Breves
Camión se deslizó sin control sobre la calzada congelada y bajo una intensa nevada, quedó detenido “en tijera” al borde del abismo en uno de los tramos más altos del Paso Garibaldi.
Camión se deslizó sin control sobre la calzada congelada y bajo una intensa nevada, quedó detenido “en tijera” al borde del abismo en uno de los tramos más altos del Paso Garibaldi.

Camionero se salvó de milagro de caer en el Garibaldi

Un camión con la inscripción Transporte Fraser,  que transitaba en horas de la mañana de de este jueves por la Ruta Nacional Nro 3, se deslizó sin control sobre la calzada congelada y bajo una intensa nevada, quedó detenido “en tijera” al borde del abismo en uno de los tramos más altos del Paso Garibaldi.

Ushuaia.- El hecho ocurrió con un camión Scania (de transportes Fraser), que circulaba hacia el sur, manejado por Ricardo Rubén Quiroga, debido a la gran presencia de nieve y principalmente porque la unidad motriz no tenía las obligatorias cadenas en sus cubiertas, se produjo el gran inconveniente para seguir subiendo la ruta que estaba totalmente nevada. Tras producirse la denominada “tijera”, el camión quedó a pocos centímetros de caer, informó el Diario Prensa Libre de Ushuaia.

Un camión con la inscripción Transporte Fraser,  que transitaba en horas de la mañana de ayer por la Ruta Nacional Nro 3, se deslizó sin control sobre la calzada congelada y bajo una intensa nevada, quedó detenido “en tijera” al borde del abismo en uno de los tramos más altos del Paso Garibaldi.

El incidente vial se produjo dos curvas más adelante del cruce de la Ruta 3 con la Ruta J, hacia el norte y se constituyó en un verdadero milagro en el que se salvó de morir el camionero Ricardo Rubén Quiroga, quien logró descender por sus propios medios del habitáculo.

En el lugar otros camioneros auxiliaron al chofer oriundo de Buenos Aires mientras arribaba una comitiva de Defensa Civl y Gendarmería Nacional, cuyos efectivos constataron que una parte del camión marca Scania, chapa patente AA 073 ZY  pendía sobre el precipicio y que las ruedas estaban desprovistas de cadenas.

Dado que el camión obstruía el 50% de la cinta asfáltica, los gendarmes administraron el tránsito de otros camiones, mientras aguardaban la llegada de máquinas de Vialidad Provincial para rescatar al vehículo de la peligrosa situación en la que se detuvo.

 

“Bubú” volvió a nacer

 

Ricardo Rubén Quiroga, el camionero oriundo de Ezeiza, provincia de Buenos Aires, apodado “Bubú”, recordará el 1er día de octubre del 2020, como la fecha en que milagrosamente salió ileso en un siniestro vial en el que existían muchísimas posibilidades de que tuviera un desenlace fatal.

El Scania en el que transportaba un contenedor, se le fue de las manos.  Salió de su carril, cruzó el pavimento cubierto de una capa de hielo y nieve y se encaminó derecho hacia el abismo… Tantas maniobras, volantazos y tal vez la protección de las entidades celestiales que pueblan su cuenta de Facebook, ayudaron a que el camión describiera una “tijera”, y se detuviera con la máquina en dirección opuesta al contenedor, paralelos y casi chapa con chapa. La parte posterior del habitáculo y la anterior de la caja de hierro quedaron en el aire pero todo lo demás, anclado a la tierra, como agarrado con uñas y dientes.  Por eso “Bubú” pudo bajar por sí mismo y llevarse las manos a la cabeza cuando a algunos metros de distancia observó la postal que aparecía ante sus incrédulos ojos. Por suerte todo tuvo un final feliz, salvo las explicaciones que las autoridades de la provincia le pedirán acerca de la inexistencia de cadenas en las ruedas.  Esas mismas ruedas que pudieron haber barrido hacia el precipicio a otro vehículo que se le hubiera cruzado en sentido contrario o que lo podrían haber conducido a la muerte a apenas 5 días de haber festejado su cumpleaños.