomba esta funcionando de manera normal, es posible que en algunos sectores de la ciudad todavía se vea resentido la presión, pero con el paso de las horas se ira normalizando”.

Finalmente, la Secretaria de Obras y Servicios Públicos adelantó que “ahora tendremos que averiguar y ver qué le paso a esta bomba que con solo un año de uso se rompió. Esto no debería suceder, porque este tipo de bombas tienen una expectativa de vida útil de unos 15 años”.

“En otro tiempos, cuando se rompía una bomba, se sacaba, se reparaba y se volvía a colocar, todo este proceso demoraba muchísimo tiempo, hoy gracias a ser previsores, contábamos con una bomba de repuesto, y solo se debió cambiar la bomba, sacar la rota, colocar la nueva y luego y con tiempo enviaremos a arreglar y ver qué pasó con la bomba que se rompió”, cerró.