Breves
incendio

Cuatro detenidos

Autopsia reveló que nena muerta en el incendio había sido abusada

Dos hermanitos, un nene de 5 años y una nena de 3, murieron ayer luego del incendio de la precaria casilla que ocupaban con sus padres; después de practicada la autopsia se determinó que la nena había sido víctima de abuso sexual y están detenidos el padre, el abuelo y un tío de los pequeños. Además del propietario del terreno que ocupaban, quien días atrás los habría amenazado con “quemarles la casa” si no se retiraban del lugar.  

 

 

Las primeras versiones indicaron que la madre de los pequeños, Gabriela Del Valle Zerda (24), cuando se desató el incendio se encontraba estudiando en la Universidad Nacional de Tierra del Fuego; mientras que el padre, Joan Franco Zarate (26), y el abuelo; se habían ido de la vivienda y dejaron a los chicos mirando televisión, para buscar trabajo en un taller cercano y “al regresar se encontraron con la vivienda en llamas”.

 

A la conmoción inicial por el incendio y la muerte de los niños, se sumó luego el dato de que la pequeña  había sido abusada sexualmente, según los datos arrojados por  la autopsia. La autopsia realizada por el perito forense, como parte del protocolo habitual, arrojó que la niña presentaba signos de haber sido abusada sexualmente. Con ese informe, el juez Sergio Dieguez ordenó la detención del padre, el abuelo y un tío de la pequeña.

 

En torno a esta nueva causa, se realizaron una serie de allanamientos el sábado por la noche. Además se ordenaron nuevas pericias para determinar fehacientemente si el incendio fue intencional, después que por los primeros indicios se sospechara de un cortocircuito como el origen del fuego.

 

A los familiares detenidos también se agregó anoche Juan Ricardo Gómez, un hombre de 60 años que habría amenazado a la familia con “quemarles la casa” si no desocupaban el terreno donde estaba la precaria edificación, porque es de su propiedad.

 

Esta detención se produjo en horas de la madrugada de hoy, en la vía pública, por parte de la Brigada de Delitos Complejos de la Policía cuando localizaron a Gómez circulando en su camioneta Toyota Hilux, a la altura de las calles San Martín y Luis Py.

 

Las sospechas sobre esta cuarta persona las aportó la mamá de los niños en su declaración, señalando que se trata de alguien que fue pareja de la abuela de los chicos y les venía reclamando el terreno, amenazándolos el día anterior con quemarles la casilla si no se retiraban.

 

Por ese motivo también se allanó el domicilio de Juan Gómez, en El Cano al 700, donde secuestraron prendas de vestir y otros elementos que serán analizados.