Breves
tejeda

Hasta diciembre

Australtex extiende las suspensiones a sus trabajadores

La empresa Australtex decidió continuar con la suspensión de sus trabajadores hasta fin de año. Los trabajadores permanecerán inactivos dos días por semana. SETIA se negó a firmar el acuerdo. Dicen que es porque “a nuestro modo de ver el ajuste lo están pagando solamente los trabajadores y no nos parece justo”.

 

 

Consultado sobre la extensión de las suspensiones en la empresa Australtex, el secretario General de SETIA, Mariano Tejeda, manifestó que “El planteo de esta empresa en particular no es diferente al que hacen el resto de las empresas. Es parte de la situación en la que nos vemos inmersos todos los argentinos, por responsabilidad del gobierno de Cambiemos y de Macri”.

 

Dijo que se aplican políticas “que están llevando a la industria argentina a una debacle total y a una pérdida de puestos de trabajo que no se van a recuperar, mientras dure este gobierno. En Australtex son suspensiones que estaban pautadas hasta el 31 de octubre y ahora la empresa recrudeció la medida, para seguir suspendiendo dos días por semana hasta las vacaciones en el mes de diciembre”, señaló el dirigente de los empleados textiles.

 

Respecto de los argumentos exhibidos por la empresa para prorrogar las suspensiones, dijo que “desde la fábrica hablan de retracción económica, falta de ventas. Dicen que los depósitos están con mucho stock y no tienen lugar para poner más telas, que hubo una caída importante de clientes, que dejaron de comprar”, puntualizó. Mencionando que la misma situación  se repite “en Textil Río Grande, Teogrande, Cordónsed, Armavir, Badisur; prácticamente son todas las empresas las que están en la misma situación”, aseguró el titular de SETIA.

 

Volviendo sobre la suspensión en Australtex, mencionó que el sindicato resolvió no firmar el acuerdo propuesta en ese sentido “porque consideramos que, si bien entendemos la situación y vamos acompañar porque no tenemos otra salida, a nuestro modo de ver el ajuste lo están pagando solamente los trabajadores y no nos parece justo”. “Por eso planteamos la defensa de los trabajadores, defender los intereses de los trabajadores y rechazamos que se tomen este tipo de medidas”, insistió.

 

Tejeda dijo que saben “que la situación es crítica, no vamos a poner palos en la rueda. Pero no podemos avalar este tipo de medidas que van en detrimento de los intereses de los trabajadores. Esto se enfrenta con unidad y con un contacto permanente con los trabajadores, sabemos que la situación es crítica para todos, sabemos que es difícil para las empresas, pero a nosotros nos corresponde ver la situación muy difícil que vive cada uno de los trabajadores”; remarcó.

 

En ese mismo sentido manifestó que como sector “sabemos que con cada suspensión, con cada medida que se toma de este tipo por parte de las empresas; los compañeros pierden capacidad salarial y pierden poder adquisitivo. Sabemos que se toman estas medidas para tratar de llegar a fin de año, pero una vez que termine 2018 con esta corrida inflacionaria y cambiaria no podemos ni siquiera hacer futurología o hipótesis sobre lo que va a suceder el próximo año”, indicó,

 

El secretario General  recordó que “en tres días un dólar que estaba a 36 pasa 39 y todo eso se traduce en los costos que terminamos pagando los trabajadores. Sabemos que la situación es muy difícil, pero también sabemos que el gobierno no va cambiar la política que está llevando adelante a pesar que están destruyendo la industria nacional”.

 

Luego, al ser consultado como titular de la CGT Regional Río Grande, Mariano Tejeda manifestó sobre lo que sucede con el conjunto del movimiento obrero que “la situación que están viviendo los compañeros metalúrgicos, como los textiles, los del plástico, los del sector de mecánicos con SMATA, los petroleros; son todas situaciones parecidas”.

 

“Creemos que este ataque sistemático, que también a veces –lamentablemente- es acompañado por algunos empresarios a sabiendas que esta situación o que esta coyuntura les va a poder llegar a convenir en algún punto. El ataque sistemático que está provocando el Gobierno nacional -particularmente a Tierra del Fuego- sabemos que es un tubo de ensayo respecto de las políticas que se vienen. Que pasan por bajar el salario y hacer que la vida en Tierra del Fuego se haga cada vez más difícil y que se tengan que tomar decisiones, como lo son las que se han tomado en este último tiempo cuando muchos trabajadores y sus familias lamentablemente han tenido que dejar la provincia, porque no pueden sostener su fuente de trabajo ni la calidad de vida”, concluyó Tejeda.