Breves
Marilina Henninger brindó un panorama sobre la situación del sector comercial y PyMEs de la ciudad además de anuncia algunas actividades en el marco del Mes de Río Grande. (Imagen de archivo).
Marilina Henninger brindó un panorama sobre la situación del sector comercial y PyMEs de la ciudad además de anuncia algunas actividades en el marco del Mes de Río Grande. (Imagen de archivo).

Cámara de Comercio prepara evento por el Mes de Río Grande

Será para homenajear a la ciudad en el Mes de Río Grande ya que por la pandemia del COVID-19 no se pudo concretar el tradicional ‘Río Grande se Prende’ que la Cámara de Comercio de Río Grande venía llevando desde hace una década con importante acompañamiento oficial e institucional de distintas asociaciones civiles y deportivas.

Río Grande.- En una entrevista al Correo Diario, la vicepresidente de la Cámara de Comercio, Industria y Producción de Río Grande, Marilina Henninger, brindó un panorama sobre la situación del sector comercial y PyMEs de la ciudad además de anuncia algunas actividades en el marco del Mes de Río Grande.

En primer término, Henninger saludó a todos los vecinos en este 99° Aniversario de Río Grande, “ciudad a la que amo y que me recibió hace 26 años”.

En ese sentido, observó que la pandemia del COVID-19 malogró la posibilidad de llevar adelante el Río Grande se Prende, tradicional evento que desde hace una década viene impulsando la Cámara de Comercio para celebrar a la ciudad. “Ese evento emblema de nuestra institución, siempre se celebró desde unos días antes del 11 de julio que es el aniversario de Río Grande y se extendía por unas semanas más y era una forma de celebrar este cumpleaños desde el comercio, la gastronomía, la cultura y lo social; pero este año nos tuvimos que adaptar a la coyuntura, a la situación que está viviendo el comercio. El Río Grande se Prende es un evento que exige mucha preparación previa y la verdad que esos dos meses previos, mayo y junio, es el lapso que nosotros nos tomamos todos los años para hacer la parte de producción de este evento y en este 2020 la situación no estaba como para planteárselo a los comerciantes ni a la comunidad ya que teníamos otras preocupaciones tal vez más urgentes y se nos complicó todo”.

No obstante ello, “vamos a preparar en lo que resta de julio algunas actividades conmemorativas del mes de la ciudad talvez con algunos sorteos, poniendo premios para la gente, eso es lo que estamos analizando y seguramente en los próximos días tomará un poco más de forma y lo socializaremos”, adelantó la Vicepresidente de la CCIyP.

Confió que “desde la Cámara de Comercio estamos orgullosos de haber impulsado el Río Grande se Prende, ya que antes, salvo la cena con los antiguos pobladores y algunos actos protocolares, no había una celebración colectiva que abarcase a distintos ámbitos de la ciudad y este evento, desde sus incipientes inicios, con el acompañamiento de la Municipalidad de Río Grande, instituciones, empresas, entes autárquicos y distintas asociaciones, clubes y entidades deportivas, antiguos pobladores, creo humildemente que hemos puesto en valor el cumpleaños de la ciudad, donde los vecinos participan de distintos eventos culturales, gastronómicos, históricos, deportivos”.

 

Situación de los comercios y las PyMEs

 

Pasando a otro terreno, la entrevistada fue consultada sobre la situación del comercio y la PyMEs de Río Grande en el marco de la pandemia del Coronavirus y de las distintas medidas solicitadas a los poderes del Estado, tanto nacional como provincial, para afrontar la abrupta caída de las ventas que incluso ha llevado al cierre de distintos negocios en Río Grande como en el resto del país.

“A partir de la pandemia y del aislamiento social, vivimos una eclosión de una situación previa de dos años de venir golpeados por la caída de ventas y la baja sensible del consumo interno; en Río Grande veníamos muy golpeados, no sé Ushuaia que tiene otra matriz económica más vinculada al turismo y que venía de una buena temporada que le había dejado un poco de reserva”.

Agregó que “a partir de la flexibilización, de las medidas que se tomaron, los créditos que se dieron y los programas como los ATP, se pudo salir un poco adelante”.

En cuanto al consumo, “hubo un leve repunte, vamos bastante gradualmente, se sintió en el ánimo de la gente con las compras por el Día del Padre donde no teníamos bastante expectativas y resultaron muy bien, la verdad que casi equiparables a las ventas que tuvimos en el 2019. Veníamos con un índice de ventas mucho menor del orden del 50 por ciento de facturación con respecto al 2019 y llegar a una fecha tan especial como es el Día del Padre y equiparar el consumo ya es un aliciente; pero hay que pensar que llegar al 50 por ciento de las ventas del año anterior sin asumir un 50 por ciento de inflación, así que tampoco estamos tirando manteca al techo, pero sí, salvando los costos y pudiendo pagar, con estos últimos consumos, los sueldos después de estar tres meses sin facturar o facturando muy poco como fue en el delivery”.

Sin embargo, “hay muchas deudas en arrastre, muchas obligaciones a hacer frente, así que es todo paulatino, es todo gradual y estamos saliendo de a poco”, concedió Marilina Henninger.

 

Seguir los protocolos ante el COVID-19

 

Si bien la entrevistada observó que la pandemia de Coronavirus y el comercio tradicional –no así el on line- “son incompatibles porque al no poder salir la gente durante la cuarentena no consume y eso afectó enormemente a la economía de Río Grande, sí podemos decir que hoy estamos un poco mejor, pero no hay que bajar la guardia ante una situación epidemiológica controlada y esperamos que siga así a nivel provincial. No hay que relajarnos hay que seguir los protocolos del COE, aunque podemos decir que el panorama que teníamos al inicio de la pandemia, hoy la situación es más benévola”, entendió.

 

Ley de Emergencia y su impacto en el sector económico

 

Se le preguntó a Marilina Henninger si la Ley de Emergencia tuvo algún efecto en la economía de Río Grande, respondió que “nosotros teníamos relevado que las primeras herramientas, los primeros créditos que se habían dado por parte de la banca privada no habían llegado a satisfacer toda la demanda. Solamente un 21 por ciento de los comerciantes habían podido acceder a estos créditos de la banca privada”.

Agregó que “al resto, ni siquiera se lo habían ofrecido, así que era muy grande la demanda que tenían los comerciantes sobre tener un auxilio financiero. Así que tener a disposición esta herramienta (la Ley de Emergencia) era y sigue siendo necesaria. Sabemos que hay un gran porcentaje de comerciantes que han accedido, que se están brindando con bastante agilidad los créditos y que tenemos un gran porcentaje de comerciantes que tenían que acceder a los créditos no bancarizados, porque esta situación de pandemia, no todos podían tener una carpeta que podía ser exigible para un crédito bancario”.

“Era lo que necesitábamos y era lo que pedíamos en relación a esta ley, además de la posibilidad de acceder a una moratoria fiscal junto a la moratoria nacional, son dos herramientas que necesitábamos para poder hacer frente de la mejor manera esas obligaciones y seguir adelante. También, posponer los vencimientos indefectiblemente, ya que no tenemos una facturación plena. Con todas las herramientas que nos han dado, no podemos decir que estamos óptimos, pero sí, que han sido las necesarias”, confió Henninger.