Breves
CAVAC está construyendo unas casitas portalápices recuerdo de la pandemia para recaudar plata para editar un libro que se distribuirá gratuitamente.
CAVAC está construyendo unas casitas portalápices recuerdo de la pandemia para recaudar plata para editar un libro que se distribuirá gratuitamente.

Campaña Me Quedé en Casa en Ushuaia

Desde Cultura de las Artes Visuales Asociación Civil (CAVAC) impulsan una nueva y novedosa propuesta compromiso social. Se trata de casas decorativas porta lápices realizadas con tacos y tirantes de pallets cuyo fin es recaudar fondos para realizar y entregar el libro “101 Maneras de Llegar a la Luna” de forma gratuita a niños y jóvenes de la provincia.

Ushuaia.- El presidente de la asociación Cultura de las Artes Visuales Asociación Civil (CAVAC), el docente y artista Javier Elissamburu, informó que se encuentran realizando un libro de cuentos, en una de sus historias el lector podrá completarla con su nombre, él de sus amigos y /o familiares y transcurre junto a 101 ilustraciones las cuales podrán – de acuerdo al interés de cada lector- ser pintadas. Además la edición contará con otro cuento el cual también se está traducido al inglés, siempre dejando espacio para escribir y dibujar fomentando la creatividad. Para cerrar la edición los integrantes de la comisión incluirán bajo el nombre “Un texto para que entendamos todos” los 10 principios de la declaración de los derechos del niño de las Naciones Unidas.

“Al día de hoy contamos con recursos de fondos y colaboración de la Municipalidad de Ushuaia para realizar una tirada de 300 ejemplares y sabemos que ese número es reducido si queremos llegar a la mayor cantidad de niños, niñas y adolescentes por ello se nos ocurrió realizar -siguiendo con el reciclado de pallets como hemos hecho con los robots- unas casas decorativas incitando o reforzando la idea de cuidarse”, contó Elissamburu.

Agregó que “pensábamos poner la frase ‘Quédate en casa’, y terminó siendo: ‘Me quedé en casa’ haciendo referencia al largo proceso de confinamiento producto de la pandemia la cual nos marca a todos, marcará la historia siendo además parte en la formación como personas y sociedad de los más chicos, es ahí donde nos propusimos que quede como un recuerdo de las situaciones vividas, pensando en el después”.

Detalló que “se van a realizar solo 101 piezas las cuales serán seriadas. El objetivo de la venta a un mínimo de $350 o más ya que es colaborativo para llegar a una edición de 500 ejemplares. Por cada casa vendida dos chicos más recibirán libros gratuitamente, todas las personas o familias que colaboren serán reconocidos en un señalador el cual se va a entregar junto al libro, ya que nos parece importante destacar la solidaridad de las personas”, culminó diciendo.