Breves
El concejal Tomás Bertotto –Coalición Cívica – Cambiemos- observó que “lo único que sirve es una ley provincial que prohíba la industria salmonera en Tierra del Fuego”.
El concejal Tomás Bertotto –Coalición Cívica – Cambiemos- observó que “lo único que sirve es una ley provincial que prohíba la industria salmonera en Tierra del Fuego”.

Bertotto quiere que la Legislatura prohíba las salmoneras

Para el concejal de Ushuaia Tomás Bertotto el tema de las salmoneras sigue en la agenda política, pese a la pronunciación en contrario de Gobierno provincial, y recordó que la Coalición Cívica presentó un pedido al parlamento “para que se prohíba la industria salmonera en todo el ámbito de Tierra del Fuego, esto es lo único que sirve”, observó el edil, quien justamente también presentó una iniciativa en el seno del Concejo Deliberante.

Ushuaia.- El concejal Tomás Bertotto –Coalición Cívica – Cambiemos- observó que “lo único que sirve es una ley provincial que prohíba la industria salmonera en Tierra del Fuego y es por ello que ya presentamos en diciembre un pedido a la Legislatura para que sancione una ley prohibiéndola, lo demás es anecdótico, solo una expresión de deseos. Decir que hoy la industria salmonera no está en agenda, no significa nada concreto, porque pasado mañana sí puede estarlo”.

Insistió que “lo único que sirve es una ley que se vote en la Legislatura y que prohíba la industria salmonera en toda la superficie de la provincia”.

Aseguró que “es muy grave el tema de las salmoneras, es algo que nosotros no conocíamos y por ello nos pusimos a investigar sobre las consecuencias que ha producido en el medio ambiente en aquellos lugares de se ha instalado esta industria sobre una especie que es exótica”.

También reparó que “una cosa es en Noruega, donde el salmón es autóctono y donde también si se generan escapes no tiene impacto en el ecosistema ya que es originario; pero otra cosa es el canal Beagle y en Chiloé -Chile- donde se ha generado un problema ambiental gravísimo con los escapes de millones de salmones en el medio ambiente que degeneró en una depredación muy evidente en las especies autóctonas”.

El edil numeró que “también se han generado problemas con las trampas rotas en el fondo del mar, asimismo con el alimento que se le tiene que dar a los salmones, que generalmente es una harina que se produce con especies autóctonas, lo que también se produce una depredación y le sumamos a esto, otros impactos negativos como los buques que son utilizados en la industria salmonera”.

Aseguró que en el canal Beagle, “el impacto es más grave porque estamos hablando de un espejo de agua cerrado y si llega a haber escapes, el impacto ambiental será irreversible para las especies autóctonas que tenemos en el lugar y de las cuales viven muchas familias en Ushuaia con la industria gastronómica que utiliza a la centolla como uno de los platos principales conocidos en el mundo. Esta industria materia prima fundamental puede desaparecer de nuestra gastronomía si se consolidan las salmoneras en el canal Beagle”, advirtió.

Recordó que “desde nuestro lugar realizamos distintas acciones para detener esta industria salmonera, además del pedido a la Legislatura para que se prohíba la industria salmonera en todo nuestro suelo fueguino, impulsamos una iniciativa en el Concejo Deliberante para que no se pueda construir en la ciudad de Ushuaia ninguna infraestructura al servicio de esta industria, todo tipo de fabricación, trampas o herramientas. Estamos hablando de estructuras grandes, una trampa de salmones tiene una superficie de 2,3 hectáreas, es equivalente a una cancha de fútbol y entendemos que las mismas serán construidas en la ciudad de Ushuaia y por eso impulsamos esta ordenanza”.

“De este modo, estamos haciéndonos eco del pedido de innumerables asociaciones ambientalistas, tanto de Tierra del Fuego, del país y de distintos lugares del mundo”, añadió.

Bertotto entendió que “la expresión de la Gobernadora de que el tema de las salmoneras no está en la agenda fue una respuesta demagógica ante esta presión social; pero insisto, que el tema sí está en la agenda y la Legislatura debe sancionar una ley materializando con fuerza esta prohibición y es por ello que le pedimos a nuestros legisladores que se pongan a trabajar en ello”.