Breves
Las autopartes son parte del proyecto de “complementar lo que está ahora. El proyecto que elevamos a la Nación habla de sustitución y hay empresas que no tienen posibilidad de incorporar nuevos productos. Queremos incorporar esas empresas, como KMG de Río Grande, de cámaras fotográficas, que solamente puede producir eso y es un producto que está saliendo de mercado. Esa empresa se vería beneficiada con esta normativa que elevamos a Nación”, indicó Caballero.
Las autopartes son parte del proyecto de “complementar lo que está ahora. El proyecto que elevamos a la Nación habla de sustitución y hay empresas que no tienen posibilidad de incorporar nuevos productos. Queremos incorporar esas empresas, como KMG de Río Grande, de cámaras fotográficas, que solamente puede producir eso y es un producto que está saliendo de mercado. Esa empresa se vería beneficiada con esta normativa que elevamos a Nación”, indicó Caballero.

Diversificación de producción: Caballero remarcó que será “complementaria” de la industria radicada

El ministro de Industria Ramiro Caballero aseguró que la fabricación de nuevos productos que gestiona la provincia no intenta reemplazar los actuales sino ser un complemento. Espera que pronto se apruebe el proyecto de decreto girado el año pasado a Nación.

El ministro Ramiro Caballero dialogó con Radio Provincia sobre la diversificación de producción a la que apunta el gobierno fueguino, y negó que se pretenda “reemplazar los productos de la industria electrónica. Pretendemos complementar los proyectos, utilizar la capacidad instalada, para diversificar la producción con las empresas ya instaladas o para instalarse”, dijo.

“No podemos producir solamente lo que producimos hasta ahora, porque cuando cae la demanda, como sucedió el año pasado y este año, tenemos que ver de qué manera usamos la capacidad instalada que existe, para normalizar la situación del empleo”, argumentó.

Las autopartes son parte del proyecto de “complementar lo que está ahora. El proyecto que elevamos a la Nación habla de sustitución y hay empresas que no tienen posibilidad de incorporar nuevos productos. Queremos incorporar esas empresas, como KMG de Río Grande, de cámaras fotográficas, que solamente puede producir eso y es un producto que está saliendo de mercado. Esa empresa se vería beneficiada con esta normativa que elevamos a Nación”, indicó.

Entre los demás productos en estudio, mencionó la fabricación de medicamentos para el laboratorio de Tierra del Fuego, que “va a empezar a producir a fin de año. Siempre hablamos de productos que no se fabrican en otros puntos de Argentina. De esa manera no ganamos enemigos; al contrario, somos complementarios y no afectamos producciones de otros puntos del país. Esto incluye autopartismo, la parte electrónica vehicular, la conectividad digital en sistema automotriz. Hablamos de ‘Argentina inteligente’ y de productos que se utilizan en la industria deportiva, en las energías renovables tanto eólica como solar, y las partes electrónicas se pueden producir en la provincia. También los equipamientos médicos”, enumeró.

Informó que “hace unos veinte días nos reunimos con la cámara argentina de fabricantes de equipamiento hospitalario y la mayoría de los bienes que traen están elaborados en el exterior. Nuestra provincia podría abastecer esto. En seguridad, se puede avanzar en cámaras de seguridad y tecnología, que se exporta. También en la industrialización de recursos naturales, que requiere adecuaciones normativas. Hay posibilidades de sustituir para las empresas que tienen el decreto 479/95 y vamos más allá con la posibilidad de producir otras cosas y adecuar procesos productivos que quedan obsoletos. Queremos estar a la altura de la innovación tecnológica”, subrayó.

Recordó que “el decreto fue elevado el año pasado y la gobernadora lo anunció en la apertura de sesiones legislativas. Esperamos llegar a buenos resultados, si bien es una normativa nacional y puede salir con algún tipo de corrección”.

Se le preguntó si habrá algún impacto en la provincia por la zona franca en Río Gallegos, ante versiones de que algunas industrias se podrían trasladar a Santa Cruz. “El proyecto de zona franca no habla de radicación de industrias y limita la comercialización dentro de la provincia. Es totalmente distinto al régimen promocional de producción. Si la norma sigue como está hasta ahora, no nos afecta. Ya tiene dos o tres años y no nos ha afectado”, afirmó.

Respecto de la situación del empleo, dijo que “este año estamos comenzando dentro de los niveles esperados. Son 10.100 trabajadores en este momento y es aproximado al cierre de noviembre y diciembre de 2016. Las producciones están por debajo del año pasado, pero en 2016 teníamos mucho sobrestock de insumos. Todavía la demanda no se activa en la Argentina, salvo algo de automotriz, y esperamos que mejore un poco la economía argentina. Eso va a mejorar la producción y el empleo, de lo contrario la situación va a seguir como hasta ahora”.

“Esperamos que el sector de autopartismo vaya creciendo y que esos sectores por lo menos empiecen a comprar más cantidad de bienes”, confió.

La semana que viene habrá una nueva reunión con Aduana para “mejorar las normativas, y es bueno a la hora de mejorar los costos”, apuntó en términos de búsqueda de competitividad.

“Tiene que ir mejorando, se ha trazado todo un camino y no ha sido fácil. Lo importante es seguir trabajando en esa línea y diversificar las producciones de Tierra del Fuego”, concluyó.