Breves
Integrantes de la Fuerzas Armadas de Río Grande recibieron capacitación sobre prevención de Violencia Familiar. (Foto Diario Provincia 23).
Integrantes de la Fuerzas Armadas de Río Grande recibieron capacitación sobre prevención de Violencia Familiar. (Foto Diario Provincia 23).

Capacitaron a personal de las Fuerzas Armadas sobre prevención de Violencia Familiar

En los últimos días, en las instalaciones del Batallón de Infantería de Marina de la ciudad de Río Grande, un importante grupo de integrantes de las Fuerzas Armadas, recibió una capacitación en prevención de la Violencia Familiar con perspectiva de Género.

Río Grande.- La charla sobre prevención de la Violencia Intrafamiliar con perspectiva de Género, estuvo a cargo de la Licenciada en Psicología, Berenice Mugetti y el Doctor Juan Vicente. Justamente, se intentó brindar un abordaje de la problemática desde el psicoanálisis y también desde el Derecho, teniendo en cuenta una óptica más bien actual, ya que hoy en día, todas las instituciones están atravesadas además, por la cuestión de género.

Tal como explicó la Licenciada Mugetti en declaraciones a Tarde pero Seguro, “la invitación llegó por parte de la Armada Argentina, ya que ellos tienen un programa de Salud en el que van realizando todos los meses diversas capacitaciones y en esta oportunidad, era específicamente sobre Violencia Familiar, intentaban abordar de qué se trata, los aspectos en cuanto a la prevención y las consecuencias legales de la misma. De esta manera, decidimos abordar esta temática desde la Psicología y desde el Derecho”.

Respecto de la forma en que se distribuyó la labor, la profesional explicó: “Primero nos reunimos con Juan -Vicente-para ver desde qué perspectiva íbamos a abordar este tema que es muy amplio y  elegimos el Psicoanálisis y el Derecho Penal, mirándolo muy desde la actualidad, donde hoy la perspectiva de género atraviesa las distintas instituciones”.

No hay nada natural en el concepto “familia” y tampoco en “violencia”

En su caso particular, Mugetti dijo: “Un poco lo que hice fue pensarlo desde el psicoanálisis, y tomar ambos conceptos por separado, primero familia y luego violencia. Lo que plantea el psicoanálisis es que en ninguno de estos conceptos hay nada de natural. La familia es un constructo social, y un poco dar un marco que más o menos desde hace tres siglos se forma esta pareja conyugal con hijos y cómo se conforma a partir de los cánones de la iglesia católica que de alguna manera pretendía un control de la herencia, la educación y demás, bueno, en estos casos no hay nada de natural, sino un orden social”, detalló.

“Y por otro lado como este estatuto de familia ha cambiado, veíamos casos de la farándula, familias monoparentales, y ensambladas y con ejemplos más cotidianos”.

Por otro lado, se intentó “hablar de la violencia y cortar con este concepto de que el hombre es violento por naturaleza, no es algo innato no es instintivo, también es un constructo social en tanto cuanto somos seres del lenguaje. Lo que se planteaba  era cómo es la constitución subjetiva, como desde el nacimiento se nombra un bebé,  y se le dan ciertas expectativas y deseos y cómo se van generando la constitución de ese sujeto a través del campo simbólico”, refirió la Licenciada.

 

La violencia queda fuera de la palabra

 

“Lo que se plantea en cuanto a la violencia, es que es un acto que queda fuera de la palabra, en el consultorio se escucha mucho la frase, “me saque”, “no se que me pasó”, hay muy poco registro acerca del hecho, y eso lo enlazabamos a lo que tiene que ver con la prevención desde la psicología, entonces dar lugar a la palabra y la escucha, es permitir que el sujeto pueda dar lugar a algo de eso; entonces si pego, por qué pego;  si odio, por qué odio, entonces la idea era que los y las participantes ocupen estos espacios para que, ante el acto violento el mismo pueda solucionarse a través de la palabra”.

Si bien no hubo preguntas por parte de los participantes, si se dieron reacciones de reconocimiento de diferentes situaciones, no solo de violencia, sino vinculadas a otros aspectos de la vida cotidiana, buscando con esta charla, generar preguntas o movilizar algunas cuestiones personalísimas.

 

“Puede existir un hecho de violencia doméstica donde la víctima sea un hombre”

 

Por su parte, el Doctor Juan Manuel Vicente, actual Secretario del Juzgado Federal de Río Grande, explicó cómo fue su exposición y la forma en que se posicionó, para hacer un tanto más llamativa la charla. Asimismo, explicó que fue necesario aclarar a qué se referían cuando hablaban de violencia familiar y violencia de género o violencia hacia las mujeres, específicamente.

“Nos sorprendió el marco, uno debe trabajar algo que sea lo más llevadero posible, y desde el punto de vista legal, cuando hablamos de violencia familiar o de género hay que precisar un poco  lo contextual, lo doméstico, y es posible que víctima de violencia familiar sea tanto una mujer, como un hombre, uno niño o niña o un adulto mayor, entonces, es necesario precisar una violencia en razón del género que tiene que ver con desigualdades sociales, y lo más importante es aclarar y hablar sobre violencia contra la mujer, porque generalmente se habla erróneamente de violencia de género al revés, lo que no existe. Puede existir un hecho de violencia doméstica donde la víctima sea un hombre, adulto mayor o niño o niña, ahora cuando hablamos de violencia hacia la mujer, tiene que ver con estas cuestiones sociales y por cuestiones netamente de género”, detalló el Doctor Vicente.

 

Cuestionar los privilegios por ser varón

 

Asimismo, Vicente relató, “cuando uno  plantea algunas cuestiones que tienen que ver con asumir que hay desigualdad en la sociedad, que es muy difícil cuando uno tiene cierta posición de privilegio y cuando siendo varón tenes privilegio y te los cuestionan. Yo notaba cierta incomodidad cuando planteaba cuestiones, pero eran datos que podían ser chequeados en la ONU, no son cuestiones que uno inventa, pero igualmente tiene que ver con la formación en este caso de la formación militar, que tiene que ver con el valor, con la fuerza y con muchos elementos que tienen  que ver con el género, con ciertas expectativas sociales de lo que tiene que ser un hombre, una mujer, y como hay ciertas actividades sobre todo en las fueras armadas y que están vinculadas al género masculino y bueno hay que pensar que son elementos sociales y culturales, de hecho ellos -los participantes- habrán visto que el ingreso de mujeres a las fuerzas armadas de mujeres, era impensado hace 50 años atrás”.

Por último, el abogado Juan Vicente, brindó su opinión acerca de las causas por las que es necesario poder tener brindar estas charlas en las diferentes Instituciones de la comunidad, “A partir de la sanción  de la Ley Micaela es muy importante que en todas las Instituciones se realicen capacitaciones en género en el Juzgado Federal se está trabajando activamente en este tema, que surge desde la Corte Suprema de Justicia, pero es muy importante que todas las instituciones públicas tengan capacitación en perspectiva de género. De no recibir estas capacitaciones, en cuanto a las fuerzas de seguridad y armadas, estaríamos hablando de instituciones obsoletas”, dijo el letrado, para concluir.

Fuente: Diario Provincia 23.