Breves
“A partir de la pandemia, cuesta imaginar que el trabajo, la educación o el comercio,  puedan prescindir de Internet”, dijo Calisaya.
“A partir de la pandemia, cuesta imaginar que el trabajo, la educación o el comercio, puedan prescindir de Internet”, dijo Calisaya.

Calisaya propone el servicio público de Internet a cargo de la Municipalidad de Río Grande

“A partir de la pandemia, cuesta imaginar que el trabajo, la educación o el comercio,  puedan prescindir de Internet”, afirmó el concejal Javier Calisaya, quien impulsa un proyecto para que el Municipio contemple en el plan de acción de Río Grande Activa Sociedad del Estado, con prioridad, la prestación del servicio público de Internet.

Río Grande.- El concejal Javier Calisaya recordó que “en diciembre del año pasado la Municipalidad, creó por Ordenanza, a instancias del actual Intendente Martín Pérez, esta importante herramienta de gestión, la cual tiene múltiples objetos, todos vinculados a servicios públicos y entre los cuales está el de telecomunicaciones por fibra óptica, inalámbrica, coaxil o triple play».

En este sentido indicó el edil que “es entendible que a la Sociedad del Estado no le sea sencillo desarrollar todos sus objetos simultáneamente desde la primera hora, por ello es ahí donde queremos solicitar al Ejecutivo Municipal que priorice en el plan de acción la prestación del servicio público de Internet”.

Asimismo Calisaya señaló que “seguro que durante el segundo semestre de 2019 en que se impulsó la creación de la empresa estatal, se tenía en mente un plan de desarrollo que de ninguna manera podía prever que sobrevendría una pandemia como la declarada por la OMS en marzo de este año, por lo que quizás tal vez era previsible que la Sociedad del Estado empezara por trabajar en el transporte de pasajeros, en la recolección de residuos, o en energía”.

Sin embargo sostuvo que “el Covid-19 trastocó todos los programas, todas las agendas, todos los planes de gestión, al punto de tener que ser rediseñadas en otra clave, imponiendo otras prioridades y entre ellas, indudablemente la conectividad y la Internet”, precisó.

Calisaya explicó que “el confinamiento dispuesto como política de Estado para contener la circulación del virus determinó la necesidad de otras formas de relaciones, contactos o vínculos interpersonales de todo tipo, familiares, amistosos, laborales, profesionales, educativos, culturales, recreativos, etc, lo cual impuso la masificación del uso de dispositivos y plataformas de comunicación fortaleciendo hábitos de los cuales no se volverá atrás”.

En este contexto subrayó que “el trabajo, la educación, el comercio, por citar tres ejemplos de interacción y relacionamiento social masivos y por ende riesgosos para la circulación viral, son impensables de ahora en más sin conectividad e Internet, los cuales ya de antes vienen reconociéndose como derechos humanos respecto de los cuales el Estado debe garantizar el acceso universal”.

“Así también lo reconoció recientemente el Gobierno Nacional, estableciendo que las TIC y las redes son servicios públicos esenciales, mencionando que en los fundamentos del DNU 690/20 se consigna que ‘el derecho de acceso a Internet es, en la actualidad, uno de los derechos digitales que posee toda persona con el propósito de ejercer y gozar del derecho a la libertad de expresión’”.

Por último puntualizó que “ante esta situación que se está viviendo, y se vivirá por un tiempo prolongado, la oportunidad del Municipio es la más propicia para la articulación en el cumplimiento del objeto estatutario de tan importante empresa y así también lo estamos recomendando”, concluyó Calisaya.