Breves
ate obra

Río Grande

ATE avanza con la construcción del edificio nuevo

La conducción de ATE Río Grande y el representante de la empresa DLR Construcciones, se refirieron al edificio de cuatro pisos que está construyendo el gremio. Estará destinado fundamentalmente a “la atención primaria en salud”. No parará la obra durante la veda invernal. Hubo un especial agradecimiento para los afiliados y el conjunto de la conducción de la seccional “porque es una obra que se hace con fondos propios”, aseguró el secretario General, Marcelo Córdoba.

El secretario General de ATE Río Grande comenzó agradeciendo “a los compañeros trabajadores por habernos apoyado y habernos bancado en ésta idea que se está llevando a cabo, porque si no fuera por la voluntad de nuestros compañeros -que han sido serios y responsables- no se podría llevar adelante éste proyecto que está llegando a su primera etapa”.

Marcelo Córdoba dijo que la obra sirve para que “el día de mañana los compañeros y las compañeras puedan tener mejor calidad de servicio”, adelantando que las instalaciones estarán destinadas fundamentalmente “al servicio primario de salud”.

Por su parte el ingenieron Hugo Pezzente, representante de la firma DLR Construcciones, manifestó que han “terminado la primera etapa, que es toda la estructura de hormigón armado de la planta baja y los tres pisos superiores. Abarcando una superficie cubierta de más de 800 metros cuadrados”.

Mencionó que “dentro de la estructura de hormigón están incluídas las instalaciones electrícas de cañerías y cajas en loza. Está también materializada la estructura de la sala de máquinas y la escalera de acceso hasta la última planta”. La etapa siguiente es “el cerramiento perimetral, la tercera etapa podría incluir tabiquerías, cielorrasos e instalaciones; y la última etapa serían los revestimientos y la puesta en servicio”, detalló.

Pezzente dijo que durante la etapa de invierno avanzarán con la estructura metálica “las cubiertas y una ampliación que se hizo, porque la obra también incluyó un adicional de un local de 60 metros cuadrados que no estaba previsto”, destacó, mencionando que “eso también va con un cerramiento metálico y una cubierta”.

Los trabajos se extenderán un poco más de lo previsto, porque el proyecto era inicialmente de tres pisos y luego se amplió a cuatro. “La obra original era de 682 metros cuadrados y hemos superado los 800 metros, con un piso superior”, remarcó el ingeniero.

Consultados sobre los plazos de culminación, Marcelo Córdoba expresó que no depende de “la voluntad personal, sino que tiene que ver con los fondos que puedan estar destinados. Esta obra ha sido exclusivamente financiada con el aporte genuino de los trabajadores, no hemos tenido la ayuda de nadie. Ni de ATE nacional, ni de ATE provincial; de ningún organismo en particular, más allá de un convenio técnico que hemos tenido con el IPV, que nos ayudó muchísimo. Le agradecemos a los arquitectos que han trabajado en forma muy profesional y, a nuestro entender, de la mejor manera”, dijo respecto de la labor de los profesionales del Instituto Provincial de la Vivienda.

Córdoba dijo que la obra se hace “pensando a futuro y va a cobijar a las nuevas generaciones de trabajadores y trabajadoras. La hacemos tratando de progresar y para ver como mejoramos la calidad de vida de los compañeros, en ese sentido va la construcción de éste edificio”, insistió.

Asegurando que la decisión de destinarlo, fundamentalmente, a la prestación de servicios de salud, tiene relación con que “la salud pública es un gran déficit que tiene el estado provincial y se refleja todos los días. Como provincia tenemos ese déficit y no se va a resolver rápidamente, por eso el objetivo es poner el edificio al servicio de la salud primaria de nuestros compañeros -en principio- y avanzar en las necesidades más profunda que tenga el compañero en materia de salud”, conluyó.